suplemento cultural - hp 769

Download SUPLEMENTO CULTURAL - HP 769

Post on 05-Aug-2016

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

"Yo antes de ti" ¿apología de la eutanasia?

TRANSCRIPT

  • Necesitaba que mi hijo tuviera algo hermoso que contemplar. Necesitaba decirle, en silencio, que las cosas cambian,

    crecen o se marchitan, pero que la vida contina

    Por: Juan L. Simental Pgs: 4 y 5

    Yo antes de ti, apologa de la eutanasia?

    ComunicanteComunicanteComunicanteSBADO 09 DE JULIO DE 2016 SUPLEMENTO CULTURAL 85

    Faulkner y las palabras crudas

    Leer, leer, leer todo, clsicos, desconocidos, buenos, malos, ver cmo escriben, leer y absorberlo.

    Luego escriba. Si es bueno lo conserva, si no lo tira por la ventana

    Por ti he vuelto a pintar, a vivir, a soarHay pasin: de qu color quieres que me hagan una enagua para cuando t regreses?

    Jan Martnez Ahrens Pg. 8Edicin Comunicante Pgs. 6

  • Diseo / Grupo Editorial HADEC

    2

    El 9 de julio de 1874 muri Juventino Rosas, autor del vals Sobre las olas. Se dice que lo compuso en una mesa de cocina y escuchando el ruido del agua de una fbrica cercana, en la hoy delegacin Gustavo A. Madero de la Ciudad de Mxico. Rosas vendi los derechos a la casa editorial A. Wagner and Levien, por 18 pesos de la poca. (Wikipedia).

    Marcel Proust: El laberinto de la memoria

    (Naci el 9 de julio de 1935).

    Lo peor que le puede pasar

    a uno es no creer en nada,

    Mercedes Sosa.

    Hay una fotografa de Marcel Proust, su hermano y su madre capaz de producir escalofros. Madame Proust est sentada, mientras que sus hijos, dos jvenes veinteaeros, estn de pie uno a cada lado de ella. Van bien vestidos y en sus ojos hay una mirada que hace pensar en el boulevard y en el saln. Los dos tienen algo de felino y afectado.Cuando comenz a explicar-se en su larga novela, que empez pocos aos despus

    de la muerte de su madre, tuvo la hermosa idea de que ella, al morir, le haba dejado un enorme espacio en blanco que tena que llenar. Deseaba conocer todos los detalles; no quera que se le escatimase nada mientras estaba sentada en su silla en el cielo, con la mirada baja; y l hara cualquier cosa por complacerla.Dedicaba muchsimo esfuerzo a la revisin. Una de sus cos-tumbres, como muestran los manuscritos pertenecientes a

    la Biblioteca Nacional de Fran-cia que estuvieron expuestos en la Biblioteca Morgan de Nueva York a principios de ao, era arrancar pginas y despus pegarlas en otro lugar. Reescriba y tachaba mucho, incluidos los numerosos borra-dores de la pgina inicial de su larga novela.Para Proust, la memoria era un laberinto, cuyo interior, sin embargo, no encerraba espa-cios amables ni un resplandor acogedor. Era obsesiva, abierta a desplazamientos y a cambios,

    con grandes dosis de califica-cin y modificacin. Marcel Proust no estaba preparado para conformarse con lo simple. Su habilidad para transmitir sensualidad al acto mismo de pensar era extraordinaria. Asimismo, disfrutaba drama-tizando los sentimientos con una precisin y una exactitud mximas. Con esta combina-cin compuso su obra maestra. (Colm Tibn, El Pas; 11 de noviembre de 2013. Edicin Comunicante. Proust naci el 10 de julio de 1871).

    Noms por hablar de algo...La Efemride

    8 de julio de 1563, fundacin de Durango. Gutierre Tibn consider la posibilidad de que el significado de Durango sea vega entre alturas o vega extensa, tierra plana y frtil limitada por elevaciones, o muy grande. Puede traducirse tambin como helechal, lugar de helechos, segn aparece en Etimologa de Apellidos Vascos, de Isaac Lpez Mendizbal. Otra versin que aparece en la Enciclopedia de Mxico dice que Durango quiere decir ms all del agua.

  • han gustado los gatos y yo morir engaada ya que me he cansado de regalarle desde peluches de gatos, pasando por el Gato Flix, Kitty, la gatita, y hasta la pelcula de Garfield. Ahora resulta que tiene la peculiar facilidad de tocar la batera y como esos instrumentos de percusin yo solamente los haba visto en las pelculas de Tarzn cuando apareca el len a comerse a los de la aldea, me qued de una pieza cuando expres su aficin y, desde entonces, tengo que traer ritmo de tumba tumba en la casa.

    Por otra parte, el ms pequeo me indic que le gustaba mucho leer cuentos. Me enterneci tal gesto en un escolar de apenas cuarto ao de primaria cuando ahora todos juegan X-Box-, por lo que puse a su disposicin el libro Cuen-tos de hadas que me haba heredado mi abueli-ta. Esa noche so con mi hijo convertido en todo un erudito de la literatura y orgullo de la familia. A la maana siguiente, el or-gullo de la familia haba recortado todas las ilus-traciones del libro, comen-tando que eran demasiadas letras en las hojas y, para no distraerse con ellas, les haba echado tijera a los personajes y haba ju-gado con ellos hasta la madrugada. (La imagen de aquel joven letrado se esfum y, en su lugar,

    SBADO 09 DE JUlIO DE 2016

    3SATN Y SEDA

    La maestra no tiene quien le escriba y ni ganas de que lo hagan

    Querida maestra: Espero que est disfrutando

    de unas vacaciones donde la tran-quilidad y el buen humor imperen desde que Dios amanece hasta que brillen las estrellas.

