refugiados en cristo - para la proclamación del … · el reporte de la oms del 7 de noviem-bre de...

of 80 /80
Refugiados en Cristo Y ya estamos en 2015. Año tras año, vemos la fidelidad de nuestro bendito Dios y Padre. En el mundo entero, el año 2014 fue un año muy violento, y no esperamos un tiempo mejor para nuestra decadente sociedad. Más bien, sabiendo que la palabra de Dios debe cumplirse, solo cabe refugiarse en la Persona gloriosa de nuestro Señor Jesucristo. En este sentido, su Palabra, bajo la iluminación del Espíritu Santo, prepara nuestros corazones, pues la iglesia, el cuerpo de Cristo, tiene un destino mara- villoso, más allá del tiempo presente. Aquí solo nos resta guardar la fe, correr con paciencia y seguir peleando la buena batalla. Incluimos, por primera vez, un mensaje de Cesar Coneglian, de Brasil, amado siervo del Señor, con quien nos une una preciosa comunión, cuyo ministerio tiene un fuerte énfasis en la familia. Muchos de sus mensajes están disponi- bles en www.sopalavra.org.br Confiamos en que, mediante la gracia de nuestro Señor, la palabra contenida en la presente edición contribuirá a la edificación de sus santos. También agra- decemos vuestras oraciones, pues, gracias a ellas, las aguas vivas siguen flu- yendo. El Señor fortalezca la fe de su pueblo en toda la tierra.

Upload: duongquynh

Post on 03-Oct-2018

218 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

Page 1: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

Refugiados en Cristo

Y ya estamos en 2015. Año tras año, vemos la fidelidad de nuestro benditoDios y Padre.

En el mundo entero, el año 2014 fue un año muy violento, y no esperamos untiempo mejor para nuestra decadente sociedad. Más bien, sabiendo que lapalabra de Dios debe cumplirse, solo cabe refugiarse en la Persona gloriosa denuestro Señor Jesucristo.

En este sentido, su Palabra, bajo la iluminación del Espíritu Santo, preparanuestros corazones, pues la iglesia, el cuerpo de Cristo, tiene un destino mara-villoso, más allá del tiempo presente. Aquí solo nos resta guardar la fe, corrercon paciencia y seguir peleando la buena batalla.

Incluimos, por primera vez, un mensaje de Cesar Coneglian, de Brasil, amadosiervo del Señor, con quien nos une una preciosa comunión, cuyo ministeriotiene un fuerte énfasis en la familia. Muchos de sus mensajes están disponi-bles en www.sopalavra.org.br

Confiamos en que, mediante la gracia de nuestro Señor, la palabra contenidaen la presente edición contribuirá a la edificación de sus santos. También agra-decemos vuestras oraciones, pues, gracias a ellas, las aguas vivas siguen flu-yendo.

El Señor fortalezca la fe de su pueblo en toda la tierra.

Page 2: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

2 AGUAS VIVAS

¿Creó Dios a los microbios patógenos? ¿Son un pro-ducto de la evolución?

ACTUALIDAD

El brote de Ébola en Áfricay el resurgimiento de las pestilencias

Ricardo Bravo M.

Desde tiempos antiguos, el ser huma-no ha debido enfrentar temidas pes-tilencias, enfermedades contagiosasy graves, que originan gran mortan-dad. Los primeros registros de pestedatan de hace unos 3.500 años y sehallan en la Biblia. En el libro de Éxo-do (9:8-10), hay una clara alusión auna peste que afectó a los habitan-tes de Egipto y a sus animales. En elNuevo Testamento, el propio SeñorJesucristo asegura que las pestesacompañarán a la humanidad hastael final (Mat. 24:7).

La peLa peLa peLa peLa peste negrste negrste negrste negrste negraaaaaUna de las más grandes pestilenciasque ha azotado a la humanidad, lapeste bubónica o peste negra, se pro-dujo a mediados del siglo XIV. Habríanmuerto unos 25 millones de perso-nas en Europa, pero mucho más enAsia, donde se habría originado laenfermedad (unos 50 millones), sien-do trasladada a Europa por medio de

las rutas comerciales. Se calcula queentre un 30 y un 60% de la poblacióneuropea murió infectada por la bac-teria responsable de la peste negra.

La viruela fue otra peste terrible que,luego de diezmar Europa en el sigloXVI, viajó con los conquistadores aAmérica, causando estragos entre losnativos del Nuevo Mundo, calculán-dose las muertes en 10 a 15 millones.

A inicios del siglo XX, un nuevo virusdesató otra mortífera pestilencia, lainfluenza o gripe española, generan-do una pandemia (epidemia global)que causó más muertes que la Prime-ra Guerra Mundial. Se estima quemurieron entre 50 y 100 millones depersonas en todo el mundo. La en-fermedad atacó a toda la población,incluyendo a gente joven y sana.

En tiempos más recientes, el virusresponsable de la inmunodeficienciahumana (VIH), ha cobrado ya unos 36millones de víctimas mortales, de

Page 3: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

3AGUAS VIVAS

acuerdo a la Organización Mundial dela Salud (OMS). Si bien este síndro-me tiene distribución mundial, es enÁfrica subsahariana donde se con-centra el 69% de la población mun-dial VIH-positiva, en donde uno decada 20 adultos está infectado1.

La úlLa úlLa úlLa úlLa últtttt ima peima peima peima peima pestststststilenciailenciailenciailenciailenciaLa última gran pestilencia la ha traí-do el virus Ébola, también proceden-te de África. En agosto de 2014, lue-go de 33 semanas del más grande yextenso brote de ébola registradonunca, la OMS declaró a la epidemiaen la categoría de «Emergencia deSalud Pública de Importancia Interna-cional». Esta declaración no fue he-cha a la ligera, pues se trata de uninstrumento del Reglamento Sanita-rio Internacional, en el marco de unacuerdo hecho por 196 países, sien-do legalmente vinculante, y destina-da a la contención de amenazas prin-cipales para la salud internacional1.

Este virus produce la llamada fiebrehemorrágica del ébola, una enferme-dad con alta tasa de mortalidad, ca-racterizada por la aparición repenti-na de fiebre, debilidad intensa, do-lor muscular, asociado a vómitos, dia-rrea, erupciones cutáneas, disfunciónrenal y hepática y, en algunos casos,hemorragias internas y externas. Elperiodo de incubación (intervalo des-de la infección hasta la aparición delos síntomas) va de 2 a 21 días2. Es un

virus letal, para el cual la ciencia notiene aún claridad de cómo comba-tirlo. El virus se detectó por vez pri-mera en 1976 en Nzara (Sudán) yYambuku (República Democrática delCongo). La aldea de Yambuku está si-tuada cerca del río Ébola, que danombre al virus.

BrBrBrBrBrote inicial en Guineaote inicial en Guineaote inicial en Guineaote inicial en Guineaote inicial en GuineaDe acuerdo a un informe publicadoen una revista científica especializa-da en temas de medicina humana3

(New England Journal of Medicine),el primer paciente del actual brote deébola, habría sido un niño de dosaños, quien sufrió fiebre alta y repen-tina, con vómitos, a comienzos de di-ciembre de 2013, muriendo cuatrodías después. El informe señala quesolo una semana más tarde moría sumadre; luego, la hermana del niño, yfinalmente también la abuela.

Luego hubo varios casos más demuertes en Guinea, pero la confirma-ción del brote epidémico solo llegó afines de marzo, cuando se detectaronotros enfermos en Sierra Leona, paísvecino de Guinea. Las condiciones deinsuficiencia sanitaria y de pobrezahabrían facilitado la propagación dela enfermedad en sus inicios.

El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra demuertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268. El brote de ébola si-gue extendiéndose principalmente

Page 4: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

4 AGUAS VIVAS

en Liberia (6.619 infectados) y SierraLeona (4.862 infectados). De acuer-do a la organización Médicos SinFronteras, en estos dos países el bro-te estaría fuera de control, y acele-rándose su propagación1.

El virus ha demostrado ser capaz degenerar una alta mortalidad, perohasta ahora se sabe que su capacidadde dispersión no es muy elevada, porlo que algunos especialistas conclu-yen que no se darían las condicionespara una pandemia.

Pánico en OccidentePánico en OccidentePánico en OccidentePánico en OccidentePánico en OccidenteHasta antes de 2013, los brotes deébola solo habían afectado a ciertasregiones de África, pero el brote ac-tual de esta peste salió del continen-te africano alcanzando a Europa yNorteamérica, lo cual ha provocadotemor en el mundo occidental.

Un reciente artículo científico señalaque este miedo estaría empujando aautoridades de gobierno de Norte-américa a tomar medidas algo des-esperadas, sin respaldo científico4.

Los médicos especialistas que escri-ben el artículo señalan que esas me-didas no tienen respaldo científico yque por el contrario «es injusta e im-prudente», porque impedirá que losvaliosos esfuerzos que entregan es-tos voluntarios, detengan estos horri-bles brotes epidémicos en su origen,que es la única forma satisfactoriapara frenar la epidemia.

MártMártMártMártMártiririririreeeees cazadors cazadors cazadors cazadors cazadoreeeees de micrs de micrs de micrs de micrs de microbiosobiosobiosobiosobiosEn el clásico libro «Los Cazadores deMicrobios» de Paul de Kruif (1926),se relata magistralmente la historiadel descubrimiento de los microbiosy sus pestilencias asociadas, dandocuenta también de los médicos e in-vestigadores que caían víctimas deestos seres, al intentar estudiarlospara posteriormente combatirlos.

Hoy, al igual que en la época de losprimeros cazadores de microbios, si-gue habiendo mártires que caen víc-timas del propio microbio que que-rían cazar.

En uno de los últimos números de lafamosa revista científica Science5, sepublica un artículo sobre aspectos degenómica del virus Ébola, responsa-ble del último brote epidémico, losmecanismos de reproducción y depatogenicidad del virus. Unos 58 cien-tíficos secuenciaron y compararon 99genomas virales completos, demos-trando que, a diferencia de brotesanteriores, la actual variedad del vi-rus está adquiriendo mutacionescientos de veces más rápidas que loconocido en el brote de 1976.

Este fue un enorme trabajo, llevadoa cabo en un corto tiempo, y por ellose requería de tal número de cientí-ficos. Muchos de ellos debieron via-jar hasta Sierra Leona, el mismo fren-te de la batalla microbiológica. Final-mente, cinco de estos investigadores

Page 5: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

5AGUAS VIVAS

no volvieron vivos a sus respectivospaíses. Habían sido infectados por elvirus, y murieron al poco tiempo.

El costo pagado por el personal mé-dico que ha viajado a las zonas afec-tadas ha sido alto. De acuerdo a uninforme de la OMS emitido a fines de2014, desde que se inició la epidemia,se han contagiado 521 voluntarios,entre médicos, enfermeras y para-médicos, de los cuales ya han muer-to 2721.

Sin vSin vSin vSin vSin vacunas ni macunas ni macunas ni macunas ni macunas ni medicamedicamedicamedicamedicamentosentosentosentosentosEn la actualidad no existe tratamien-to o vacuna específica para lucharcontra el ébola. Ante la ausencia defármacos aprobados, la OMS autori-zó medicamentos que están aún enfase de experimentación.

Kent Brantly y Nancy Writebol, dosmisioneros cristianos de origen esta-dounidense, resultaron infectadospor el virus trabajando como volun-tarios en Monrovia. Fueron traslada-dos a un Hospital en Atlanta (EE. UU.),y luego de ser tratados con fármacosexperimentales (lo cual generó unafuerte polémica), fueron mantenidosen unidades de aislamiento. El expe-rimento finalmente dio resultadospositivos, y ambos se recuperaron to-talmente4. Otro ciudadano norte-americano, de viaje en Liberia, tam-bién se infectó con el virus, pero notuvo la misma suerte, y luego de sertrasladado a EE. UU., murió, no sin

antes infectar a dos integrantes delpersonal médico que lo atendían.

Ha llamado la atención la ausencia demedicamentos adecuados, teniendoen cuenta que esta enfermedad se co-noce desde la década de los 80 en elsiglo pasado. Como argumento dedefensa se ha señalado que la expe-rimentación con animales es muyarriesgada y debería llevarse a caboen laboratorios de máximo nivel debioseguridad. Por otro lado, laletalidad del virus y las circunstanciassocioeconómicas de los países afec-tados dificultarían el seguimiento delbajo número de supervivientes.

Sin embargo la OMS fue más directay denunció que es la pobreza de lospaíses afectados la principal causa deque no haya en la actualidad vacunani medicamentos para combatir elmal. Definitivamente, no es negociopara las grandes empresas farmacéu-ticas. Por otro lado, médicos entre-vistados en África han señalado quehoy la industria farmacéutica se estámoviendo contra reloj, solo porqueel ébola salió de África y alcanzó a paí-ses desarrollados.

EnfEnfEnfEnfEnfermermermermermedadeedadeedadeedadeedades infs infs infs infs infecciosas recciosas recciosas recciosas recciosas re-e-e-e-e-emememememererererergentegentegentegentegentesssssLa ciencia, desde distintas disciplinas,ha hecho grandes esfuerzos por co-nocer todo lo relativo a la estructuraquímica y biológica de los distintosmicroorganismos y parásitos pató-

Page 6: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

6 AGUAS VIVAS

genos, la forma de prevenir las enfer-medades infecto-contagiosas y para-sitarias, y los tratamientos médicos aaplicar cuando éstas llegan a produ-cirse. Sin embargo, es evidente quemuchas de estas patologías siguenpersistiendo, y surgen otras nuevas,en tanto que aquellas enfermedadesque se creían ya superadas, vuelvena brotar con mayor virulencia. Algu-nas ‘viejas’ enfermedades se han con-trolado con ayuda de antibióticos deúltima generación y con vacunas;pero otras, como la malaria, la tuber-culosis y la neumonía bacteriana, es-tán ahora resurgiendo, con varieda-des resistentes a los tratamientosfarmacológicos.

