suplemento cultural - hp 775

Download SUPLEMENTO CULTURAL - HP 775

Post on 05-Aug-2016

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

"El arte no tiene absolutos ni verdad"

TRANSCRIPT

  • Benjamn Domnguez, el artfice de los sueos, lleg del desierto cargado con las artesadivinatorias de los gitanos y los colores de doa Carolina

    Por: Juan L. Simental Pgs: 4 y 5

    El arte no tiene absolutos ni verdad

    ComunicanteComunicanteComunicanteSBADO 16 DE JULIO DE 2016 SUPLEMENTO CULTURAL 86

    Kiarostami entre las olasCuando te interesas por el

    sufrimiento de los dems y tratas de expresarlo de manera tal que

    otras personas puedan sentirlo y comprenderlo, eso es poltica

    Neruda, hasta el ms santo peca...A 112 aos de su nacimiento, quiz no debiera hablarse de pecados; pero, tal vez, haya un momento en el que se tenga que hablar

    Juan L. Simental Pg. 8Diego Galn Pg. 7

  • Diseo / Grupo Editorial HADEC

    2

    Afirma el dicho que yerba mala nunca muere. Un da, la cantante cubana Celia Cruz dej su tierra y afirm: volver el da que Fidel Castro muera. Luego se fue al mundo que le abri las puertas e hizo de ella una estrella de la msica, nada ms y nada menos que la Reina de la Salsa. Finalmente, el 16 de julio de 2003 Celia Cruz muri; nunca volvi. El Dictador, con casi 90 aos de vida, sigue ah.

    Matar a Daz Ordaz, misin divina

    (Muri el 14 de julio de 2003).

    De lo bueno no se debe probar mucho;

    que siempre te quede el deseo, Compay Segundo.

    Era 1970, 46 aos atrs, cuando Carlos Castae-da de la Fuente fall en su intento de matar a Gustavo Daz Ordaz para vengar a los jvenes masacrados por el Ejrcito en la Plaza de las Tres Culturas.Con apenas la secundaria abierta concluida, Carlos te-na 29 aos cuando decidi el magnicidio, durante el aniversario de la promulga-cin de la Constitucin el 5 de febrero de 1970.Castaeda de la Fuen-

    te creci con una fuerte formacin catlica, ya que sus padres fueron cristeros, y cuatro aos antes de aten-tar contra Daz Ordaz trat de convertirse en sacerdote, pero fracas por no com-pletar los requisitos de la Compaa de Misioneros de Guadalupe.Con los ahorros de todo un ao compr una pistola 38 marca Luger en 900 pesos; tres eran las consignas: detrs de cada movimiento hay un hombre dispuesto a

    dar la vida para influir en l, sacerdotes que no estn dispuestos a defender a la Iglesia con las armas estn derrumbando sacrlegamente el orden impuesto por Dios y gastados todos los medios, se usan las armas.Ese da, pasadas las 10:45 horas, dispar un solo tiro -la pistola se trab-, pero lo hizo en contra del vehculo del secretario de la Defensa Nacional, Marcelino Garca Barragn. Para Carlos Castae-da, el Ejrcito era el causante

    de tantos catlicos muertos en 1968.Total, fue detenido, tortura-do, confinado 23 aos a un hospital psiquitrico y luego echado a las calles. Lo ltimo que de l se supo fue que viva de la mendicidad en la Ciudad de Mxico. Al final, Daz Or-daz se pudri en vida y se mu-ri l solito el 15 de julio de 1979, de cncer colon y asma. (Joven busc asesinar a Daz Ordaz para vengar ma-tanza del 68, terra.como. Edicin Comunicante).

    Noms por hablar de algo...La Efemride

    Crnica Mexicyotl, palabras del sacerdote Cuauhtlequetzqui: Id y ved un nopal salvaje, y all tranquila veris un guila que est enhiesta. All come, all se peina las plumas, y con eso quedar contento vuestro corazn. () El sitio donde ella come y en donde vuelan los peces, donde las serpientes van haciendo ruedos y silban! Ese ser Mxico Tenochtitlan, y muchas cosas han de suceder!. El 18 de julio de 1325 inici la fundacin de Tenochtitlan.

  • de otro, las blusas del que estaba arriba y puse todo en la lavadora de inmediato con doble por-cin de suavizante de ropa y 27 tapas de cloro. Me falt algo? Claro! Las 324 maldiciones que vociferaba mientras suba y bajaba las escaleras, teniendo a mis hijos totalmente atrincherados en su recmara, esperando que la crisis de los 40 y tantos le pasara a su mam.

    De inmediato fui al centro comercial ms cercano, sin importarme que an tena puestas las pantuflas (cuando hay una situacin de aler-

    ta, nunca he visto que los protagonistas salgan per-fectamente combinados), y en el carrito deposit 17 trampas adherentes para

    ratas, ratones, roedores y una para topo, por si las dudas.

    El silencio de la cajera, al marcar la mercan-ca, me indic que algo estaba pensando y an-tes que expresara su sentir le aclar: s, en efecto. Como se ha de dar cuenta, tengo un monstruo en mi casa, y con esto finiquit mi relacin comercial con ella y sal de inmediato.

    Al entrar a la cocina a preparar mi embosca-da mortal, dej las bolsas en la mesa y que me encuentro cara a cara con la cosa ms espan-tosa del mundo. (Yo creo que ella pens igual, porque corri la misma distancia que yo para alejarse inmediatamente de ah).

