suplemento cultural - hp 708

Download SUPLEMENTO CULTURAL - HP 708

Post on 28-Jul-2016

218 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Palabras de niño, palabras que no tienen doblez

TRANSCRIPT

  • Mis juegos favoritos son la quemada y el chiboche mi comida favorita es tortas de jamon ychuleta de grande quiero ser un militar o un lisensiado o Diputado,

    Jose Manuel Vargas, nio tepehuano

    Por: Redaccin Comunicante Pgs: 4 y 5

    Palabras de nio, palabras que no tienen doblez

    ComunicanteComunicanteComunicanteVIERNES 29 DE ABRIL DE 2016 SUPLEMENTO CULTURAL 75

    Kavafis, pide que tu camino sea largo

    Naci el 29 de abril (1863) y muri el 29 de abril (1933), exactamente a los 70

    aos como si tuviera una cita pactada

    Para Elisa? No. Era para TeresaElisabeth Rckel o Teresa Brunswick? He ah el dilema

    Edicin Comunicante Pg. 7Edicin Comunicante Pg. 6

  • VIERNES 29 DE ABRIL DE 2016

    Diseo / Grupo Editorial HADEC

    2

    Me enorgullezco de ser lo que soy, esto es: un hombre que antes de imponer sacrificios a los dems se los impone a s mismo y que antes de llamar a la disciplina a los dems se somete a esa disciplina. As lo dijo ese hombre que, junto a su mujer, Clara Petacci, fue fusilado, colgado al revs y mutilado el da que el pueblo se cans de su disciplina y sus sacrificios: el dictador italiano Benito Mussolini, ajusticiado sumariamente el 28 de abril de 1945.

    Sabato: el hombre triste que no se quera ir

    (Naci el 29 de abril de 1936).

    Mozart existir hasta que muera la ltima cucaracha, Zubin Mehta.

    Ernesto Sabato era un hombre triste; de tan triste pareca que esa era su naturaleza; ms que su cuerpo, su mirada, sus palabras, ms que todo eso, Sbato era fsicamente triste. Y, sin embargo, siempre que lo recuerdo lo veo pidindole a Jorge Valdano, su paisano exfutbolista, que le diera un puetazo en el estmago: para que compruebe lo fuerte que estoy.Una vez, en el restaurante Casa Lucio de Madrid, donde

    haba querido comer huevos estrellados, cantamos juntos, con Elvira Gonzlez Fraga, una milonga argentina de Reguera, creo: Se me est haciendo la noche/ en la mitad de la tarde/ no quiero volverme sombra/ quiero ser luz y quedarme. Sbato hizo suyos esos versos, pues l, que ya llevaba avanzados los 90, quera quedarse, seguir, estar, terminarse esos huevos estre-llados, seguir viaje a Galicia, a Sevilla, volver a Argentina, vivir, aunque ya su estmago

    no estuviera tan firme como cuando le pidi a Valdano que le golpeara la barriga, si viera lo fuerte que est.En sus diarios espaoles (Espaa en los diarios de mi vejez, Seix Barral), escribi esta entrada: Cuando sien-to que me falta tanto de lo que goc en otras pocas, me queda esto, agarrar un papel o sentarme a mi vieja mquina de escribir, vieja y compaera, y anotar esto, esto quiz sin importancia, pero que me hace sentir reunido con los anni-

    mos y sin embargo, por algn misterio, cercanos lectores que estos papeles tendrn.Quera desaparecer, eso est en sus libros, pero quera que-darse, eso estaba en su mirada herida que ahora se acaba de apagar. Ernesto Sabato, un titn disminuido siempre por la constancia rabiosa de su melancola. (Recuerdo del hombre que se reuna con los annimos, Juan Cruz; El Pas, 30 de abril de 2011, da de la muerte de Sabato. Edicin Comunicante).

    Noms por hablar de algo...La Efemride

    El jazz rompe barreras y crea oportunidades para la comprensin mutua y la tolerancia; es una forma de libertad de expresin; simboliza la unidad y la paz; reduce las tensiones entre los individuos, los grupos y las comunidades; fomenta la igualdad de gnero; estimula el dilogo intercultural y facilita la integracin de jvenes marginados por eso y por ms, especialmente porque es un placer, el 30 de abril es tambin el Da Internacional del Jazz.

  • VIERNES 29 DE ABRIL DE 2016

    3SATN Y SEDA

    Cuando las vacas rumian se acaba el feng shui

    Relajacin.- Accin y efecto de rela-jar o relajarse. Prdida de tensiones que sufre un material que ha estado sometido a una deformacin constante. La Pontificia y Real Academia Espaola.

    Relajacin.- Supuesta accin de relajar o relajarse. Prdida del pelo, el humor y has-ta el semblante que sufren las madres de familia debido a la constante deformacin de comunicacin que existe entre sus hijas adolescentes. El siempre estresado y nunca igualada Vulgo.

    -Qu ests haciendo? -se acerca Yaya, mi hija adolescente. Que qu estaba ha-ciendo? Yo me dispona a tomar unos mo-mentos de relajacin, estaba segura de que si no haca esto antes del fin de semana, no iba a sobrevivir ms tiempo. Por lo tanto acerqu mis velas aromticas que compr en mi viaje a... ya no me acuerdo, y por el olor a naftalina de las mismas pienso que fue hace mucho tiem-po. Coloqu dentro de la gra-badora de Lole, mi otra hija, un disco compacto elegido previa-mente para estos casos; un tape-te, incienso, toallas, agua y fruta fresca (no dudo que despus de empezar mi organismo me pida a gritos comida).