La corriente filosófica científica cono-cida como Positivismo, surgida enFrancia a inicios del siglo pasado, ensu euforia inicial, previó solucionartodos los males del ser humano a tra-vés de la ciencia positivista, incluyen-do a las enfermedades infecto-conta-giosas. Ya en los años 50, este movi-miento cientificista se caracterizabapor un optimismo generalizado, sur-gido de la «certidumbre de un pro-greso imparable». Pero casi un siglodespués, tales males están lejos dedesaparecer y la OMS habla de unresurgimiento de este tipo de enfer-medades, algunas de las cuales secreían erradicadas.

Un importante estudio de microbio-logía médica6 publicado en 2010, en

donde participaron científicos de va-rios países, señalaba que las enferme-dades infecciosas se han mantenidoentre las principales causas de muer-te en todo el mundo por tres razonesprincipales: a) aparición de nuevasenfermedades infecciosas (emergen-tes); b) resurgimiento de antiguasenfermedades infecciosas (re-emer-gentes); y, c) persistencia de enferme-dades infecciosas no superables.

Este estudio reconocía que las enfer-medades infecciosas emergentes, yaquellas que son re-emergentes, se-rán desafíos notables para médicos ycientíficos en la presente década. Losdatos no son alentadores, por cuan-to comprobaron que la incidencia deenfermedades emergentes y re-emergentes ha aumentado en formasignificativa en las últimas dos déca-das, y amenazan con más incremen-to en el futuro cercano6.

Solo en los últimos treinta años, hansurgido unas 30 enfermedades nue-vas, o al menos desconocidas para laciencia, tales como VIH/SIDA, ébola,hepatitis C, enfermedad de Lyme, sín-drome pulmonar por hantavirus y elsíndrome respiratorio agudo severo(SARS)6. Pero, ¿de cuántos parásitosdañinos para el ser humano estamoshablando? Una investigación llevadaa cabo en 2008, relativa a microbiosy parásitos perjudiciales para el serhumano7, identificó a 1.407 especiespatógenas. Del total de estas especies

Page 7: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

7AGUAS VIVAS

patógenas humanas, 177 son consi-deradas emergentes o re-emergen-tes, incluyendo a 77 virus, 54 bacte-rias, 22 hongos, 14 protozoos y 10helmintos.

La perpetLa perpetLa perpetLa perpetLa perpetua amua amua amua amua amenazaenazaenazaenazaenazaMuchos factores estarían contribu-yendo a la emergencia y re-emergen-cia de enfermedades infecto-conta-giosas6. La mayoría de ellos se rela-cionan con el creciente número depersonas que se mueven a través delmundo; viajes internacionales rápi-dos y con alta frecuencia; hacina-miento en ciudades con deficienciassanitarias; prácticas antihigiénicas enla preparación de alimentos; la cre-ciente exposición de personas avectores y reservorios de microbiosen animales silvestres; la alteración ycontaminación del medio ambiente;el cambio climático que tiene un im-pacto directo sobre la composición ytamaño de la población de insectosvectores y animales reservorios.

Otros factores incluyen una infraes-tructura deteriorada de salud públi-ca en países subdesarrollados; lasvariaciones genéticas naturales, yaquellas inducidas por mutacionesdebido a las alteraciones ambienta-les; el incremento imprudente en eluso de plaguicidas y medicamentosantimicrobianos. Todos estos factoreshacen que estas enfermedades seanuna «amenaza perpetua»6.

¿Cr¿Cr¿Cr¿Cr¿Creó Dios a los micreó Dios a los micreó Dios a los micreó Dios a los micreó Dios a los microbios in-obios in-obios in-obios in-obios in-fffffecciosos o pecciosos o pecciosos o pecciosos o pecciosos o patógenos?atógenos?atógenos?atógenos?atógenos?Puestos frente a epidemias mortalescomo la que está generando el ébola,vuelven a surgir interrogantes acercadel origen de estos microbios dañi-nos. ¿Creó Dios estos terribles viruspatógenos y otros microbios que ge-neran graves enfermedades? Los mi-crobios son en gran parte poco cono-cidos por los biólogos y prácticamen-te desconocidos para el público, ex-cepto en los contextos de la enferme-dad, la producción de bebidas alco-hólicas y la putrefacción.

Se sabe muy poco sobre la biologíamicrobiana, pese a que el sosteni-miento de la vida en la tierra depen-de básicamente de los microbios8.Nuestro planeta está constituidoprincipalmente por océanos, los quecubren el 70% de la superficie de latierra, y hoy se sabe que la mayoríade la vida en el océano es microbiana.Sin embargo, los patrones meta-bólicos de dichos organismos no seentienden y recién empiezan a ser es-

Las mutaciones genéti-cas efectivamente co-rrompen el diseño origi-nal perfecto dado por elCreador a los organis-mos vivos.

Page 8: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

8 AGUAS VIVAS

tudiados9. Lo que está claro hoy, esque los microorganismos, en su ma-yoría, son altamente beneficiosospara la vida en el planeta.

La evidencia actual indica que la enor-me mayoría de los microbios son be-néficos para la vida en la tierra y laestimación científica señala que solouna minoría de todas las bacterias ylos virus son patógenos9 (menos del1%). Por el contrario, existe una am-plia gama de funciones benéficas aso-ciadas a las bacterias y virus, y hoy sesabe que la vida de toda la Biosfera(los seres vivos y sus ecosistemas)depende absolutamente de las acti-vidades del mundo microbiano8.

Por ejemplo, las bacterias mantienenel suelo fértil, ayudan en el manteni-miento de agua limpia; en los anima-les bovinos, colaboran en la nutricióny metabolismo; en el tubo digestivohumano, favorecen la nutrición y elsistema inmune. Los virus por su par-te, si bien son entes no vivos, quedependen de las células de organis-mos vivos para funcionar y reprodu-cirse, son parte importante de uncomplejo sistema que ayuda a pro-ducir la variedad biológica, la cual esesencial para la vida, y llevan la resis-tencia a ciertas enfermedades de unorganismo a otro, al transportargenes entre los organismos vivos. Sesabe también hoy, que la mayoría delos virus vive en su huésped sin cau-sar problemas.

Virus benéficosVirus benéficosVirus benéficosVirus benéficosVirus benéficosAdemás, en los últimos años se hadescubierto que muchos virus sonagentes destructores de células can-cerígenas. En efecto, los biólogos ex-pertos en cáncer han descubierto re-cientemente que muchos virus fun-cionan como agentes capaces dematar el cáncer en humanos y anima-les10.

Si la mayoría de los microbios tieneun rol benéfico, dado por el diseñooriginal de su programa genético,¿cómo entender este bajo porcenta-je de microorganismos patógenos,algunos de los cuales se sabe que fue-ron también benéficos, pero que hoyse vuelven contra el ser humano?¿Juega la evolución un rol en esto,como señalan algunos biólogos?

Los pLos pLos pLos pLos patógenos que alguna vezatógenos que alguna vezatógenos que alguna vezatógenos que alguna vezatógenos que alguna vezno lo fuerno lo fuerno lo fuerno lo fuerno lo fueronononononEsta aparente contradicción entre vi-rus benévolos y patógenos se explicamejor en un contexto creacionistaque evolutivo.

En la creación original, perfecta, lafunción de los virus y demás micro-bios era solo benévola, como lo siguesiendo mayormente hasta hoy (sobreel 99%), pero luego de la caídaadánica, la Biblia enseña que la muer-te y la corrupción hicieron su ingresoa la Creación (Romanos 5:12; 8:20-22).

Page 9: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

9AGUAS VIVAS

Las mutaciones genéticas efectiva-mente corrompen el diseño originalperfecto dado por el Creador a losorganismos vivos, sean estos micro-bios o seres humanos, generandodaño y corrupción en su accionar(cáncer, pestilencias, etc.).

Es factible deducir entonces que lasenfermedades infecto-contagiosasson una evidencia de que algo cam-bió drásticamente del modelo origi-nal. Estas se deberían más bien a lasmutaciones que alteran negativa-mente los genomas originales de losorganismos microscópicos o macros-cópicos.

No existen evidencias de que los mi-crobios patógenos hayan sido delibe-radamente diseñados para causarenfermedad y sufrimiento al inicio dela Creación, sino que ello ocurriócomo consecuencia de la desgraciaen que ésta cayó, en donde Dios hautilizado en ocasiones estos micro-bios patógenos, como castigo a lasnuevas rebeliones post edénicas delser humano (2 Samuel 24:15; Jere-mías 14:12).

Varios de los estudios revisados eneste artículo señalan que virus comoel Ébola y otros están llegando cadavez a ser más patógenos, debido a laalta tasa de mutaciones que ellos ex-perimentan, la cual ha sido más fuer-te en los últimos 20 años. Definitiva-mente ello los aparta cada vez más

de su diseño y funcionamiento origi-nal, con las terribles consecuenciasque hoy podemos ver por medio delÉbola y otros microbios patógenos.

Bibliografía

1. Organización Mundial de la Salud, OMS.2014. http://www.who.int/publications/es/2. World Health Organization. 2014. Ebola Vi-rus Disease in West Africa—the First 9 Monthsof the Epidemic and Forward Projections. Vol.371 Nº 16, 1481-1495.3. Baize S, et al. 2014. Emergence of Zaire Ebolavirus disease in Guinea—preliminary report.New England Journal of Medicine. DOI:10.1056/NEJMoa1404505.4. Drazen et al. 2014. Ebola and Quarantine.The New England Journal of Medicine. October27, 2014, at NEJM.org. DOI:10.1056/NEJMe1413139.5. Gire S., et al. 2014. Genomic surveillanceelucidates Ebola virus origin and transmissionduring the 2014 outbreak. Science 345, 1369-1372.6. Obi R., et al. 2010. Emerging and Re-Emerging Infectious Diseases: The PerpetualMenace. Asian J. Exp. Biol. Sci., Vol. 1 (2) : 271-282.7. St Georgiev V. 2008. National Institute ofAllergy and Infectious diseases. Emerging andRe-emerging Infectious Diseases. http://.www.naid.nih.gov/factsheet/infect iousdiseases.htm.8. Madigan M., J. Martinko, J. Parker. 1996.Brock Biology of Microorganisms. Prentice-Hall,Upper Saddle River, NJ, ed. 8).9. Norman R. 1997. A Molecular V iew ofMicrobial Diversity and the Biosphere. Science276, 734; DOI: 10.1126/science.276.5313.73410. Kirn, D. 2001. Oncolytic virotherapy forcancer with the adenovirus dl1520 (Onyx-015):results of phase I and II trials, Expert Opin. Biol.Ther. 1:525–538.

***

Page 10: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

10 AGUAS VIVAS

EVANGELIO

¿Cuántos ojos que pasan por estas páginas no cono-cen este profundo manantial?

Así nos habla el patriarca Lamec. Estaes su exclamación de gozo al recibira su primogénito Noé. Él trabajabasolo aquella tierra endurecida por lamaldición, la cual únicamente produ-cía cardos y espinos. Pero ahora se leda un hijo para que comparta los sin-sabores de su labor diaria y, anima-do por esta esperanza, le llama Noé,que significa descanso o alivio.

Lector, en estas páginas solo se bus-ca una cosa: el máximo bienestar delas almas imperecederas. Por estarazón, no voy a examinar la posibili-dad de que este nombre haya sidodado como un rayo anunciador delSalvador que había de venir. Prefieroir en busca de realidades. Prefieroindagar las buenas nuevas que relu-cen en el Evangelio.

Los tormLos tormLos tormLos tormLos tormentos del almaentos del almaentos del almaentos del almaentos del almaEn primer lugar, debo afirmar unarealidad tan antigua como la caída ytan extendida como la humanidad:

Un mundo pecador es, por necesidad,un mundo de lágrimas. Dondequieraque estemos, nuestra sombra es laaflicción. Fue así antes del diluvio ylo sigue siendo ahora. En todos losambientes y categorías, la mente estáexhausta y el corazón enfermo.

A continuación declaro una verdadque vino, como una hermana geme-la, con la primera promesa: Tenemosuna consolación. Desde el seno de suamor, Dios ha enviado a Cristo Jesúspara ser la Consolación de este mun-do maldito.

Mi ardiente deseo sería que este co-nocimiento celestial derramase, másabundantemente, su bálsamo repa-rador. Gimo porque los hombres be-ben las heces de la amargura, tenien-do torrentes de sanidad que fluyenveloces a su lado. Permitidme, pues,que os invite a que entréis conmigo,por unos instantes, a los recintos dela pesadumbre terrenal. Allí os mos-

La consolación

«Éste nos aliviará...» (Gén. 5:29).

Henry Law

Page 11: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

11AGUAS VIVAS

traré que Jesús es como una almoha-da para la mente febril, un reconsti-tuyente para el espíritu débil, unatabla para el náufrago, un descansopara el atormentado.

Apenas es necesario decir que el co-razón de la miseria es la miseria delcorazón, y que el alma de la angustiaes la angustia del alma. Pero, ¿dóndereside este sufrimiento intenso? Contoda certeza, en el pecho de aquelcuya conciencia está despierta paradiscernir la naturaleza, la maldad y laretribución de sus pecados. Su pro-pio engaño se convierte en un lechode espinos. A sus ojos, Dios apareceairado en su terrible justicia. La leyretumba en sus oídos con una maldi-ción espantosa. Si quiere avanzar, seencuentra al borde del infierno, y nose atreve a moverse pues el próximopaso puede precipitarle en las llamas;y tampoco quiere dormir por temora despertarse entre los condenados.