    Esa noche, con absolutamente todas las luces de la casa, veladoras y lmparas de mano pren-didas, ped informacin acerca de mi enemigo por Internet, localic a los mejores exterminado-

    SBADO 16 DE JUlIO DE 2016

    3SATN Y SEDA

    No hay trauma superado solo rezagadito

    Trauma.- Med. Traumatis-mo, lesin interna o exter-na producida por la lesin de un agente mecnico, fsico o qumico. Psic. Choque sentimen-tal o emocin que deja, en el in-dividuo que lo ha sufrido, una impresin duradera y difcilmen-te asimilable. La Pontificia y Real Academia Espaola.

    Trauma.- Etapa recurrente de mala vibra, persona que siem-pre trae una nube gris sobre la cabeza y le pasa absolutamente todo (malo, por supuesto); agente externo de dos patas, orejn y de cola larga que se mete a la casa en busca de queso y galletas. El siempre asustando, nunca atendido y jams igualado, El Vulgo.

    S, efectivamente, fue un ratn en mi casa Otra vez!, grit mi ta cuando le inform que la cocina, el comedor, el medio bao y mi recmara estaban clausurados por tiempo indefinido hasta que diera caza al indeseable roedor.

    -Y ahora, cmo paso? -pregunt la pri-ma Ernestina mientras se coma una tostada de pollo, por lo que es-per a que se defendiera de la lechuga y lograra pasar el bocado.

    -No s -fue mi res-puesta llena de pesadumbre, indicando un total abatimiento y rendicin ante mi destino, que era lidiar con los ratones toda mi vida.

    -Dicen que los animales llegan si hay bue-nas ondas vibratorias en un lugar; a lo mejor tu casa es un santuario para ellos -sugiere Er-nestina, quien todava no daba fin a la tostada.

    -Entonces la casa de Drcula es todo un paraso de felicidad? Claro que no! -gri-t angustiada. Un ratn es un ratn y este no va a ser la excepcin. Me estremezco al recordar la noche anterior (luna llena y las cigarras cantando, para ser ms exactos). Entr con la confianza de estar en la seguri-dad de un hogar, abr el cajn de las pijamas y las huellas del innombrable estaban por doquier! Solamente me qued gritar en la quietud de la penumbra: por qu yo, siem-

    pre yo!, y, como poseda por emocio-nes encontradas, saqu todas las pijamas de un cajn, las calcetas

    S, efectivamente, fue un ratn en mi casa Otra vez!

    res e incluso estudi la anatoma de los roedores; saqu fotografas de cada tipo, a tal grado las memo-ric que despus de 15 minutos te-na nuseas y malestares. Ahora s estaba lista! Las especificaciones de sus hbitos indicaban que con regularidad salen de noche a bus-car comida, por lo que, ataviada de negro, baj las escaleras y esper acechando con una escoba en la mano y el corazn en la otra

    Hasta aqu mi relato va bien, a menos que se pregunten: dnde estn los hombres de la casa? Yo tambin me hice esta pregunta,

    pero record que el que tena ms a la mano estaba total y completamente dormido con un mueco de Batman y con pijama de El Hombre Araa. Desist de llamarlo y prose-gu sola mi vigilia.

    Un ruido; despus una especie de araa-zos, me hicieron sentir que nada vala la pena para estar ah sola en la cocina, por lo que sal de espaldas a la puerta sin saber que el enemigo estaba a mis espaldas. Solo alcanc a distinguir una mancha negra que pas por mi lado y solt la escoba con tan mala suerte (para la rata) que cay encima de ella, con lo que aprovech esa debilidad para caerle con toda mi humanidad al grito de: muere cana-lla!, al tiempo que practiqu todos los movi-mientos de tai chi, karate y zumba estaba a mi merced y no iba a tener clemencia.

    Despus de 12 minutos de alaridos, palabras de venganza, estiradas de pelo y

    zapatazos, di fin a mi combate. Mi contrin-cante estaba inerte, in-mvil y tremendamente feo. Me di cuenta de que los traumas no son solo meramente fijaciones

    psicolgicas. Mi trauma exista y constan-temente me recordaba que tena que supe-rarlo.

    Despus de esta reflexin, adquir dos experiencias: una, las ratas no son seres dia-blicos, se pueden liquidar y solamente hay que anteponer la razn a la locura; dos, una rata es siempre una rata y no dejar de gritar por el resto de mi vida cada vez que vea una.

    Un ruido; despus una especie de araazos, me hicieron sentir que nada

    vala la pena estar ah

    Dicen que los animales llegan si hay buenas

    ondas vibratorias

    Nadia Bracho

  • 4SBADO 16 DE JUlIO DE 2016

    El arte no tiene absolutos ni verdadPor Juan L. Simental

    Benjamn Domnguez, el artfice de los sueos, lleg del desierto cargado con las artes adivinatorias de los gitanos y los colores de doa Carolina

    No creo en las vanguardias, esas en las que la anarqua es la norma

    Naci en el 42 del siglo pasado, en el mes tercero, marzo, da 31. Naci en el desierto. En esos tiempos, Ciudad Jimnez, Chihuahua, era solo un pramo seco, casi en el olvido; era un lugar apartado de todo, en el que el hombre an inventaba lo que faltaba al mundo y a la vida. Era la tierra del Sol sediento que aoraba la noche y se regocijaba con su bveda perlada de estrellas. Era el silencio. En el desierto la voz ms cierta es la del viento -cuando el viento habla-, esa y la otra, la que murmura en los adentros del hombre.

    All naci Benjamn Domng