    Por mi parte, he tenido mucho tiempo para reflexionar acerca de su papel en la vida de mis hijos y quiero aclarar que, adems de en-searles conocimientos nuevos y darles las armas necesarias para salir adelante en la vida, creo que tiene ms incumbencia en mi vida, usted como maestra, que en la de mis hijos, sus alumnos.

    En resumen, no ha extraado todas estas horas de: silencio por favor, nios!? O los constantes: la tarea se me qued en la casa; es que mi hermanito la ensuci en la cena; me do-la el estmago y no traje el trabajo; era para hoy el examen?, entre muchas otras frases que salpican de alegra su quehacer. Claro!, yo s que echa de menos todos esos detalles, pero tambin ha demostrado tener mucha fuerza de voluntad y entereza y no ha dejado que este sentimiento le invada en sus das de descanso. (Lo demostr muy bien cuando mis hijos la vieron en el depar-tamento de verduras y, al ir a buscarla para saludarla, usted se haba escabullido detrs de las naranjas con unos enormes lentes os-curos para pasar desapercibida).

    Pues bien, ya no s qu hacer con ellos! Primero pens en los cursos de verano don-de pueden aprender algo diferente y disfru-tar de una maana, tarde y noche divertidas con sus pasatiempos. Pero me dijeron que los cursos solamente se imparten en la ma-ana, que no existe horario corrido y que no hay horarios nocturnos para los alum-nos, hasta se sintieron insultados cuando les dije que si trabajaban los domingos! Ya no hay la misma entrega y pasin como los maestros de antao.

    Observando que no iba a llegar a ningn lado con las actividades de verano,

    me involucr con ellos y fui testi-go de que a mi hija Lole nunca le

    En resumen, no ha extraado todas estas horas de: silencio por favor, nios!?

    apareci la de un cholo grafite-ro Qu bonita familia!).

    Si me pregunta por la hija ma-yor, le podra decir que s, efecti-vamente vive en esa casa, pero deambula como alma en pena recostada en los sillones, pone msica de corte romntico y can-ta como poseda por los rincones. Habla? No sabra responder a eso, pero cuando suena el celular, la nia se convierte en toda una polglota. Ella no se interes por alguna actividad de verano, pero sugiri que durante las noches podra hacer todas las actividades que durante el da no ha podido (como levantar los ojos cada vez que alguien le habla, por lo me-

    nos).Mi paciencia y la despensa de la casa

    han llegado hasta el lmite y cada noche pienso en usted y la visualizo mirando se-rena el horizonte, tomando una pia cola-da y riendo por sus adentros al evocar a los estimados padres de familia.

    Mis respetos por todo este tiempo que ha estado con mis hijos, le aseguro que nun-ca he renegado y cada da afirmo y confir-mo que no hay dinero mejor invertido, ni con tantos rditos, como el que llevo al pa-gar la colegiatura. S que muchas veces ha pensado en claudicar, pero le aseguro que no tanto como yo en las vacaciones de ve-rano. S que usted es ms fuerte que yo (lo ha demostrado cada lunes que se presenta

    a trabajar baada para empezar sus clases). Yo solamente soy la mam, y las madres tienen la particular debilidad de quejarse todo el da (y yo no soy la excep-cin!), y creo que ese ttulo me lo he ganado con creces.

    Eternamente agra-decida y siempre fiel admiradora de su profesin: una mam de tres hijos.

    Primero pens en los cursos de verano, donde pueden aprender algo diferente

    y disfrutarMi paciencia y la despensa

    de la casa han llegado hasta el lmite, y cada noche

    pienso en usted

    Nadia Bracho

  • 4SBADO 09 DE JUlIO DE 2016

    Yo antes de ti, apologa de la eutanasia?Por Juan L. Simental

    Necesitaba que mi hijo tuviera algo hermoso que contemplar. Necesitaba decirle, en silencio, que las cosas cambian, crecen o se marchitan, pero que la vida contina

    Adoro mi vida, aunque deseara que fuera diferente

    La idea primera es que no haya reclamos ni lamentaciones a causa de una involun-taria posibilidad. Por eso, antes que todo lo dems, una urgente y necesaria advertencia: esto no quiere ser un spoiler, esa deplorable y mala costumbre de anticiparse y contar el final de la historia a quien an no la conoce. Por eso, si Ud. no ha visto Yo antes de ti, tenga la pru-dencia de saltarse hasta donde dice FIN. Sobre aviso, dicen, no hay engao.

    El propsito, sin embargo, no es resear la pelcula derivada de la novela del mismo nom-bre, escrita por Jojo Moyes, sino ir -o al menos intentarlo- al meollo de un debate creciente en torno al dilema que exhibe la historia: la opcin por la muerte voluntaria, el suicidio asistido; es decir, la eutanasia.

    Palabras ms, palabras menos, el relato breve es: Louisa Clark, encantadora joven clasemedie-ra urgida de trabajo (personificada por Emilia Clarke, Game of Thrones), es contratada por los padres de Will Traynor (Sam