La fuente del consueloLa fuente del consueloLa fuente del consueloLa fuente del consueloLa fuente del consuelo¿De dónde puede venirle el consue-lo a un alma atormentada de este

modo? De la tierra no puede surgir,porque ¡cuán pobres son los encan-tos que el mundo ofrece!

El mundo no posee nada exceptopara un hombre cegado por el peca-do. Cuando las cosas se ven como sonen realidad, todos los caprichos te-rrenos vienen a ser como burbujasvacías. Para que el alivio tenga valorahora, debe venir del cielo.

Todo es una burla si no me habla dela reconciliación con Dios, del perdóndel pecado, de la salvación del alma.Solo Jesús puede sacarla de esas pro-fundidades terribles y guiarla temblo-rosa hasta Su cruz. Allí le revelará alPadre celestial revestido con las glo-rias de su amor eterno. Su propia ago-nía constituye el fin de la ira divina.Él puede mostrar la espada justicieraclavada en su propio corazón, las lla-mas vengadoras extinguidas con supropia sangre, la mano que antes sealzaba para castigar extendiéndosepara bendecir. El infierno cargadosobre el Inocente, y el cielo dado gra-tuitamente a los culpables.

¿No es esto consolación? Lo es, cier-tamente, y él la derrama por sus ma-nos taladradas y su costado abierto.¿No es esto, repito, consolación? Pre-gúntale a aquel que la haya probado.Pregúntale a aquel carcelero que, ata-cado por el pánico, se precipitó en lacelda sabiendo que su castigo seríaterrible. Allí oyó de Jesús, la paz cal-mó sus temores y se regocijó creyen-

El Señor no puede per-manecer silencioso anteaquel que clama: «Vuél-veme el gozo de tu sal-vación» (Sal. 51:12)

Page 12: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

12 AGUAS VIVAS

do en Dios con toda su casa (Hech.16:29-31).

Una caída dolorUna caída dolorUna caída dolorUna caída dolorUna caída dolorosaosaosaosaosaPero ocurre muy a menudo, por des-gracia, que los que se han refugiadoen esta roca, como marinos perdidos,se apartan otra vez. Cesan de velar yorar, y el tentador encuentra unapuerta abierta. Descuidan los mediospreservativos de la gracia, y el ene-migo se introduce. El Espíritu, entris-tecido, se retira, y la corrupción vuel-ve a ganar todo su poder.

¡Ay de los apóstatas! ¡Cuánta mise-ria hay en ellos! Vuelven a tener lasensación de su situación peligrosa yademás la amargura de sus propiosreproches. Se dan cuenta de su baje-za al traicionar al Amigo que les ha-bía dado vida cuando aún estaban lle-nos de sangre.

Tal vez sea ésta tu propia agonía. Siantes tenías descanso en Jesús y aho-ra ha desaparecido, es solo por tuculpa. Él no te separó de sí mismo; túte marchaste, y ahora suspiras: ¡Oh,si todo fuera como en los días cuan-do el Sol de Justicia brillaba sobre misenda! Llora, porque tu caída es do-lorosa, pero ten esperanza porqueJesús está cerca aún, y su voz te dice:«Vuélvete... no haré caer mi ira so-bre ti...» (Jer. 3:12). Nunca se mues-tra su ternura tan tierna como cuan-do calma los sollozos de los que, arre-pentidos, lloran ante él. Vuelve, pues

el Señor continúa extendiendo susbrazos de misericordia. Él es el médi-co y el bálsamo de Galaad; él no pue-de permanecer silencioso ante aquelque clama: «Vuélveme el gozo de tusalvación» (Sal. 51:12).

SentSentSentSentSentimientos erróneosimientos erróneosimientos erróneosimientos erróneosimientos erróneosHay otros que, aunque andan cercadel Señor, viven intranquilos. Con gra-titud dicen: «Hasta aquí nos ayudóJehová», pero el cielo les parece muydistante, la peregrinación larga, losadversarios numerosos y su propiafortaleza se tambalea. Miran los vien-tos y las olas y se sobrecogen de es-panto; como David, creen que un díaperecerán a manos de Saúl.

Lector, tal vez tengas también talessentimientos erróneos. Si Jesús nofuera quién es, podrías desmayar;pero te invito confiadamente a quete levantes y te sacudas el polvo. Abrelos ojos y lee en su corazón. Él te ha-bla con palabras de aliento; te hablade la fidelidad de su amor que, deigual modo que no tuvo principio, nopuede tampoco tener fin; te lleva alabrigo de sus alas y allí apaga todastus dudas con promesas tan grandescomo generosas, tan tiernas comoinnumerables. Él te dice: «Porque yovivo, y vosotros también viviréis ...vuestra vida está escondida con Cris-to en Dios». Si pides consolación másrica, pides más de lo que Dios puededar.

Page 13: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

13AGUAS VIVAS

EnfrEnfrEnfrEnfrEnfrentententententando la afando la afando la afando la afando la aflicciónlicciónlicciónlicciónlicciónPero las aflicciones vendrán sobre ticomo una marea incesante. Hay queesperarlo así; es nuestra suerte co-mún. No hay hogar tan humilde cuyapuerta no halle la aflicción, ni pala-cio tan altivo por cuya escalinata eldolor no suba. La fe no protege deesto. «En el mundo tendréis aflic-ción». Pero recibe la aflicción con losbrazos abiertos, si con ella viene Je-sús. El verdadero creyente siempre lohace así.

La salud puede marchitarse comouna flor; la debilidad y la enfermedadse pueden cebar en nuestro cuerpo;puede haber intranquilidad hasta elalba. Pero Jesús apacigua con sonri-sas la frente contraída por el dolor, ytranquiliza con silbo apacible la no-che desvelada.

Pueden derrumbarse las posesionesterrenales y reinar la pobreza dondeimperó la abundancia. ¿Faltará tam-bién el sustento del creyente? ¡Oh,no! Todos sus tesoros se encierran enesta frase: «Jehová es mi pastor; nadame faltará».

Los amigos nos pueden abandonar, ysus miradas huidizas nos hacen estre-mecer. La traición y el odio puedenentrar donde un día el amor triunfó.Jesús pasó por esta prueba en su for-ma más amarga; por eso, él está pron-to a demostrar que no cambia en estemundo mutable, y él aumenta su

amor estando más unido a nosotrosque un hermano. Su propia presen-cia llena con creces todo vacío inter-no.

Pero la muerte se acerca con pasosveloces. Sí, pronto descorrerá la cu-bierta de tu cama para sacarte de allícon mano helada. Entonces necesita-rás un consuelo fuerte, pues un pun-tal gastado ya no puede resistir. Pa-sarás por el valle de sombras, perono a solas, porque Jesús murmura:«Yo estoy contigo; yo te llevo a micasa de muchas moradas». Así que laúltima prueba es la mejor consola-ción.

JeJeJeJeJesús, nuesús, nuesús, nuesús, nuesús, nuestststststrrrrra consolacióna consolacióna consolacióna consolacióna consolaciónCreyente, te ruego que vivas y mue-ras haciendo de Jesús tu consolación,y que seas diestro en este arte feliz.Habitúate a meditar diariamente enél, en sus promesas y en sus obras.Mantén una comunión estrecha conél. Mide la anchura, la largura, la pro-fundidad y la altura de su obra y sumisión. Asegúrate de que todo lo queél es y tiene, todo lo que ha hecho,hace y hará, es tuyo.

Nunca has estado ausente de su co-razón, ni puedes estarlo, porque eresun miembro «de su cuerpo, de su car-ne, y de sus huesos». Permanecesiempre en él, y siempre tendrás abri-go. Golpea, también, la roca de laspromesas con la vara de la fe. Lasaguas dulces manarán y fluirán con

Page 14: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

14 AGUAS VIVAS

amplitud y hondura por este canal:«Consolaos, consolaos, pueblo mío,dice vuestro Dios» (Is. 40:1).

Paséate a menudo con los fieles pe-regrinos de la antigüedad. Su compa-ñía es preciosa. Aunque estén llenosde pesares, siempre están gozosos.Aunque, como Jacob, sean vagabun-dos sin hogar, siempre están conso-lados. Aunque para salvar su vida ten-gan que huir y ocultarse en las caver-nas de la tierra, como David, estánconsolados.

Si, como aquellos tres jóvenes cauti-vos, tienen que pasar por el fuego dela persecución, están consolados. Sitienen que enfrentarse a todo peli-gro, aún a las tormentas más furio-sas, como Pablo, o si tienen que darfiel testimonio ante la chusma burlo-na o ante tiranos altivos, como esteapóstol, están consolados. Si muerenla muerte del mártir bajo una lluviade piedras, como Esteban, están con-solados. Aunque lo pierdan todo,ellos nunca pierden la consolación,porque ésta es Jesucristo mismo; laobra de su espíritu; el don de su gra-cia; la prueba de su presencia; la de-gustación de su cielo.

Quizás algunos ojos que pasan porestas páginas no conocen este pro-fundo manantial de consolación. ¡Po-bre! Tu corazón está desconsolado.Has sembrado vanidad y, ¿qué vas a

segar? Has hecho del mundo tu todoy, ¿qué te ha ofrecido? El que obtie-ne mucho, codicia más, porque lasposesiones no contentan.

Si esta hora asusta, la próxima escomo un abismo temido. Vagas porlos campos de la ansiedad y no hallasdónde reposar. La sociedad es un va-cío insípido, y tu soledad es como unalúgubre negrura. ¿Dónde están tusconsolaciones? No te acuerdas deninguna, ni las posees ahora, ni seasoma ninguna por tu horizonte.

En tu interior una voz te condena di-ciéndote que es verdad. No te apar-tes, pues, de la voz implorante de estapágina.

Convéncete y consiente; consiente enser feliz. «Buscad a Jehová mientraspuede ser hallado». Ampárate en sumisión: «Ciertamente consolaráJehová a Sion». Ampárate en su ofer-ta: «Venid a mí todos los que estáistrabajados y cargados, y yo os harédescansar». Ampárate en su título:«La consolación de Israel». Ampára-te en su tierna voz: «Como aquel aquien consuela su madre, así os con-solaré yo a vosotros». Ampárate enel mandamiento celestial: «Conso-laos, consolaos pueblo mío».

No ceses de suplicar hasta que pue-das decir de Aquel que es mayor queNoé: «Este nos aliviará...».

De El Evangelio en Génesis

Page 15: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

15AGUAS VIVAS

TEMA DE PORTADA

El Espíritu Santo viene y nos llena, pero él desea serpedido, buscado y llamado, diariamente.

Cuando el Señor Jesús se sometió al bautismode arrepentimiento, fue visitado por el Espíritu,que descendió sobre él en forma de una palo-ma. Sobre los discípulos, el Espíritu descendiócomo un viento, con lenguas de fuego; no fuede la misma manera que él vino sobre el Señor.

La principal característica de una paloma es queella solo se posa en lugar seguro. ¿Han visto us-tedes una paloma atropellada en la calle? Es muyraro. Por eso, el Espíritu usa esa figura para des-cender sobre nuestro Señor. Él era plenamenteseguro para esa visitación.

Jesús se humilló. Antes de subir, él descendió.Aquel bautismo de arrepentimiento, esa humi-llación de nuestro Señor, es el camino diario parauna vida llena del Espíritu.

La visitación del Espíritu

Y Jesús, después que fue bautizado, subió lue-go del agua; y he aquí los cielos le fueronabiertos, y vio al Espíritu de Dios que descen-día como paloma, y venía sobre él. Y hubouna voz de los cielos, que decía: Este es miHijo amado, en quien tengo complacencia».

– Mat. 3:16-17.

César Coneglian

Page 16: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

16 AGUAS VIVAS

SimplicidadSimplicidadSimplicidadSimplicidadSimplicidadNecesitamos comprender algunoshechos simples que están en el tex-to. Dios no es un Dios complicado,sino un Dios de profunda simplici-dad. El Espíritu no puede llenaraquello que está ocupado; es con-trario a la ley natural llenar algo queestá lleno. Debe haber un vacia-miento, para que el Espíritu de Diosnos pueda visitar y llenarnos de supropia vida.

Ahora, vamos a mirar otros ver-sículos aclaratorios. Jesús dijo: «Elque no es conmigo, contra mí es; yel que conmigo no recoge, desparra-ma» (Mat. 12:30). Solo hay dos for-mas en que un hijo crezca en la ca-rrera espiritual: oyendo, o sufrien-do. No existe otra forma. O él crecepor oír al Padre, o él crece sufrien-do. A través de los sufrimientos, élaprenderá a oír.

El Espíritu de Dios es el gran comu-nicador de parte de Dios. Nosotrossomos colaboradores de Dios, co-operadores con el bendito EspírituSanto en nuestras vidas. Él es dulce,gentil, tierno y manso. Es un com-pañero inseparable. Paracleto signi-fica ‘aquel que está al lado’. Él es unConsolador, un visitador diario; es unEspíritu de alianza, que renueva connosotros una alianza de misericor-dia, cada mañana.

Él es un Espíritu firme, un Espírituque tiene mente. Romanos 8, al ha-blar de intercesión, menciona lamente del Espíritu. El Espíritu tienepropósito, tiene determinacionesdiarias para nosotros. Es en este Es-píritu que nuestra vida debería serhallada siempre. Él es aquel que nostomará de la mano para conducir-nos en este camino. Es él quien su-surra en nuestro oído aquello quenecesitamos saber sobre nuestroshijos.

