suplemento cultural - hp 527

Download SUPLEMENTO CULTURAL - HP 527

Post on 23-Jul-2016

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Para los ignorantos e ignorantas

TRANSCRIPT

  • ComunicanteComunicanteComunicanteVIERNES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015 SUPLEMENTO CULTURAL 47

    Canatln: belleza, manzanas e infierno; las

    historias se repitenTan cerca y tan lejos del paraso,

    como sucede con varios lugares que componen este estado con forma de

    corazn. De corazn infartado las ms de las veces.

    Septiembre del 73, el da que nos falt NerudaEl da 23, en medio de la bruma del viajero que se despide,de los recuerdos de lo que fue y de lo que no, el poeta dijo sus palabras ltimas: los estn matando! Los estn matando!

    Carlos Yescas Alvarado Pgs. 6 y 7 Juan L. Simental Pg. 8

    Los hombres? Los hombres y las mujeres? Las personas? Masculino o femenino.El espaol no admite gnero neutro y provoca as un debate interno y pblico que trae

    a muchos de cabeza

    Por: Redaccin Comunicante Pgs: 4 y 5

    Para los ignorantos e ignorantas

    Para los ignorantos e ignorantas

  • VIERNES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    Editor / Ricardo Bonilla Diseo / Grupo Editorial HADEC

    Noms por hablar de algo

    2

    La Efemride

    El 25 de septiembre es Da de la Prevencin del Embarazo Adolescente. De acuerdo con la OCDE, en Mxico el 31.2 por ciento de las adolescentes de 15 a 19 aos ya ha iniciado su vida sexual y ms de la mitad de ellas (56%) terminan embarazadas.

    Muere lentamente quien evita una pasin, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las es a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos. () Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar, Pablo Neruda. (Muri el 23 de septiembre de 1973).

    Nevermind, la puerta a la desgracia

    (Muri el 23 de septiembre de 1939)

    Dentro del mundo del rock, mucho se habla del fa-moso Club de los 27, es decir, ese ttrico agrupamiento de grandes figuras del gnero que fallecieron a los 27 aos de edad. Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Brian Jones, Alan Wil-son y hasta el bluesero de los aos treinta Robert Johnson forman parte de ese club de tan dudosa re-putacin, uno de cuyos miembros ms relativamente recientes mas no por ello menos conspicuos es Kurt Cobain, lder del grupo Nir-vana y quien se pegara un tiro de escopeta el 5 de abril de 1994.

    Cobain haba sido figura cen-tral dentro del llamado movi-miento grunge que se dio sobre todo en la ciudad de Seattle, Washington (cuna, por cierto, del propio Hendrix), en la cos-ta noroeste de los Estados Uni-dos. Su personalidad al mismo tiempo carismtica e intros-pectiva, agresiva y tmida, afa-ble y huraa, se combinaba de manera peculiar con su enor-me talento musical como gui-tarrista y cantante, pero sobre todo como compositor.El sorpresivo xito del larga du-racin, explosivo, crudo y cua-

    si punk, Bleach (1989) hizo que algunas disqueras grandes los buscaran. Con nuevo ba-terista (un salvaje y talentoso msico llamado Dave Grohl), el tro grab lo que habra de ser su catapulta hacia el infini-to, hacia la fama inmanejable, el dinero ilimitado y lo que re-presentara su trgica desgra-cia: Nevermind (1991).Con temas como () la archi-conocida Smells Like Teen Spirit, el disco se convirti en un clsico inmediato y muy pocos pudieron ver el sudor, la sangre, la pus, la enfermedad

    que supuraba aquella placa que represent giras, porta-das de revistas, apariciones en MTV, mujeres, alcohol y herona. Aparte, claro, de las estratosfricas ganancias para la casa disquera. Kurt Cobain era una superestrella y muy pocos percibieron al hombre endeble, vulnerable, temeroso ante la vida y lo que esta tan de golpe le presentaba y pona a sus pies. (Un hombre llamado Cobain, Hugo Garca Michel; nexos, 4 de abril de 2014. Ne-vermind se present el 24 de septiembre de 1991).

    Fumar es indispensable si no se tiene a nadie

    a quien besar, Sigmund Freud

  • VIERNES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    3SATN Y SEDA

    El tiempo en que los carruajes no tenan bloqueos

    Nadia Bracho

    Gracias a la tecnologa, las relaciones personales son ahora otro cantar

    No hay nada ms desconcertante que ver pasar a una adolescente arrastrando los pies, dirigirse directamente a la cocina, abrir el refri-gerador, sacar una salchicha, morderla directamente (sin aderezos, sin calentar-la, sin quitarle la envoltura), cerrar nue-vamente de un portazo el refrigerador y regresar al estilo emo en depresin y perderse en la lejana de la sala.

    -Y ahora, qu tiene tu herma-na? -pregunto intrigada ante su proceder, pues luego solo suspir y regres a su lugar de partida: el escritorio de la computadora.

    -Es que est en el messenger -contesta la hija mayor, mientras muerde una manzana.

