suplemento cultural - hp 480

Download SUPLEMENTO CULTURAL - HP 480

Post on 22-Jul-2016

214 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

De ensueños y ventanas

TRANSCRIPT

  • ComunicanteComunicanteComunicanteVIERNES 31 DE JULIO DE 2015 SUPLEMENTO CULTURAL 40

    El caso (o casos) (ocaso?) Pascual Gay

    El ocaso del investigador Juan Antonio Pascual Gay y su

    altura que pasa de lo visible a lo no visible, de lo positivo

    a lo negativo

    Cartier-Bresson: el surrealista zenNietzsche tena razn: Dios ha muerto.Para muchos en el mundo de la fotografa, Cartier-Bresson era Diosy su partida dejaba desamparado el particular olimpo del arte de la luz

    Daniel Azdar Pgs. 6 y 7 Joan Fontcuberta Pg. 8

    De ensueos y ventanasQuin no ha sido fascinado alguna vez, en medio del paseo despreocupado, por la visin de una ventana? Por ellas se exhala algo ms que fantasas de pulcritud con

    aroma a geranio y a Pinol, la imaginacin potica se expresa en verdaderas instalaciones surrealistas.

    Por: Adrin Meraz Pgs: 4 y 5

  • Editor / Ricardo Bonilla Diseo / Grupo Editorial HADEC

    2

    VIERNES 31 DE JULIO DE 2015

    El 29 de junio de 1520, Hernn Corts ordena la muerte de Moctezuma para distraer a los mexicas y poder escapar de Mxico-Tenochtitlan. Un da despus, el 30, Corts es derrotado por los mexicas, hecho que se recuerda como la Noche Triste.

    Marilyn, la mujer ms triste del mundo

    (Naci el 1 de agosto de 1936).

    Lo nico que lamento es no haber inventado el pantaln vaquero, Yves Saint Laurent.

    Sola. Estoy sola. Siempre estoy sola. Sea como sea. Los versos de la mujer ms triste del mundo, escritos en uno de sus cuadernos rescatados, des-nudan a una Marilyn Monroe insegura, asustada. Siempre lo fue: la mujer ms desea-da de Hollywood nunca se quiso y busc el consuelo en multitud de hombres. Pero no logr sacudirse la sensacin de abandono. Ni sus tres maridos ni sus mltiples amantes de los hermanos Kenne-dy a Elia Kazan pasando por Tony Curtis y Marlon Brando lograron que fuese feliz.Marilyn buscaba la autoestima en

    otros. Quizs su complicada infan-cia, con un padre ausente, una madre desequilibrada, hogares de acogida y agresiones varias, hizo que el mito anhelase el abrazo protector de un hombre. Apenas tena 16 aos cuando se cas por primera vez. Era 1942 y el elegido, un obrero aspirante a polica lla-mado James Dougherty; tena 20 aos cuando empez a salir con Norma Jean Baker. No conoci a Marilyn Monroe. Dougherty fue reclutado para la II Guerra Mun-dial y en su ausencia, la joven se convirti en una modelo cotizada en Los ngeles.Su segundo gran hombre fue Joe

    DiMaggio, el jugador de beisbol con el que se cas cumpliendo el sueo americano de ver juntos a dos de sus mitos: el dolo de los Yankees con la diva de Ho-llywood. Se casaron en 1954, pero el compromiso dur solo nueve meses, pese a que siguieron vin-dose durante aos. El deportista, muy conservador, era incapaz de adaptarse a la vida de la estrella. A Arthur Miller, el intelectual, el judo, le vio por primera vez en 1951, cuando ella tena 25 aos y l, diez ms. Se casaron cinco aos despus, el 29 de junio de 1956. Marilyn Monroe y Arthur Miller estuvieron juntos hasta 1961. Fue

    quizs el hombre que mejor pudo entender el vaco que la asfixiaba, el ms capaz de valorar su talento y hacrselo creer a ella, pero acab agotado de esa personalidad enfer-miza y la abandon para marchar-se con la fotgrafa Inge Morath, a la que conoci en el rodaje de Vi-das rebeldes. Paradojas de la vida, Miller haba escrito para Marilyn esa historia en la que intentaba explicar sus contradicciones. Puede un hombre sonrer cuando contempla a la mujer ms tris-te del mundo?, le hizo decirle en la ficcin a Gable. (Tres maridos, mltiples amantes, Raquel Qulez; El Mundo).

    Noms por hablar de algo...La Efemride

    El 1 de agosto de 1968, el rector de la UNAM, Javier Barros Sierra, encabeza una manifestacin que rene a ms de 80 mil participantes, para protestar por la violacin a la autonoma universitaria.

  • 3VIERNES 31 DE JULIO DE 2015

    Satn y Seda

    Cuando no se puede contra el mundoPor: Nadia Bracho

    Me detiene del hombro y se acerca a escasos dos milmetros de mi nariz para pronunciar con la voz ms grave y fuerte que he escuchado en mi vida

    Hablamos de mentes privilegiadas, dilogos intelectuales donde la palabra es contundente y va ms all, desatando apasionados debates. Todo bien hasta ahora, claro. Pero a veces las circunstancias nos orillan y subrayo, nos orillan!, porque ha de saber el mundo que mi misin es reflejar una mente lcida, l-gica y sagaz pero tambin es verdad que la realidad es muy diferente cuando est de por medio la belleza.

    -Qu tipo de cutis eres? -fue la pre-gunta de la cosmetloga que atenda en el Da Especial de la Belleza.