El EEl EEl EEl EEl Espírispírispírispírispíritttttu hablau hablau hablau hablau habla«El que tiene oído, oiga lo que el Es-píritu dice...» (Ap. 2:7). Él es suma-mente discreto. Sabemos que el Es-píritu está obrando al interior de laiglesia, no cuando se habla de él,sino cuando la vida del Hijo y delPadre es revelada en medio de laiglesia. El Espíritu no habla de sí mis-mo. Él es la persona de la Trinidad,con total discreción, presentando alHijo y al Padre, conduciendo nues-tro corazón a la bendita realidad denuestra filiación.

Este es el Espíritu de nuestro Padre;es un Espíritu sensible, que muchasveces se entristece con nuestras pa-labras. «Ninguna palabra corrompi-da salga de vuestra boca, sino la quesea buena para la necesaria edifica-ción, a fin de dar gracia a los oyen-

Page 17: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

17AGUAS VIVAS

tes. Y no contristéis al Espíritu Santode Dios» (Efesios 4:29-30).

Él sella nuestra boca, porque éstaexiste para edificación. Una madretiene que ser diariamente llena delEspíritu, para poder transmitir gra-cia a sus hijos. Un hombre tiene queandar a diario en este Espíritu, paraque él pueda edificar a su esposa ya sus hijos.

Los líderes en la casa de Dios, aque-llas ovejas que van al frente, necesi-tan recibir del Espíritu Santo de Diosaquello que las ovejas del rebañonecesitan. Para eso, tenemos quecooperar con este bendito Espíritu.Que el Señor alcance hoy nuestrocorazón en cooperación con Él.

Aplicando la filiaciónAplicando la filiaciónAplicando la filiaciónAplicando la filiaciónAplicando la filiación«Así también nosotros, cuando éra-mos niños, estábamos en esclavitudbajo los rudimentos del mundo. Perocuando vino el cumplimiento deltiempo, Dios envió a su Hijo, nacidode mujer y nacido bajo la ley, paraque redimiese a los que estaban bajola ley, a fin de que recibiésemos laadopción de hijos. Y por cuanto soishijos, Dios envió a vuestros corazo-nes el Espíritu de su Hijo, el cual cla-ma: ¡Abba, Padre! Así que ya no eresesclavo, sino hijo; y si hijo, tambiénheredero de Dios por medio de Cris-to» (Gál. 4:3-7).

Nosotros somos hijos adoptados; sinembargo, gozamos de todos los de-rechos de un hijo natural, porquefuimos adoptados por este benditoPadre. Ese Espíritu es aquí el Espíri-tu de su Hijo. ¿Cómo aprendemos aser hijos? Mediante la obra del Es-píritu de Dios en nosotros. El Espíri-tu es aquel que aplica la filiación anuestro corazón, confirmando nues-tra calidad de hijos de Dios.

Posiblemente todos nosotros hemostenido a lo largo de la vida algunosmomentos de ansiedad. Toda vezque mi corazón es tomado por algúnmomento de ansiedad, es porque enaquel instante yo no me veo comohijo. Entonces, el Espíritu viene anuestro corazón, obrando en nues-tra vida, mostrándonos que somoshijos de Dios, que todo está bajo elcuidado de este bendito Padre. ElEspíritu Santo viene, aplicando estafiliación a nuestro corazón.

La vida del Hijo en nosotLa vida del Hijo en nosotLa vida del Hijo en nosotLa vida del Hijo en nosotLa vida del Hijo en nosotrrrrrososososos«Mas el Consolador, el Espíritu San-to, a quien el Padre enviará en minombre, él os enseñará todas lascosas, y os recordará todo lo que yoos he dicho» (Juan 14:26).

El Espíritu tiene la responsabilidadde edificar la vida del Hijo y del Pa-dre en nuestros corazones. Quizás túhas tenido la experiencia de dete-nerte un tiempo en la Palabra por la

Page 18: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

18 AGUAS VIVAS

mañana, y el Espíritu Santo, en tulectura, destaca un versículo en tucorazón, y en el medio del día, aquelversículo viene a tu memoria, parati o para alguien.

«Él os enseñará ... y os recordará».Quien necesita dar consejo necesi-ta ser completamente dependientedel Espíritu, porque es él quien re-cuerda a nuestra mente lo que ne-cesita ser dicho a las personas.

¿Cómo podríamos edificar a un hijo,si no es mediante el Espíritu? Pormás que tú conozcas a tu hijo, soloel Espíritu de Dios examina los cora-zones y solo él sabe lo que ocurreallí. Si no fuese por el recordar delEspíritu a nuestra mente, perdería-mos el tiempo con nuestros hijos.Ellos pasan por muchas situaciones,y si nosotros no nos detenemos a oírla voz del Espíritu, no percibiremoslo que está ocurriendo.

«Pero cuando venga el Consolador,a quien yo os enviaré del Padre, elEspíritu de verdad, el cual procededel Padre, él dará testimonio acercade mí» (Juan 15:26).

TTTTTiempiempiempiempiempo y mo y mo y mo y mo y modoodoodoodoodoEl Espíritu dará a nuestros corazonestestimonio de Cristo. Él hace todaslas cosas dentro de nosotros en eltiempo de Dios y en el modo de Dios.El Espíritu de verdad va comunican-

do a nuestros corazones el tiempo yla forma de hacer todo. Noten laexpresión «el Espíritu de verdad».Nadie es lleno del Espíritu si no esconfrontado con su propia verdad.Si en un momento Dios hablase to-das las verdades de mi corazón, yono lo soportaría. Entonces, él vapoco a poco lanzando luz sobrequién soy yo, y cuando yo veo esaverdad, es porque el Espíritu Santoquiere que yo lidie con aquella ver-dad.

De tiempo en tiempo, tú tendrás unavoz dentro de ti mismo, susurrandode forma consistente y firme sobrealgo de tu vida. Puede ser un nego-cio, un hábito, una conversación, unrelacionamiento, etc. Algunos denosotros tendremos algún recuerdode nuestra infancia que quemará ennuestro interior. Es el Espíritu que-riéndonos decir algo. Tenemos quedetenernos y considerar aquello.Ese es el Espíritu de verdad.

¿Qué es lo que hace posible que al-guien se humille? Cuando alguienrecibe luz acerca de quién es, sehumilla delante de aquella luz, re-conociendo sus pecados, a medidaque el Espíritu va alumbrando.

«Aún tengo muchas cosas quedeciros, pero ahora no las podéissobrellevar. Pero cuando venga elEspíritu de verdad, él os guiará a

Page 19: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

19AGUAS VIVAS

toda la verdad; porque no hablarápor su propia cuenta, sino que ha-blará todo lo que oyere, y os harásaber las cosas que habrán de ve-nir» (Juan 16:12-13). El Espíritu esenviado a nuestro corazón como Es-píritu de verdad. Y en algunos mo-mentos, él nos anunciará cosas quehan de venir, no solo en nuestra tra-yectoria, sino también las cosas dela eternidad, hoy, en estos días queanteceden a la llegada del benditodía del Señor.

VVVVVaso humanoaso humanoaso humanoaso humanoaso humanoAhora, veamos algo maravilloso enJuan 3:5-8. «De cierto, de cierto tedigo, que el que no naciere de aguay del Espíritu, no puede entrar en elreino de Dios. Lo que es nacido de lacarne, carne es; y lo que es nacidodel Espíritu, espíritu es. No te mara-villes de que te dije: Os es necesarionacer de nuevo. El viento sopla dedonde quiere, y oyes su sonido; masni sabes de dónde viene, ni a dóndeva; así es todo aquel que es nacidodel Espíritu». Jesús compara al Espí-ritu con el viento. Tú no necesitassaber de dónde está viniendo ni ha-cia dónde va; solo tienes que oír suvoz.

Aquí necesito detenerme un poco,para explicar cómo es esta comuni-cación del Espíritu con nosotros. ElEspíritu es Dios, pero él se comuni-

ca con un vaso humano. Nuestroespíritu, por el nuevo nacimiento,está vivo, pero reside en un vasohumano. Entonces tenemos queentender cómo ese vaso funciona,para que entendamos cómo el Espí-ritu va a comunicarse con el hom-bre. Este vaso humano, nuestraalma, se compone de tres elemen-tos: la mente (los pensamientos), losafectos (emociones), y la voluntad.Y el Señor la creó de tal manera que,en el alma, la mente gobierne sobrelos afectos.

¿Por qué Dios no dio el gobierno dela casa ni el gobierno de la iglesia alas hermanas? Porque ellas son guia-das más por sus sentimientos. Y esteno es el orden de Dios. Él quiere quela mente gobierne los afectos. Elpropósito de Dios es que el espíritugobierne el alma. Cuando nuestroespíritu murió, empezó a gobernarel alma. Fue la primera inversión delas cosas. La segunda inversión esque el afecto pasó a gobernar sobrela mente.

Entonces, el Espíritu se comunica anuestro corazón por medio de lamente, los afectos y la voluntad. Unamente llena impide que el Espíritunos hable. Por eso, la mayor estra-tegia del diablo con el pueblo deDios es ocupar la mente de ellos,porque si la mente está ocupada, el

Page 20: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

20 AGUAS VIVAS

pueblo de Dios no oye la voz del Es-píritu.

Mente y vMente y vMente y vMente y vMente y voluntoluntoluntoluntoluntadadadadadAquí hay una fortaleza. El hermanoWatchman Nee dice: «Quien con-quista la mente, conquista la volun-tad». El diablo es un especialista enocupar nuestra mente. Si puedo de-cirlo, el diablo es muy paciente. Élelige, por ejemplo, a un hombre ytrama un negocio en la vida de él, y

bre, el primer pecado mencionadoson los malos deseos, los malos pen-samientos. Un mal pensamiento estodo pensamiento que no está enconformidad con la vida de nuestroSeñor. Una mente ocupada no per-mitirá que un hermano crezca.

¿Cómo es alimentada la mente? Ellaes alimentada por el cuerpo, por loscinco sentidos: visión, audición, tac-to, gusto y olfato. Los sentidos en-

El oído tEl oído tEl oído tEl oído tEl oído tiene priene priene priene priene preeminencia; en teeminencia; en teeminencia; en teeminencia; en teeminencia; en tanto nueanto nueanto nueanto nueanto nues-s-s-s-s-tttttrrrrros ojos no sean aquietos ojos no sean aquietos ojos no sean aquietos ojos no sean aquietos ojos no sean aquietados, no tendrados, no tendrados, no tendrados, no tendrados, no tendremememememososososos

ocasión de oír la vocasión de oír la vocasión de oír la vocasión de oír la vocasión de oír la voz del Eoz del Eoz del Eoz del Eoz del Espírispírispírispírispíritttttu.u.u.u.u.aquel negocio ocupará cinco años dela vida de ese hombre. El diablo sevale de algún amigo, para que elhermano quede encantado conaquel amigo, y de allí a dos años, talamigo le propone una sociedad, unnegocio, que le robará cinco o diezaños a su vida. Es grave robar cincoo diez años a tu vida, pero es cienveces más grave robar cinco o diezaños de la formación de tu hijo.

A veces, el diablo consigue ocuparnuestra mente, y nuestro corazón vasiendo conquistado por otras cosas.Esta mente necesita estar liberada.En Marcos capítulo 7, cuando el Se-ñor alude a la primera lista de peca-dos que brotan del corazón del hom-

vían información a nuestra mente.Por ejemplo, las tiendas más refina-das usan un perfume muy atrayen-te, para enviar información a tu ce-rebro a través del olfato.

Viendo y oyendoViendo y oyendoViendo y oyendoViendo y oyendoViendo y oyendoLos cinco sentidos alimentan la men-te. Pero la Biblia enfatiza dos senti-dos. En Mateo 13:13, nuestro Señordice: «Por eso les hablo por parábo-las: porque viendo no ven, y oyen-do no oyen, ni entienden». De loscinco sentidos, él destaca dos: la vis-ta y la audición.

El Espíritu de Dios está en nuestromedio comunicando a todos noso-tros la misma cosa. Ayer, alguien

Page 21: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

21AGUAS VIVAS

compartió sobre las trompetas. Aho-ra, yo tengo el mismo texto. ¿Quiénestá haciendo eso? Cuando Dios ha-bla dos veces, es porque él se apre-sura a actuar. ¿Recuerdan el sueñode Faraón y la interpretación queJosé le dio? José dice: «El sueño deFaraón es uno mismo; Dios ha mos-trado a Faraón lo que va a hacer».

Números 9:15-18. El pueblo comien-za a caminar por el desierto. Ahora,¿cómo es que Dios hace con ellos?«El día que el tabernáculo fue erigi-do, la nube cubrió el tabernáculosobre la tienda del testimonio; y a latarde había sobre el tabernáculocomo una apariencia de fuego, has-ta la mañana. Así era continuamen-te: la nube lo cubría de día, y de no-che la apariencia de fuego. Cuandose alzaba la nube del tabernáculo,los hijos de Israel partían; y en el lu-gar donde la nube paraba, allí acam-paban los hijos de Israel. Al manda-to de Jehová los hijos de Israel par-tían, y al mandato de Jehová acam-paban; todos los días que la nubeestaba sobre el tabernáculo, perma-necían acampados».

Dios comenzó a conducir al pueblode Israel usando el sentido de la vis-ta, porque el pueblo veía la nube.Mas observemos el capítulo 10:1-4.«Jehová habló a Moisés, diciendo:Hazte dos trompetas de plata; deobra de martillo las harás, las cua-

les te servirán para convocar la con-gregación, y para hacer mover loscampamentos. Y cuando las tocaren,toda la congregación se reunirá anteti a la puerta del tabernáculo de re-unión. Mas cuando tocaren sólo una,entonces se congregarán ante ti lospríncipes, los jefes de los millares deIsrael». En el capítulo 9, Dios haceque el pueblo le siga, usando la vis-ta; pero en el capítulo 10, lo hacenusando el oído.