    -Estoy comenzando unos ejercicios de relajacin, como no tengo tiempo para ir al yoga, a tai chi, ejercicios psicoprofilcticos, ni siquiera a clases de tejido a dos agujas, he decidido darme un tiempo para m.

    -Me parece bien mam, te lo mereces. Cunto tiempo crees que estars relajada?

    -El tiempo que sea necesario -respondo.-Me prestas tu carro mientras te relajas?-Por supuesto que no.-Por qu?!, por qu?, por qu? n-

    dale! Un ratito -insiste como lder cedepista en la Plaza de Armas.

    -Mira, mi idea es relajarme, est claro. Pues bien, si te llevas el carro nunca podr relajarme hasta saber que ests sana y salva dentro de tu cama.

    -No es justo, t siempre disfrutas y no-sotros encerradas dice y se aleja hacia su

    computadora mientras escucho a lo lejos un nunca fuiste joven!,

    Estoy comenzando unos ejercicios de relajacin, como no tengo tiempo para ir al yoga

    por qu quieres que no-sotros seamos monjas?, acaso tienes hijas amar-gadas?. Encog los hom-bros y puls la grabadora o reproductora, como la llaman actualmente.

    El zumbido de que algo no estaba bien me alert y me incorpor para manejar mejor el aparato... Play, Record, Mx, Min, CD, y flechas de izquierda a derecha que no me indica-ron nada. Puls todos los botones y nada pas. Descart la idea de otra confrontacin con mi hija y busqu a la segunda, quien sali a encon-trarme porque buscaba su reproductora.

    -Qu ests haciendo con ella mam? -me pregunt un tanto apurada.

    -Voy a relajarme y quiero escuchar msica, puedes ver qu pas?, ya que no funciona -la

    nia se agach, puso el disco compacto en su lugar y, vual! De pronto se escu-charon los acor-des de violines y

    campanas simulando un campo llovido. No qui-se verle la cara de vuelve a tus cassettes y a los tocadiscos y me tir sobre el tapete una vez que las velas estaban encendidas. Realmente estaba cansada, incluso senta vibraciones de mi cuerpo astral, como sensaciones ex-traas a mi alrededor. Abr los ojos lentamente para cerciorarme de que todava estaba en el mundo real y... me encuentro ante un par de ojos que me miran fija-mente.

    -Mam, puedo jugar con mis soldaditos cerca de las velas? Voy a formar un campamen-to y lasvoy a poner de fogata dice el nio y me seala unos 15 miembros del honorable ejr-cito flotando en el agua que tengo para mojar las toallas.

    Explicar nuevamente me daba diarrea men-tal, simplemente abr la boca lo ms que pude y emit un solo sonido con todas mis fuerzas: Fuera!!!. Dio resultado. No vi seales de ni-

    os a mi alrededor, ni siquiera de grillos, por lo que iba a estar, ahora s!, completa-mente sola. Volv a poner la msica, moj la toalla una vez que saqu a la Marina Ar-mada de Mxico de mi plato y me la puse sobre mi frente.

    Los sonidos de hojas secas que mueve el viento realmente eran muy relajantes, po-da transportarme a un bosque con fieras y con el Sol cayendo y el viento en la cara; poda escuchar el trinar de los pjaros, unas vacas rumiando... Vacas rumiando? En pleno bosque de conferas?

    Abr los ojos alarmada por lo alocado de mi imaginacin y... tal como lo supuse, ah estaba la vaca rumiando: uno de los nios absoluta y completamente feliz comindose una manzana.

    -Hola, qu ests haciendo? T no dejas que coma en la tele, por qu entonces hay comida en la sala? Podemos comer aqu? Ahorita traigo mi cereal.

    No saba si enojarme y arrancarme el pelo o ponerme a llorar de impoten-cia. Recog en silen-cio todo el ritual que haba montado para mi sesin de relax. Me dirig a la cocina,

    prepar unas palomitas de microondas y me fui a sentar junto a mi hija que estaba viendo un programa.

    -Qu ests viendo? -le pregunt mien-tras sostena el platn con las palomitas.

    -El exorcista... el comienzo -dice con parsimonia. Excelente!, pens, no hay nada mejor para relajarse que una sesin de pe-los parados, gritos ahogados y pul-saciones en la garganta. Quin ne-cesita del feng shui para meditar.

    El zumbido de que algo no estaba bien me alert

    y me incorpor para manejar mejor el aparato

    Los sonidos de hojas secas que mueve el

    viento realmente eran muy relajantes

    Nadia Bracho

  • 4VIERNES 29 DE ABRIL DE 2016

    Palabras de nio, palabras que no tienen doblezPor Redaccin Comunicante

    Mis juegos favoritos son la quemada y el chiboche mi comida favorita es tortas de jamon y chuleta de grande quiero ser un militar o un lisensiado o Diputado, Jose Manuel Vargas, nio tepehuano

    De mi Papa ni les cuento porque ni lo conozco

    Dejemos de ser sociedades y poblaciones invisibles, vamos a vernos, admirarnos, querernos y escuchar-nos en esta gran fiesta que es de todos, esta gran fiesta que da con da nos traen todas y todos los nios de cada rincn y cada cielo abierto. Jess Alvarado.

    Una manera de abrir los cielos es escuchando a los nios. En ellos reside an el sonido del origen, el princi-pio del cual venimos todos aunque, con el tiempo, el camino nos extrava y nos aleja del idioma primero, el ms sim-ple: las palabras sin doblez con las que un da a