    -Qu tiene qu ver esa actitud si est en el maxinger? No compren-do por -messenger!, me corrige la nia y, para rematar, agrega a su lec-cin de palabras en onda

    -Todava me acuerdo cuando de-lante de mis amigas dijiste que ibas a comprar un disco compacto de Ema-nen y lo correcto era Eminem. To-das nosotras cremos que compraras unos chocolates envueltos en un disco compacto, hasta que empezaste a can-tar la cancin... Mam, qu oso!

    Por supuesto que esa parte de mi vida la borr inmediatamente, as como el episodio cuando me ca en una alberca sin agua, empatando de igual forma cuando una vez del cine sal del brazo de un extrao, creyendo que era mi abuelito.

    -Hija, por favor, vamos al meollo del asunto, qu pasa con tu herma-na? -la interrumpo antes de que me recuerde mi vida de vergenzas.

    -Lo que pasa es que la bloquearon en el messenger -me contest sin ro-deos.- La blo... qu?! Eso duele. Si alguien le toc un pelo a mi hija se las ver conmigo!

    -Clmate mam, nadie ha tocado a tu beb, esto pasa todos los das, solamente hay que esperar que la desbloqueen y como si nada hubiera

    pasado me dice con una dulce sonrisa, escondiendo detrs de

    ella un por qu tengo que lidiar con mi retrgrada mam.-Y qu es bloquear? -la interrogo ms a fondo, expo-

    niendo ante los ojos de mis hijos y al mundo entero mi total y natural ignorancia.

    -Vers, cuando t ests en lnea... -aqu suspendi la letana, al ver mi cara de en lnea? what?.- Si no est de acuerdo con lo que dices, si se enoja, si les has hecho algo mal... simplemente te quita de su canal de amigos y no puedes escribirle ni l te puede ver, entonces se dice que ests bloqueado. Y solamente puede desbloquearte la per-sona cuando quiera verte -mi silencio fue largo, tratando de entender cada una de las palabras que haba escuchado.

    -Mam, imagnate que ests hablando con una persona y de repente no est de acuerdo con lo que dices y te da un portazo en la cara.

    -Un portazo en la cara! Y por lo que veo tengo qu hacer acopio de paciencia y que me vuelvan a abrir la puerta para esperarme a que, cuando se le d la gana, me la vuelva a cerrar en las narices, y otra vez a esperarme a que me abran para esperar el siguiente en la cara... No te parece que esta-mos cayendo en un masoquismo ciberntico?, aparte, con alguien a quien ni siquiera tienes el placer de ver a la cara.

    -Mam, no es para tanto, sucede todos los das -mani-fiesta ella en defensa de la era moderna

    -En mis tiempos -le comento- no era tan comn y co-

    rriente que te dieran portazos cada vez que alguien hablaba contigo y no estaba de acuerdo, bastaba con un fue un placer conocerte, y desaparecerte de su vista para evitar encontrrtelo en un futuro a unos cinco metros a la redonda.

    Y las personas comprendamos de inmediato quines ramos personas gratas y quin no, sin necesitad de fal-tas de respeto.

    -Eso era muy romntico -dice la nia.-Cul romntico! Solamente era

    simple cortesa social, pero creo que con la entrada de internet, el telfono celular y las palomitas de microondas, rematando con otras azules que aparecieron hace poco, se acab totalmente la interaccin

    humana-No exageres, no me digas que en

    tus tiempos se usaba ir a dar la vuel-ta y que te regalaran flores, claro que no!... O s? -se detiene al ver mi actitud de solemne recuerdo de qu tiempos aquellos, cuando un ramito de gardenias o de rosas adornaba mi tocador despus de ir a dar la vuelta los domingos.

    -No manches, mam! Eras de los tiempos de los carruajes? pregunta la nia asustada. (Espero lo haya dicho por lo bien que me he conservado y no por los aos acumulados en mi haber).

    -Por supuesto que no! Pero en Durango se conservaban las viejas costumbres y las tradiciones hasta que lleg la cajita feliz -en eso in-terrumpe la profunda conferencia, y es que la nia del paso emo abre nuevamente el refrigerador, saca otra salchicha y regresa a su retiro ciber-ntico, pero antes de pasar el umbral, dice secamente:

    -Ya bloquee a tres que me cayeron gordos y desbloquee a cinco, y nos pusimos de acuerdo para mandarnos fotografas; fue un momento muy es-pecial, hermoso!

    Mi otra hija y yo nos miramos lenta-mente y, sin decir palabra, proseguimos a mirar el programa de televisin como si nada hubiera pasado.

    Y qu es bloquear?, la interrogo ms a fondo, exponiendo ante los ojos de mis hijos y el mundo entero

    mi total y natural ignorancia

  • 4VIERNES 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015

    En torno al sexismo en el lenguaje

    Carta de una profesora de un instituto pblico, con acertadsima y lapidaria frase final

    Para los ignorantos e ignorantas

    Por Redaccin Comunicante

    Yo no soy vctima de la Ley Nacional de Educacin.Tengo 60 aos y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formacin de los alum-nos por encima de las estadsticas de aprobados y de la propaganda poltica.

    En jardn (as se llamaba entonces lo que hoy es educacin infantil, mire usted) empec a es-tudiar con una cartilla que todava recuerdo per-fectamen