¿Qué preferirías tú, ser ciego o sersordo? Permítanme explicar unacosa. La comprensión viene por ellenguaje. Quien ve y no oye, estávacío. Una persona puede no ver,pero si oye, ella construye compren-sión, entendimiento.

Un bebé de un mes de vida discier-ne sonidos, pero requiere cuatromeses de vida para comenzar a de-finir las manchas que él ve. Con unmes de vida, la criatura conoce la vozde sus padres. «La fe viene por eloír». No existe comprensión espiri-tual sin haber comunicación de Diosa nuestros oídos. El libro de Núme-ros nos muestra que Dios, en primerlugar, llama la atención de los ojos,para después ganar el oído.

Veamos Mateo 6:22. La Biblia esmuy simple. «La lámpara del cuer-po es el ojo». Cuando yo estoy inte-resado en alguna cosa, ¿cuál es el

Page 22: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

22 AGUAS VIVAS

primer sentido mío que es provoca-do? Los ojos. Entonces, cuando yotengo interés en alguna cosa, misojos buscan aquella cosa.

Cuán maravillosa es la Biblia. Cuan-do Dios crea a Eva para Adán, Adánse vuelve hacia ella y dice: «Esto esahora hueso de mis huesos y carnede mi carne; ésta será llamada Va-rona, por cuanto del varón fue to-mada» (Gén. 2:23). En el originalhebreo, ¿sabes lo que significan va-rón y varona? Aquel que mira a losojos. ¡Qué bello matrimonio! Ellosse miraban el uno al otro.

Cuando nosotros amamos algo,nuestros ojos buscan esta cosa. En-tonces, presta atención. Tus ojos, talvez, sean inquietos. Muchas herma-nas tienen debilidad por el shop-ping; muchos hermanos tienen de-bilidad por la televisión, por elfútbol, por los automóviles. Pero,¿cuándo habla el Espíritu? Cuandotus ojos se alzan y miran al Señor. Simis ojos están inquietos, el Espírituno habla, porque yo no me he dete-nido para prestar atención.

Los ojos son ganados antes del oído.Porque la ventana del alma no es eloído, sino los ojos. Por eso, elsalmista dice: «Estad quietos, y co-noced que yo soy Dios» (Sal. 46:10).Satanás es experto para inquietarnuestros ojos, y uno de los grandes

problemas en la edificación de nues-tra vida cristiana es que nosotrosestamos tan ocupados, que el Señorno tiene cómo derramar cosas ennuestros oídos.

Un hermano contaba que leyó elNuevo Testamento en diez días. Otrapersona dijo que leyó la Biblia en 61días, dedicándole una hora por día.Si nosotros apartásemos una hora aldía, leeríamos la Escritura seis vecesen el año. Ahora, ¿cuántas horasocupan dos películas y dos periódi-cos en la semana? Hemos de serhonestos, no amamos tanto la Pala-bra como decimos.

En estos días, he estado leyendo labiografía de Spurgeon. Él hizo un via-je a África, y quedó admirado de lacomprensión que los hermanos afri-canos tenían de la palabra de Dios.Le sorprendió el entendimiento quetenían de la Palabra, sin el recursode otros libros. Preguntó a los her-manos, ¿y saben cuál fue la respues-ta? «Hermano, nosotros dedicamosa la Palabra seis horas cada día».

El Espíritu necesita aquietarnos.Para mayor comprensión, hay untexto que deja todo mucho más cla-ro aún. Decíamos que, para que elEspíritu alimente nuestra mente,nuestros ojos y oídos tienen que serganados por el Espíritu. Hechos7:30. «Pasados cuarenta años, un

Page 23: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

23AGUAS VIVAS

ángel se le apareció en el desiertodel monte Sinaí, en la llama de fue-go de una zarza. Entonces Moisés,mirando, se maravilló de la visión;y acercándose para observar, vino aél la voz del Señor».

Mientras Dios no aquiete tus ojos,no lograrás oír al Espíritu, porque losojos sugieren el amor que tú tienes.Ellos son la ventana del alma. Mateo6:21 dice: «Porque donde esté vues-tro tesoro, allí estará también vues-tro corazón». Cuando tú amas algo,buscas aquello. Eso, para nosotros,los hombres, es desesperante, por-que si tú no dedicas tiempo suficien-te a tu mujer, eso tal vez delata queno la amas lo suficiente.

La Biblia dice que la iglesia es la niñade los ojos del Señor. ¿Qué significala expresión «la niña de sus ojos»?Es que ella tiene la primacía; ella eslo que los ojos de él buscan en pri-mer lugar. ¿Por qué los ojos del Se-ñor buscan en primer lugar a su igle-sia? Porque él la ama.

QuietQuietQuietQuietQuietud delante de Diosud delante de Diosud delante de Diosud delante de Diosud delante de DiosCuando amamos una cosa, busca-mos esa cosa con nuestros ojos.Moisés vio la zarza ardiendo. Y por-que él vio, luego consiguió oír. Moi-sés era poderoso en palabras y enobras, instruido en toda la ciencia deEgipto. ¿Y qué hizo Dios con él?

Como la mente de Moisés estabamuy ocupada, Dios lo llevó al desier-to, para que estuviese quieto. A finde que puedas cooperar con el Es-píritu Santo, necesitarás tener quie-tud delante de Dios.

Una palabra especial para los líde-res, con mucho temor y respeto. Laestrategia de Satanás contra ellos esocuparlos en la obra de Dios de talforma que sirvan, no a Dios, sinoapenas a la obra. Cuando servimosa Dios, el servicio no es pesado; perocuando servimos a la obra, de for-ma exagerada, fuera de la medidade Dios, también perdemos la comu-nión con él. Por eso son considera-dos dignos de doble honor los an-cianos que presiden bien, especial-mente los que se ocupan en la Pala-bra, que tienen quietud delante deella, porque así aprenden a oír me-jor la voz de Dios.

Ese es el principio. Pero no se detie-ne allí. Continuemos la lectura. «Yosoy el Dios de tus padres, el Dios deAbraham, el Dios de Isaac, y el Diosde Jacob. Y Moisés, temblando, nose atrevía a mirar. Y le dijo el Señor:Quita el calzado de tus pies, porqueel lugar en que estás es tierra santa.Ciertamente he visto la aflicción demi pueblo que está en Egipto, y heoído su gemido, y he descendidopara librarlos».

Page 24: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

24 AGUAS VIVAS

Antes de oír, necesitamos ver. El sen-tido más importante es el oído. Poreso, «la fe viene por el oír». En Juan20:21, nuestro Señor dice a Tomás:«Bienaventurados los que no vieron,y creyeron». El oído tiene preemi-nencia; en tanto nuestros ojos nosean aquietados, no tendremos oca-sión de oír la voz del Espíritu.

QuietQuietQuietQuietQuietud y arrud y arrud y arrud y arrud y arrepentepentepentepentepentimientoimientoimientoimientoimiento«Entonces Jesús vino de Galilea aJuan al Jordán, para ser bautizadopor él» (Mat. 3:13). ¿Cuántos añospermaneció quieto el Señor Jesús?Él vivió una vida de quietud. Mien-tras él vivió esa vida de quietud,¿qué hizo el Espíritu Santo? Lo lle-nó. Y en esta quietud, él se sometióal bautismo de arrepentimiento.Queridos, sin el Espíritu, nosotros novamos a conseguirlo. ¿Quién es elque mortifica la carne? El Espíritu.¿Quién es el que da vida? El Espíri-tu. ¿Quién es el que nos llena de fru-tos? El Espíritu.

No tenemos tiempo de examinartodo esto. Solo estoy señalandocómo nosotros cooperamos. Prime-ra cosa: quietud. Segunda: el bau-tismo de arrepentimiento. ¿Saben loque significa en griego la palabraarrepentimiento? Percibir después.Qué cosa maravillosa. Tiempo atrás,fui a un estudio de un hermano, unhombre maduro, con un matrimonio

muy estable, que edifica a muchoshermanos. En un momento, él con-fesó: «Tuve un conflicto, una riñacon mi esposa, y salí de casa. Doshoras después, me di cuenta de mifalta, volví y le pedí perdón». Cuan-do él ministró aquello, me quedépensando: «Señor, ¿cuánto tiempotardaría yo?».

¿Qué es el arrepentimiento? Perci-bir. Cuando tú estás quieto, a travésde la Palabra, el Espíritu te llevará apercibir las cosas. Vas a percibir des-pués aquello que está ocurriendo.Sin embargo, podemos llegar al pun-to de no necesitar arrepentirnos, sipercibimos antes y no caemos enpecado. Pero somos tan terribles,que nos vamos enredando y perci-bimos apenas, después.

Pidiendo, buscandoPidiendo, buscandoPidiendo, buscandoPidiendo, buscandoPidiendo, buscandoEn Lucas 11:1-13, el Señor habla so-bre la oración; cuenta la parábola delamigo inoportuno, y luego enseñaalgo que hemos oído muchas veces:

«Y yo os digo: Pedid, y se os dará;buscad, y hallaréis; llamad, y se osabrirá. Porque todo aquel que pide,recibe; y el que busca, halla; y al quellama, se le abrirá ... Pues si voso-tros, siendo malos, sabéis dar bue-nas dádivas a vuestros hijos, ¿cuán-to más vuestro Padre celestial daráel Espíritu Santo a los que se lo pi-dan?».

Page 25: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

25AGUAS VIVAS

«Pedid... buscad... llamad». Se nosenseña a pedir, buscar y llamar enoración, porque del seno del Padrees derramado el Espíritu Santo deDios sobre nuestro corazón. El Espí-ritu Santo viene y nos llena, en laquietud, en el bautismo de arrepen-timiento; pero él desea ser pedido,buscado y llamado, diariamente.«Señor, derrama de tu Espíritu».Porque eso nos bastará.

«Todos éstos perseveraban unáni-mes en oración y ruego, con las mu-jeres, y con María la madre de Je-sús, y con sus hermanos» (Hech.1:14). He aquí la misma realidad. Pordiez días, ellos oraron, aguardandola promesa de una visitación. El Es-píritu necesita ser buscado. «Pedid,buscad, llamad». Necesitamos ocu-par tiempo en la oración.

En fEn fEn fEn fEn familiaamiliaamiliaamiliaamilia«...se compungieron de corazón, ydijeron a Pedro y a los otros apósto-les: Varones hermanos, ¿qué hare-mos? Pedro les dijo: Arrepentíos, ybautícese cada uno de vosotros enel nombre de Jesucristo para perdónde los pecados; y recibiréis el don delEspíritu Santo. Porque para vosotroses la promesa, y para vuestros hijos,y para todos los que están lejos; paracuantos el Señor nuestro Diosllamare» (Hech. 2:37-39).

Esta visitación del Espíritu, viene enla quietud, en el arrepentimiento, yen una búsqueda. Esta promesa noes solo para nosotros – es para no-sotros y para nuestros hijos. ¡Imagi-nen nuestras casas, nuestras asam-bleas, nuestras reuniones, con pa-dres y madres llenos del Espíritu!¡Levantaríamos una generación lle-na del Espíritu, un testimonio sólidoen la próxima generación!

No hay mayor bendición que yo pue-da dar a mis hijos que una vida llenadel Espíritu de Dios, porque esta vidava a desbordar en la casa, en amor,en paz, en gozo, en benignidad, enmansedumbre, en fidelidad. Sin em-bargo, esto necesita ser pedido, bus-cado, llamado, en la misma actitudque hubo en nuestro Señor.

Que el Espíritu obre esto en mediode nosotros. Que en los próximosdías, los hermanos sean llenos delEspíritu y de fe, llenos del Espíritude sabiduría, llenos del Espíritu deconsolación, llenos del Espíritu de laPalabra. Que el Espíritu Santo, enesta dulce búsqueda de él a puertascerradas, venga sobre nosotros, so-bre nuestras mujeres, sobre nues-tros hijos, llenándonos de la vida deél. Que el Señor nos bendiga. Amén.

Síntesis de un mensaje oral compartido enSão Lourenço, Brasil (Septiembre 2014).

Tomado de sopalavra.org

Page 26: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

26 AGUAS VIVAS

TEMA DE PORTADA

El Espíritu Santo viene, vaciado de sí mismo, a fin deque el Hijo pueda expresarse a plenitud a través de él.

El prólogo del evangelio de Juan termina con unadeclaración solemne: «A Dios nadie le vio jamás;el unigénito Hijo… él le ha dado a conocer» (Jn.1:18). Que, con el término Dios, Juan se está re-firiendo al Padre, lo sabemos por la frase quesigue: «el unigénito Hijo… él le ha dado a cono-cer». En otras palabras, el unigénito Hijo ha dadoa conocer al Dios que es su Padre.

Dios rDios rDios rDios rDios reeeeeveladoveladoveladoveladoveladoEn la economía de Dios, el Padre se ha reserva-do ese aspecto de la Deidad que es absoluta-mente incognoscible al hombre. Él es el Dios in-visible (Col. 1:15). Pablo, escribiendo en su pri-mera carta a su hijo en la fe, Timoteo, describeal Padre celestial en los siguientes términos: «…que habita en luz inaccesible; a quien ningunode los hombres ha visto, ni puede ver…» (6:16).

No obstante lo anterior, la buena noticia delevangelio de Juan es que este Dios, a quien na-die ha visto jamás, ni puede ver, ha sido revela-

La horadel Espíritu Santo

Rubén Chacón V.