    Que qu haca yo ah? Crame, yo solo iba de paso para recoger a la nias de una reunin y para acortar camino pas dentro del centro comercial cosa que nunca deb haber hecho.

    -Cutis? -balbuce al mismo tiempo que tocaba mi rostro.

    -Creo que mixto entre reseco, graso y estresado. De todo un poco, seorita con-test y, con una amplia sonrisa, me dispuse a retirarme y alejarme lo ms pronto posible.

    -No, creo que no -me detiene del hombro y se acer-ca a escasos dos milmetros de mi nariz para pronun-ciar, con la voz ms grave y fuerte que he escuchado en mi vida-. Tu cutis est desvitalizado, le falta hidratacin y luminosidad; tambin ha mermado mucho la tonicidad un silen-cio se hizo a mi alrededor, incluso alcan-c a escuchar el cantar de un grillo por los pasillos.

    Abrumada por el diagnstico, no pude salir despavorida debido a que las rodillas me fallaron y solo acert a decir: de ve-ras?, y ca totalmente aniquilada en la silla y a merced de la cosmetloga.

    Los siguientes pasos fueron ponerme una gran bata que me cubra hasta las ro-dillas con el logotipo de la firma de pro-ductos de belleza. Despus me levantaron el pelo del rostro con una banda enorme en la frente, que haca que el tocado de Cleopatra se viera discreto y sencillo y, antes de que pudiera quitarme la bolsa del

    brazo, ya estaba totalmente cubierta por una crema limpiadora.

    -Qu edad tienes? -me dijo la pro-fesional. Francamente mi posicin no era del todo favorable, ya que estaba en medio de decenas de personas, con una bata que sera la locura en la noche de Halloween, con el rostro total y comple-tamente al descubierto, por lo que se iba a notar cualquier tic nervioso que delatara si estaba mintiendo, y esa mascarilla lim-piadora en la cara me haca sentir simple-mente miserable.

    En esas circuns-tancias solo me quedaba estudiar la situacin: no poda decir menos aos de los que tena, toman-do en cuenta el diagnstico desahuciado de mi rostro. La seorita soltara la carca-jada a tal grado que la hara llorar de risa, me tendra que abrazar porque no aguan-tara de pie, entonces todas las personas, intrigadas por la escena, se acercaran y preguntaran qu est pasando. Sera ah donde la cosmetloga, haciendo un es-

    fuerzo sobrehumano, se calmara un poco y dira a todos los asistentes: es que ella dice que tiene es-tos aos!, y como no po-dra pronunciar lo escribi-ra en la frente de mi cara

    encremada, y es ah donde todo el mundo se reira a ms no poder alrededor de m; la otra sera ponerme ms aos de los que tengo para, en una fantasa de mi mente, poder engaarla y que pronun-ciara con ese vozarrn que tena: pero qu bien se conserva!, o, en el peor de los casos (que casi siempre me tocan), me dira: pues tiene lo que representa.

    No hubo mejor salida que quedarme callada, sola-mente bajo tortu-ra me iban a sacar mi verdadera edad, por lo

    que la seorita prosigui su trabajo de quitarme y ponerme cremas, creyendo quizs que su nueva clienta era autista.

    -Tus lneas de expresin se han ido acentuando -fue su calificacin-, y a medida que pasan los aos, si no te cuidas, podras quedar totalmente arrugada me dijo a manera de sentencia, como si yo adre-de me quisiera rer para tener las patas de gallo o llorara todo el da para tener la arruga que surca la frente. Mi corazn gritaba: no voy a caminar por

    la vida con una mscara!. La razn me deca que me de-

    tuviera, pero la conchudez me sugera que me siguiera dejando querer y recibiera los masajes en el rostro, por lo que solo levant mi ceja izquierda en seal de aproba-

    cin y ella se dio por bien servida.Mientras mi interlocutora parloteaba a mi alrede-

    dor palabras como pro-retinol, enzimas vegetales, lpidos, protenas y oligoelementos, para proveer un efecto visible tipo lift, yo estaba sumergida en un sueo profundo en donde los complejos botnicos de ADN vegetal me hacan los mandados.

    -Seora, ya terminamos me dijo la cosmetloga y al hacerlo me toc suavemente el hombro, esperan-do despertarme de mi sueo reparador. Luego me acerc un espejo (no con aumento, por supuesto) y coment lo bien que luca. Yo segu levantando la ceja izquierda y ella qued encantada con mi respuesta.

    -Pues bien, aqu le tenemos su tratamiento termi-n profesional y rpidamente la jovenCrema de da compensadora de nutrientes, la de noche con fuerza regeneradora, locin facial reconfortante enriquecida, gel concentrado reparador en tres etapas y el ultralift mascarilla facial para comenzar. Despus de esto men-

    ciona una cantidad digna para cotizar en la bolsa de valores y fue entonces que

    mi mente la bloque para evitar que se me cayera la cara y

    todo el trabajo de la tarde sera intil.

    Como respuesta le-vant la ceja izquierda, luego la derecha, me qui-t la bata y le di un fuer-te abrazo por el servicio recibido, recordando que sonrer sale caro, pero sale ms caro un infarto

    masivo cuando se est ha-ciendo un cheque por con-

    cepto de cremas.

    Los siguientes pasos fueron ponerme una gran bata que me cubra hasta

    las rodillas

    No hubo mejor salida que

    quedarme callada, solamente

    bajo tortura me iban a sacar

    mi verdadera edad

  • 4VIERNES 31 DE JULIO DE 2015

    De