Page 27: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

27AGUAS VIVAS

do por su unigénito Hijo. El Dios in-cognoscible se ha dado a conocer,pero no directamente, sino por me-dio de su bendito Hijo.

Y en efecto, el evangelio de Juan dacuenta de cómo el Hijo de Dios dioa conocer a su Padre celestial a loshombres.

Las principales declaraciones delSeñor Jesucristo que dan cuenta deeste glorioso hecho, son las siguien-tes: «Porque el que Dios envió, laspalabras de Dios habla…» (3:34). ElHijo de Dios se presenta aquí comoel enviado de Dios. Como tal, él esun mensajero, un comisionado delPadre.

En términos modernos, diríamosque Jesús era un ‘junior’ de Dios suPadre. En esa calidad, el Hijo no pue-de hacer lo que le parezca ni decirlo que se le ocurra. El sólo puedehacer y decir aquello que le enco-mendó el que lo envió. Por eso, diceJesús: «el que Dios envió, las pala-bras de Dios habla».

No habla y no haceNo habla y no haceNo habla y no haceNo habla y no haceNo habla y no haceJesucristo no expresa sus propiaspalabras, sino las palabras del Padre.Los que le oyen deben, pues, tomarconciencia de que, en último térmi-no, están escuchando ni más ni me-nos que al mismo Padre.

El siguiente testimonio de Jesucris-to se encuentra en el 5:19: «De cier-to de cierto os digo: No puede el Hijohacer nada por sí mismo…». Cuan-do el Hijo anunciaba una declaracióncon la expresión «de cierto, de cier-to os digo» o «en verdad, en verdados digo», quería significar con ellaque revelaría una verdad suprema.Era como un llamado de atenciónpara que los discípulos abrieran susoídos con particular cuidado.

En términos actuales, sería un llama-do a tomar papel y lápiz. Todo lo queJesucristo dijo era verdad, pero nohay duda de que hay verdades másrelevantes, superlativas y máximas.Esta era uno de esos casos.

«No puede el Hijo hacer nada por símismo». En la declaración anteriorvimos que el Hijo no habla nada porsí mismo; aquí vemos que no hacenada por sí mismo. No es que el Hijono pudiera hacer nada por sí mismo,porque él lo podría haber hechotodo.

Lo que el Señor Jesús quiere decires que, pudiendo hacer todo por símismo, ha decidido de manera libre,consciente y voluntaria renunciar ahacer las cosas por sí mismo. No ol-videmos que Juan nos quiere mos-trar en su evangelio cómo fue queel unigénito Hijo nos dio a conoceral Padre.

Page 28: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

28 AGUAS VIVAS

Un vUn vUn vUn vUn vaso vaso vaso vaso vaso vacíoacíoacíoacíoacíoEl bendito Hijo fue un vaso vacío desí mismo para que el Padre celestiallo llenara completamente. Si, pues,Jesús no hizo nada por sí mismo¿cómo es que hizo todo lo que hizo?Él entonces agregó: «…sino sola-mente lo que ve que su Padre hace,porque cualquier cosa que hace elPadre, la hace también el Hijo. Puesel Padre ama al Hijo y le muestratodo lo que hace…» (NVI). ¡Qué her-mosa, única y extraordinaria decla-ración!

La íntima, profunda y real comuniónque tenía el Hijo con su Padre, lepermitía ver cuando su Padre semovía, y entonces el Hijo lo seguía;si el Padre actuaba de una determi-nada manera, el Hijo actuaba de lamisma forma. Lo que vemos en Je-sús son, en definitiva, los movimien-tos del Padre.

Entender esto es muy importante,porque en la mayoría de nosotros sealberga un recóndito pensamiento,casi subconsciente, que nos hacepensar que Jesucristo es más amo-roso, paciente y comprensivo que elPadre. Como si al Hijo pudiéramosvenir con más confianza que al Pa-dre. Del Padre tenemos una imagenmás autoritaria que nos hace ir a élen puntillas. Pero nada más lejos dela realidad.

Cuando Jesús fue misericordioso conalguien, lo fue porque él había vistoprimero a su Padre ser misericordio-so con esa persona. Cuando el Hijose conmovió por amor, el Padre lohabía hecho primero. Y cuando Je-sucristo fue duro y fuerte con algu-no, fue porque antes había visto asu Padre ser duro y fuerte con él. ElHijo en los días de su carne fue laréplica exacta del Padre, fue «la ima-gen misma de su sustancia» (Heb.1:3).

«Según oigo»«Según oigo»«Según oigo»«Según oigo»«Según oigo»En el versículo 5:30 del evangelio deJuan, Jesús reitera por segunda vez:«No puedo yo hacer nada por mímismo». Sin embargo, esta vez, lodice aplicado a un aspecto particu-lar: a lo concerniente a emitir juicios.Entonces Jesús agrega: «Según oigo,así juzgo». Sus juicios eran todos jus-tos, porque eran los juicios del Pa-dre que sabe y conoce todas las co-sas. Jesús juzgaba de acuerdo al jui-cio que oía de su Padre.

En cambio, nosotros no juzgamossegún oímos, sino según las aparien-cias. Por ello, la mayoría de nuestrosjuicios son equivocados y errados.Mas Jesús juzgaba de acuerdo al jui-cio del Padre. Así, por ejemplo, cuan-do el Hijo vio venir a Natanael, y dijode él: «He aquí un verdadero israe-lita, en quien no hay engaño» (Jn.

Page 29: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

29AGUAS VIVAS

1:47), estaba expresando el pensa-miento del Padre acerca deNatanael.

Mi doctMi doctMi doctMi doctMi doctrina y su doctrina y su doctrina y su doctrina y su doctrina y su doctrinarinarinarinarinaUn cuarto testimonio del Hijo delHombre que muestra cómo éste re-veló al Padre lo encontramos enJuan 7:16: «Jesús les respondió ydijo: Mi doctrina no es mía, sino deaquel que me envió». Jesucristo te-nía una doctrina muy clara y defini-da. Su enseñanza había sido dada aconocer en público y en privado atodos los que lo rodeaban. Sin em-bargo, frente a la admiración de losjudíos por los altos y profundos co-nocimientos que poseía Jesús, noobstante no haber pasado por la es-cuela rabínica, el Hijo hace la asom-brosa aclaración de que su enseñan-za no está originada en él, sino en elPadre que lo envió. Por lo tanto, to-dos los que habían oído su doctrinaestaban, en última instancia, escu-chando la enseñanza del Padre.

Buscando Su gloriaBuscando Su gloriaBuscando Su gloriaBuscando Su gloriaBuscando Su gloriaY en el versículo siguiente (v. 17), elSeñor afirma que él no habla por supropia cuenta, ya que todo aquelque así lo hace, su propia gloria bus-ca. ¡Cómo nos desnuda la palabra deJesús a todos los que nos gusta ha-blar por nuestra propia cuenta! Peroel bendito Hijo no estaba buscandosu gloria; él buscaba que el Padre

fuese glorificado. Por ello, las pala-bras que hablaba eran las palabrasdel Padre, las obras que hacía eranlas obras del Padre, los juicios queemitía eran los del Padre y la doctri-na que enseñaba era la del que loenvió.

Y en este punto es bueno hacer unaprecisión. ¿Qué problema habríahabido que Jesús, en lugar de expre-sar al Padre, se hubiese expresado así mismo? ¿Acaso el contenido de loexpresado en esa eventualidad ha-bría sido distinto? Por supuesto queno, porque el Hijo es tan divinocomo el Padre. Lo único distinto ha-bría sido el resultado final: en lugarde ser glorificado el Padre, lo habríasido el Hijo y, en consecuencia, elPadre no habría sido revelado.

Gloria corpGloria corpGloria corpGloria corpGloria corporororororatatatatativivivivivaaaaaAhora bien, Dios, es el Padre, es elHijo y es el Espíritu Santo. Por lo tan-to, si Dios ha de ser conocido, nece-sariamente ha de ser revelado elPadre. De la misma manera habrá deserlo el Hijo y el Espíritu Santo. PeroDios en su perfecta sabiduría ha de-terminado que ninguna de las per-sonas de la Trinidad se gloríe a símisma, sino que el Hijo da a cono-cer al Padre y el Espíritu revela alHijo.

La siguiente declaración que hace elHijo de Dios en aras de mostrar y de

Page 30: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

30 AGUAS VIVAS

revelar al Padre se encuentra enJuan 8:26, 28. En el versículo 26, elSeñor afirma: «Muchas cosas tengoque decir y juzgar de vosotros; peroel que me envió es verdadero; y yo,lo que he oído de él, esto hablo almundo». Este texto confirma aque-llo que dijimos a propósito del textode Juan 3:34 donde Jesús afirmabaque el enviado de Dios, las palabrasde Dios habla. Luego, en el versícu-lo 28, Cristo reitera por tercera vezque él nada hace por sí mismo, «sinoque según me enseñó el Padre, asíhablo».

ExprExprExprExprExpreeeeesión plenasión plenasión plenasión plenasión plenaA esta altura del relato evangélico,cabe la pregunta: ¿Cuál puede serel clímax del glorioso hecho de que

Muchos, al ver las preciosidades deJesús, terminaron creyendo en él.Sin embargo, la hermosura de su ca-rácter, la bondad de sus obras y laveracidad de sus palabras no eranotra cosa que las preciosidades delPadre. Por ello, vale la aclaraciónque hace el Hijo: «Al creer en mí,están creyendo en el Padre que meenvió».

A continuación, en el versículo 45,Jesús hace una declaración que tie-ne carácter de clímax: «Y el que meve, ve al que me envió».

Decimos que esta oración tiene ca-rácter de clímax, porque no olvide-mos que esta historia comenzó alláen Juan 1:18, con la categórica y ab-soluta afirmación de que a Dios na-

En rigor, el que vino fue el EEn rigor, el que vino fue el EEn rigor, el que vino fue el EEn rigor, el que vino fue el EEn rigor, el que vino fue el Espírispírispírispírispíritttttu Santo,u Santo,u Santo,u Santo,u Santo,perperperperpero en virto en virto en virto en virto en virtud de su vud de su vud de su vud de su vud de su vaciamiento, el queaciamiento, el queaciamiento, el queaciamiento, el queaciamiento, el que

se exprse exprse exprse exprse expreeeeesará psará psará psará psará por mor mor mor mor medio de él, será el Hijo.edio de él, será el Hijo.edio de él, será el Hijo.edio de él, será el Hijo.edio de él, será el Hijo.el Padre pueda expresarse a pleni-tud por medio del Hijo? Pues bien,a partir del capítulo 12 del evange-lio de Juan nos acercamos a ese clí-max. En el versículo 44, Jesús haceuna aclaración importante: «El quecree en mí, no cree en mí, sino en elque me envió». La NVI lo dice me-jor: «El que cree en mí… cree no soloen mí sino en el que me envió».

die le vio jamás. No obstante, aho-ra, gracias al bendito Hijo de Dios,el Padre puede ser visto en él. ¡Estoes sublime e inefable! Esta declara-ción del versículo 45 será desarro-llada ampliamente en el capítulo 14de Juan.

Pero antes, digamos algo del versí-culo 49. Aquí el Hijo reitera por se-gunda vez que él no ha hablado por

Page 31: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

31AGUAS VIVAS

su propia cuenta: «El Padre que meenvió, él me dio mandamiento de loque he de decir, y de lo que he dehablar».

Así, llegamos al capítulo 14, dondela máxima de que ver al Hijo es veral Padre, será explicitada claramen-te. En el versículo 6, Jesús proclama:«Yo soy el camino, y la verdad, y lavida». En este punto, es interesantepreguntarse qué camino es Jesucris-to. ¿A dónde lleva este camino?¿Qué destino tiene?

Bueno, la respuesta está en lo quecontinuó diciendo Jesús: «Nadie vie-ne al Padre, sino por mí». ¡Atención!Él no dijo: «nadie va al Padre», sino«nadie viene al Padre». Jesucristo noestaba ubicando al Padre allá en loscielos inalcanzables para el hombre,sino en él. Lo que está diciendo elCristo es que el Padre está en él. Estaes la buena noticia del evangelio: ElPadre, que habita en luz inaccesible,se nos ha acercado en el Hijo. A tra-vés del Hijo, podemos llegar al Pa-dre. Los hombres podemos venir alPadre, porque ahora él está cerca-no y accesible. ¿Dónde? En el Hijode Dios.

PPPPPadradradradradre accee accee accee accee accesiblesiblesiblesiblesiblePero no nos equivoquemos. El Diosinaccesible es ahora un Padre acce-sible únicamente en el Hijo. Quienpretenda saltarse al Hijo jamás al-

canzará al Padre. Desde que el Pa-dre se expresó a cabalidad a travésdel Hijo y, así éste se constituyó enla imagen del Dios invisible (Col.1:15), la norma eterna en la relaciónde Dios con los hombres, será esta:No podemos separar al Padre delHijo para ningún efecto en nuestrarelación con aquel.

Entonces continúa Jesús en el versí-culo 7: «Si me conocieseis, tambiéna mi Padre conoceríais; y desde aho-ra le conocéis, y le habéis visto». Paraconocer al Padre es absolutamentenecesario conocer al Hijo primero,porque éste es la revelación del Pa-dre. El Hijo es el resplandor de sugloria (Heb. 1:3). Y como los discí-pulos habían conocido al Hijo y lehabían visto, Jesús les revela que poresa causa ellos conocen al Padre ytambién lo han visto a él.

A la luz de la tremenda revelaciónque acaba de hacer nuestro SeñorJesucristo a sus discípulos, parecenecia e ingenua la petición que haceFelipe en el versículo 8: «Señor,muéstranos el Padre, y nos basta».«Pero, Felipe», respondió Jesús,«¿tanto tiempo llevo ya entre uste-des, y todavía no me conoces? El queme ha visto a mí, ha visto al Padre.¿Cómo puedes decirme: ‘Muéstra-nos al Padre’? ¿Acaso no crees queyo estoy en el Padre, y que el Padreestá en mí?» (vv. 9-10 NVI).

Page 32: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

32 AGUAS VIVAS

Pero ¿en qué consiste el error deFelipe? En pretender separar al Pa-dre del Hijo y al Hijo del Padre. Feli-pe quería ver al Padre, pero no enel Hijo, sino directamente. En esesentido, el error de Felipe nos repre-senta a todos, porque así como vi-mos anteriormente que en muchosde nosotros se esconde la idea deque el Hijo pudiera ser más bonda-doso que el Padre, separando así alPadre del Hijo, de la misma manerano son pocos los que preguntan sien la eternidad futura podremos veral Padre. Y cuando uno les respon-de que sí, pero en el Hijo, vuelven apreguntar: «¿Pero veremos al Padre,Padre?» Sí, pero veremos al Padre,Padre, en el Hijo. Entonces uno notaque esas personas no quedan satis-fechas con la respuesta.

Lo que reflejan, en definitiva, todasestas disquisiciones humanas es queno conocemos profundamente alHijo, porque si lo conociésemos acabalidad, todas estas interrogantesdesaparecerían. Al conocer verdade-ramente al Hijo, nos encontraríamosinevitablemente con el Padre, yaque ver al Hijo es ver al Padre y co-nocer al Hijo es conocer al Padre.

Por otra parte, una de las preguntashechas por Jesús a Felipe va al fon-do de la cuestión: «¿Acaso nocrees…?». El Señor advierte un pro-blema de incredulidad en todas es-

tas divagaciones. El que no cree nopuede conocer. Todo comienza conla fe. Para conocer hay que creerprimero. En el aspecto que estamoshablando, debemos necesariamen-te creer que el Hijo está en el Padrey el Padre está en el Hijo, si es quequeremos realmente conocer al Hijoy, en él, descubrir y conocer al Pa-dre.

Cabe aquí una segunda precisión. Enningún momento el Hijo ha dichoque él es el Padre. El Hijo es el Hijo yel Padre es el Padre. Todo lo que elHijo ha dicho es que el Padre moraen él y se expresa a través de él: «ElPadre que mora en mí, él hace lasobras» (Juan 14:10).

¡Bendito el Hijo de Dios que fue, enlos días de su carne, como un vasovacío de sí mismo, para que el Pa-dre pudiera llenarlo completamen-te y pudiera expresarse a plenitud através de él! Esto jamás había ocu-rrido y jamás volverá a ocurrir. Jesu-cristo es el primer hombre en la his-toria humana en quien Dios pudomanifestarse completamente, sinninguna oposición ni resistencia.

Experiencia pExperiencia pExperiencia pExperiencia pExperiencia parararararcialcialcialcialcialLos hombres del Antiguo Testamen-to que se destacaron por sus expe-riencias con Dios, como Moisés,Abraham, Daniel y muchos otros,fueron al igual que los hombres del

Page 33: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

33AGUAS VIVAS

Nuevo Testamento, personas pormedio de las cuales Dios pudo ex-presarse, pero parcialmente; jamása plenitud. En todos ellos, aunqueen distintos grados y niveles, vemosque en parte se expresa Dios a tra-vés de ellos y en parte se expresana sí mismos. Solamente en todo lode su bendito Hijo, sus emociones,su carácter, sus pensamientos, susmotivaciones, sus actitudes, sus ac-ciones, sus palabras y sus sentimien-tos, pudo el Padre darse a conocerplenamente.

Pero antes de dejar este párrafo delevangelio de Juan (14:6-10), obser-vemos que, en el versículo 10, Je-sús, por tercera vez, afirma que élno habla por su propia cuenta. Estafrase es importante que la retenga-mos para cuando tratemos la rela-ción entre el Hijo y el Espíritu Santo.

Aunque en el capítulo 14 de Juanencontramos un clímax del aspectoque venimos tratando, sin embargo,todos sabemos que falta el acto mássublime, celestial y salvador de to-dos, donde hallaremos el verdade-ro clímax de la revelación del Padrepor medio del Hijo. Nos referimos ala muerte y a la resurrección de Je-sucristo.

De todas maneras el Hijo, sabiendoque su hora de ir a la cruz ha llega-do, comienza a hablar, desde el ca-

pítulo 13 del evangelio de Juan, desu regreso al Padre en los cielos. Poresta razón, Cristo como ningún otroanuncia en los capítulos 14, 15 y 16de Juan, la venida del Espíritu San-to. Nadie honró y reveló tanto al Es-píritu Santo como el propio Hijo deDios en estos capítulos. Interesanteserá observar para qué y por quéserá enviado el Espíritu Santo y cuálserá la relación entre él, el Hijo y elPadre.

La horLa horLa horLa horLa hora del Ea del Ea del Ea del Ea del Espírispírispírispírispíritttttu Santou Santou Santou Santou SantoComencemos con el párrafo de Juan16:12-15. En el versículo 12, Jesúsadvierte a sus discípulos que toda-vía tenía muchas cosas que decirles,pero que, por ahora, no podrían so-portar. De alguna manera, el Hijo es-taba aquí prometiéndoles que, másadelante, él mismo terminaría dedarles a conocer toda la verdad. Yen el versículo 13, les aclara cuálserá ese tiempo venidero en que lescompletará la verdad: «Pero cuan-do venga el Espíritu de verdad, él osguiará a toda la verdad…». El Espíri-tu Santo guiará a los discípulos a laverdad plena. Sin embargo, había-mos dicho que, en el versículo 12,parecía que Jesús mismo estaba pro-metiendo darles a conocer todas lascosas.

¿En qué quedamos entonces? ¿SeráCristo mismo o el Espíritu Santo? La

Page 34: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

34 AGUAS VIVAS

frase que sigue resuelve todo elasunto: «…porque no hablará por supropia cuenta, sino que hablará todolo que oyere». Entonces, ¿cómo po-drá el Espíritu Santo hacer algo queCristo mismo había prometido ha-cer? La respuesta es simple: el Espí-ritu Santo no hablará por su propiacuenta, sino que hablará todo lo queoyere de Cristo. Gracias a la benditaactitud del Espíritu, el que en defi-nitiva guiará a toda la verdad seráCristo mismo.

Pero, a propósito del versículo 13,¿observas la frase «no hablará porsu propia cuenta»? Es la misma fra-se que Jesús había pronunciado tresveces en el evangelio de Juan (7:17;12:49; 14:10). Ahora, esta frase estáaplicada al Espíritu Santo. ¿Lo pue-des ver? ¿Puedes notar lo que estehecho implica? Es algo que conmue-ve y estremece. El Espíritu Santovendría con la misma actitud conque el Hijo había venido. El Espíritu,al igual que el Hijo, también sería unvaso vacío de sí mismo. Sin embar-go, la pregunta es: ¿Por qué o paraqué el Espíritu vendrá con esa mis-ma actitud? Acaso ¿él también vie-ne a dar a conocer a Dios?

Anteriormente dijimos que, si Dios,según su beneplácito, ha determina-do revelarse al hombre, entoncesdeberá ser revelado el Padre, el Hijoy el Espíritu Santo, ya que Dios es

una Trinidad. También ya vimos que,de acuerdo al evangelio de Juan, elHijo en los días de su carne, dio aconocer a los hombres al Padre ce-lestial. Así, el Padre fue revelado yglorificado por medio del Hijo. Pero,ahora, el Hijo regresará al Padre y lapregunta es: ¿Quién dará a conoceral Hijo a los hombres? Porque si Diosha de ser plenamente revelado yconocido, no es suficiente que soloel Padre sea manifestado. Tambiéndebe serlo el Hijo y el Espíritu San-to.

Pues bien, el bendito y humilde Es-píritu Santo ha venido, vaciado de símismo, a fin de que el Hijo puedallenarlo completamente y expresar-se a plenitud a través de él. Es decir,exactamente lo mismo que vimos enel Hijo con respecto al Padre, vemosahora en el Espíritu con respecto alHijo. El Hijo que había dado a cono-cer al Dios Padre, a quien nadie ha-bía visto jamás, será ahora dado aconocer por medio del Espíritu.

Hablará lo que oyerHablará lo que oyerHablará lo que oyerHablará lo que oyerHablará lo que oyereeeeePero, ¿podemos afirmar esto contodo rigor y exactitud? Por supues-to que sí. Ya advertimos que, en elversículo 13, Jesús declaró que elEspíritu Santo hablaría «todo lo queoyere», y que según el versículo 12,el Espíritu hablaría todo lo que oyerede Cristo. Pero, lo rotundo y categó-

Page 35: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

35AGUAS VIVAS

rico sobre el asunto está en la pri-mera frase del versículo 14. Jesúshablando de la venida del Espíritu,dijo: «El me glorificará». El EspírituSanto fue enviado para glorificar alSeñor Jesucristo, el Hijo de Dios. Así,el propio Jesús ligó la persona delEspíritu con él. La persona del Pa-dre está ligada al Hijo y éste estáunido a la persona del Consolador.

No obstante, el texto del versículo14 es aún más claro, pues Jesús, lue-go de decir: «Él me glorificará»,agrega: «porque tomará de lo mío,y os lo hará saber». O como dice laversión NVI: «porque tomará de lomío y se lo dará a conocer a uste-des». Es decir, así como el Hijo ha-bía dado a conocer al Padre, el Espí-ritu dará a conocer al Hijo. Lo queencontraremos en el Espíritu, noserá aquello del Espíritu, sino lo deCristo. Gracias al anonadamiento delEspíritu, todo lo que será expresadoa través de él, será Cristo mismo.

En definitiva, así como el Padre sehabía expresado a plenitud a travésde la sujeción libre, consciente yvoluntaria de su bendito Hijo, y así,Cristo había glorificado al Padre, asítambién el Espíritu Santo ha sidoenviado con la disposición libre,consciente y voluntaria de que Je-sucristo pueda expresarse plena-mente por medio de él, y así, Cristopueda ser glorificado.

Solo de esta manera se puede en-tender que Cristo, hablando de lavenida del Espíritu Santo, haya di-cho: «No os dejaré huérfanos; ven-dré a vosotros» (Jn. 14:18). Aquí, élno dijo: «No os dejaré huérfanos,porque les enviaré al Espíritu San-to», sino «porque yo mismo vendréa vosotros». En rigor, el que vino fueel Espíritu Santo, pero en virtud desu vaciamiento, el que se expresarápor medio de él, será el Hijo.

Asimismo podemos entender aho-ra por qué, cuando Juan estaba enel Espíritu y escuchó una voz comode trompeta, esa voz no era otra quela voz de Jesucristo hablándole; sinembargo, una vez que Jesucristoentrega su mensaje a las iglesias, élno tiene reparos en advertir que lodicho por él, lo dice también el Es-píritu Santo (Ap.1:10-11; 2:1, 7).

Para terminar este párrafo, en el tex-to de Juan 16:15 el Señor Jesucristoaprovecha de hacer una aclaraciónimportante: «Todo lo que tiene elPadre es mío; por eso dije que» (elEspíritu Santo) «tomará de lo mío, yos lo hará saber». Como ya adverti-mos anteriormente, el contenido delPadre no es distinto al del Hijo, ni eldel Hijo al del Espíritu. No obstante,las personas en Dios no se glorificana sí mismas, sino que el Hijo glorifi-ca al Padre y el Espíritu glorifica alHijo. ***

Page 36: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

36 AGUAS VIVAS

TEMA DE PORTADA

Andando junto al mar de Galilea, vio a Simóny a Andrés su hermano, que echaban la reden el mar; porque eran pescadores. Y les dijoJesús: Venid en pos de mí, y haré que seáispescadores de hombres. Y dejando luego susredes, le siguieron. Pasando de allí un pocomás adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo,y a Juan su hermano, también ellos en la bar-ca, que remendaban las redes. Y luego los lla-mó; y dejando a su padre Zebedeo en la bar-ca con los jornaleros, le siguieron».

– Mar. 1:16-20.

En esta escena, buscando a quienes serían susdiscípulos, el Señor no fue a los círculos socialesmás refinados de su tiempo, sino a estos hom-bres rústicos y sencillos, «sin letras y del vulgo».El llamamiento tiene propósito: «Venid en posde mí, y os haré pescadores de hombres». Pala-bras misteriosas para ellos, acostumbrados alduro trabajo del pescador artesanal.

«Después subió al monte, y llamó a sí a los queél quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, paraque estuviesen con él, y para enviarlos a predi-car» (Mar. 3:13). Luego, Jesús cambió el nom-bre de algunos de ellos: «...a Simón, a quien puso

El mayores el que sirve

Con la palabra y el ejemplo, el Señor Jesús logrótransformar a los «hijos del trueno» en vasos fructíferos.

Gonzalo Sepúlveda

Page 37: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

37AGUAS VIVAS

por sobrenombre Pedro; a Jacobohijo de Zebedeo, y a Juan hermanode Jacobo, a quienes apellidóBoanerges, esto es, Hijos del true-no». El trueno asusta, es violento,exageradamente fuerte. Sabía elSeñor que estos hombres, sencillosen apariencia, no eran de corazónmanso, sino temibles, y sabemosque él nunca usaría palabras al azar– Boanerges, «hijos del trueno».

Los hijos del tLos hijos del tLos hijos del tLos hijos del tLos hijos del truenoruenoruenoruenoruenoMás adelante, les vemos de nuevo.«Entonces Jacobo y Juan, hijos deZebedeo, se le acercaron, diciendo:Maestro, querríamos que nos hagaslo que pidiéremos. Él les dijo: ¿Quéqueréis que os haga? Ellos le dijeron:Concédenos que en tu gloria nos sen-temos el uno a tu derecha, y el otroa tu izquierda» (Mar. 10:35-37).

El Señor se acercaba a Jerusalén y,habiendo sido testigos de los mila-gros, y de cómo el Señor había mos-trado su poder sobre la naturaleza,sobre los espíritus y sobre los hom-bres, ellos pensaron que algo gran-de podía acontecer en esa ciudad.Entonces, su imaginación les hizoaspirar a obtener poder. Si habíanacompañado al Señor, dejándolotodo por seguirle, y si él iba a ser elRey, ¡había que apresurarse en asu-mir una posición de poder, para do-minar a las personas!

El evangelio de Mateo registra quehablaron con su madre para que in-tercediera por ellos ante el Señor.Eran ambiciosos y astutos, buscan-do la forma de acercarse y asegurar-se un puesto. Pero, aun así, el Maes-tro no se equivocó al llamarlos.

Antes de esto, Lucas 9:51-54 regis-tra otro gesto de ellos: «Cuando secumplió el tiempo en que él habíade ser recibido arriba, afirmó su ros-tro para ir a Jerusalén. Y envió men-sajeros delante de él, los cuales fue-ron y entraron en una aldea de lossamaritanos para hacerle prepara-tivos. Mas no le recibieron, porquesu aspecto era como de ir a Jerusa-lén. V iendo esto sus discípulosJacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quie-res que mandemos que desciendafuego del cielo, como hizo Elías, y losconsuma?».

Tal era el carácter de estos hombres.Eran contradictorios, duros, violen-tos, vengativos. Si hubiese estado ensus manos tomar una decisión así,¡ay de los samaritanos! El Señor noescogió a los mejores. Se puede de-cir que él escogió a los peores.

VVVVVosotosotosotosotosotrrrrros no sabéisos no sabéisos no sabéisos no sabéisos no sabéis«Entonces volviéndose él, los repren-dió, diciendo: Vosotros no sabéis dequé espíritu sois; porque el Hijo delHombre no ha venido para perderlas almas de los hombres, sino para

Page 38: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

38 AGUAS VIVAS

salvarlas. Y se fueron a otra aldea»(Luc. 9:55-56). Su Maestro, tenien-do todo poder y autoridad para ha-cer mucho más de lo que ellos esta-ban pidiendo, prefirió tomar un ca-mino más largo. El Señor no vino acondenar, sino a salvar. Tenía quesalvarlos incluso a ellos mismos desu violencia interior. «Vosotros nosabéis de qué espíritu sois». En rea-lidad, ese era el espíritu del enemi-go, no el espíritu del Señor.

Volvemos a la escena de Juan yJacobo en Marcos 10. «Jesús les dijo:No sabéis lo que pedís. ¿Podéis be-ber del vaso que yo bebo, o ser bau-tizados con el bautismo con que yosoy bautizado? Ellos dijeron: Pode-mos. Jesús les dijo: A la verdad, delvaso que yo bebo, beberéis, y con elbautismo con que yo soy bautizado,seréis bautizados; pero el sentarosa mi derecha y a mi izquierda, no esmío darlo, sino a aquellos para quie-nes está preparado» (Mr. 10:38-40).

Cuando el Señor hablaba de esebautismo en que él iba a ser bauti-zado, se refería a Su muerte. Ellostambién tendrían que pasar por unproceso de muerte, pero aun eranincapaces de comprenderlo.

PPPPPrrrrrovovovovovocando divisiónocando divisiónocando divisiónocando divisiónocando divisiónVersículo 41: «Cuando lo oyeron losdiez, comenzaron a enojarse contraJacobo y contra Juan». Como resul-

tado de su desmedida ambición,provocar división entre los herma-nos no era un cálculo que cabía ensus mentes. Aprender a trabajar enequipo sería para ellos un dolorosoproceso. Sin embargo, aún así, elSeñor había orado al Padre, fijandosu atención en estos deformes hom-bres y, lejos de fracasar, él consiguióen ellos un fruto maravilloso.

¿Qué hizo el Señor con ellos? Aquímismo parte la lección. «Mas Jesús,llamándolos, les dijo: Sabéis que losque son tenidos por gobernantes delas naciones se enseñorean de ellas,y sus grandes ejercen sobre ellaspotestad. Pero no será así entre vo-sotros...» (v. 42-43). ¡Qué palabra!Hay un abismo de distancia entre losgobernantes del mundo, y quieneshan de participar del reino de Dios.

SiervSiervSiervSiervSiervo de todoso de todoso de todoso de todoso de todos«...no será así entre vosotros, sinoque el que quiera hacerse grandeentre vosotros será vuestro servi-dor». Leemos: «...el que quiera ha-cerse grande». No los está restrin-giendo, no les está destruyendo susueño de ser grandes. Esto es algoinherente al ser humano, y el Señorno anula ese deseo de progreso.

Todos luchamos por algo en la vida,por nuestra propia superación. Hayalgo legítimo en ello, pero el Señorles cambia el foco, trastocando to-

Page 39: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

39AGUAS VIVAS

talmente los valores. «...el que quie-ra hacerse grande entre vosotrosserá vuestro servidor». Puedes sergrande, pero ello no será dominan-do, no será con opresión, sino sien-do un servidor.

«...el que de vosotros quiera ser elprimero, será siervo de todos» (v.44). Hay opción de ser grandes enel reino de Dios, y aun de ser los pri-meros. Pero el camino es ser un sier-vo y, más aún, ser «siervo de todos».

«Porque el Hijo del Hombre no vinopara ser servido, sino para servir, ypara dar su vida en rescate por mu-chos» (v. 45). Ante una palabra así,había solo dos opciones. Jacobo yJuan, ese día, pudieron haber regre-sado a sus redes. Estas palabras fue-ron un duro golpe a su manera dever la vida. Seguir a su Maestro, enese punto, debe haberles parecidoun desafío imposible. El riesgo defracasar era muy alto. ¿Cómo aban-donar ese carácter de trueno paraasumir una humildad semejante?

Gracias al relato del Nuevo Testa-mento, tenemos el panorama com-pleto. Pedro, Juan y Jacobo llegarona ser los discípulos más íntimos delSeñor. Fueron eficaces pescadoresde hombres. Su carácter fue mol-deado a imagen del Maestro. Y fi-nalmente, en Apocalipsis 21, en lanueva Jerusalén, leemos: «el muro

de la ciudad tenía doce cimientos, ysobre ellos los doce nombres de losapóstoles del Cordero» (Ap. 21:14).¡Qué poderoso Maestro! ¡Cómo lo-gró que hombres tan viles llegarana ser dignos de ocupar un lugar detanta honra junto a él!

¿Y nosot¿Y nosot¿Y nosot¿Y nosot¿Y nosotrrrrros?os?os?os?os?Nosotros no somos diferentes dePedro, de Juan y de Jacobo. Tenemosmuchos de sus rasgos, aunque es-tén muy ocultos; pero tarde o tem-prano saldrá de manifiesto lo que enrealidad somos.

Nosotros no amamos naturalmente.Se requiere un milagro, un cambioprofundo. Ningún maestro nos hu-biese escogido a nosotros para quefuésemos sus discípulos, y menospara encomendarnos una funcióntan elevada y eterna. A pesar de ello,el Señor Jesús fijó su mirada en cadauno de nosotros.

Ellos estuvieron con el Señor. Latransformación no les vino por es-fuerzo propio. Ellos no podían sim-plemente decir: ‘Dejaremos de sercomo el trueno; desde ahora sere-mos humildes’. No. Fue la obra delMaestro, su poder y sus palabrasque se hicieron vida.

Hay un atractivo en la persona delSeñor Jesús. Quienes comienzan aseguirle no pueden retroceder. Aun-

Page 40: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

40 AGUAS VIVAS

que nos apriete firme, sabemos quedebemos estar con él. Su reprensiónsiempre viene cargada de amor.Aunque pasemos por pruebas difí-ciles y se nos desmorone el mundo,somos conscientes que no podemosapartarnos del Maestro. Y así, estoshombres le siguieron, aún sin saberlo que les esperaba.

«Como había amado a los suyos queestaban en el mundo, los amó hastael fin». Que fuesen violentos, no fueimpedimento para que él los ama-ra, y ellos percibieron ese amor.

Ejemplo vivEjemplo vivEjemplo vivEjemplo vivEjemplo vivoooooEl Señor sabía que había llegado suhora. «...sabiendo Jesús que el Pa-dre le había dado todas las cosas enlas manos...» (Jn. 13:3). He aquí lagloria del Señor. Todas las cosas lehabían sido dadas por el Padre. Él esdueño y Señor de todo lo creado.Todo poder le fue dado en el cielo yen la tierra, y ante él se doblará todarodilla y toda lengua le confesará.¡Qué grandeza incomprensible paranuestra mente limitada!

«...había salido de Dios, y a Diosiba». ¡Qué conexión entre el cielo yla tierra, qué perfección, en esteHombre que estaba allí con ellos! Dealguna manera, a esa altura, los dis-cípulos algo habían visto de la gran-deza del Señor. Así también, en no-sotros, el conocimiento del Señor ha

ido en aumento, y hoy le vemos másglorioso. Estos Boanerges estabancambiando; ahora tenían una mira-da distinta.

Sabiendo el Señor estas cosas, «selevantó de la cena, y se quitó sumanto, y tomando una toalla, se laciñó. Luego puso agua en un lebri-llo, y comenzó a lavar los pies de losdiscípulos, y a enjugarlos con la toa-lla con que estaba ceñido» (13:4-5).En silencio, el Maestro se pone enpie. Los discípulos, atónitos, enmu-decen ante una escena jamás ima-ginada. Inclinado, cual siervo de to-dos, comienza su tarea. La suciedadde los pies polvorientos iba cayen-do con el agua, y no solo sus pies,sino también la altivez de sus cora-zones estaba siendo simultánea-mente derribada. ¿Puedes verlo?

Siendo dueño de todo, él se humi-lla, y toma la posición de un escla-vo, el último lugar. En esa hora, losdiscípulos, con toda su indignidad,estaban siendo tratados como reyes,un privilegio que no tuvieron otroshombres. Sus rasgos violentos fue-ron derribados por su Maestro, quelos ganó por amor.

Sin que lo merezcamos, él se preocu-pa de lavarnos, de refrescarnos, dealentarnos a seguir. Muchas veces,el Señor nos ha lavado los pies, yasea por una oración respondida, por

Page 41: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

41AGUAS VIVAS

la visita o abrazo de un hermano, ocuando una palabra Suya, por el Es-píritu Santo, viene a conmover nues-tros corazones.

Ahora entendemos a Pedro cuandodice: «Señor, ¿tú me lavas los pies?».Los otros se quedaron mudos anteaquella escena. Toda su experienciaviene fugazmente a su memoria: élhabía confesado al Mesías revelado,había sido testigo de su gloria y oídoal Padre acerca de Él en el monte dela transfiguración. Los demonioshabían huido a su presencia, los en-fermos sanaron, la tempestad delmar se calmó a su voz, Lázaro regre-só de la muerte por mandato suyo.Y ahora, cual siervo se humilla… No,Pedro no soportó y menos compren-dió a su Maestro. Esta actitud supe-

porque lo soy. Pues si yo, el Señor yel Maestro, he lavado vuestros pies,vosotros también debéis lavaros lospies los unos a los otros» (14-15). Notemamos tomar el último lugar, yprestar un servicio, por pequeño queparezca, porque a eso nos llamó elMaestro.

El agua que lavó sus pies, lavó tam-bién la soberbia de sus almas. La lim-pieza interior superó la exterior. Por-que así trata el Maestro con noso-tros: él nos habla con tanta dulzura,con tanto amor, que no podemosresistirnos. Este Maestro es digno deser seguido.

LLLLLección suprección suprección suprección suprección supremaemaemaemaemaEvangelio de Juan, capítulo 19. «Es-taban junto a la cruz de Jesús su

HaHaHaHaHay un abismy un abismy un abismy un abismy un abismo de disto de disto de disto de disto de distancia entancia entancia entancia entancia entrrrrre lose lose lose lose losgobernantegobernantegobernantegobernantegobernantes del ms del ms del ms del ms del mundo, y quieneundo, y quieneundo, y quieneundo, y quieneundo, y quienes han des han des han des han des han de

pppppartartartartarticipicipicipicipicipar del rar del rar del rar del rar del reino de Dios.eino de Dios.eino de Dios.eino de Dios.eino de Dios.ró los límites del hombre: «¿Tú melavas?». Y se negó en principio. ¿Po-demos imaginar por un instante suquebranto interior?

«Así que, después que les hubo la-vado los pies, tomó su manto, vol-vió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis loque os he hecho? Vosotros me lla-máis Maestro, y Señor; y decís bien,

madre, y la hermana de su madre,María mujer de Cleofas, y MaríaMagdalena» (19:25). ¡Qué momen-to éste! El Señor está en la cruz.Cuán terrible es su sufrimiento físi-co; traspasado por los clavos, su ca-beza coronada de espinas, su san-gre derramándose. Azotado y tortu-rado, él había cargado su cruz en eselargo camino hacia el Gólgota.

Page 42: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

42 AGUAS VIVAS

«Cuando vio Jesús a su madre, y aldiscípulo a quien él amaba, que es-taba presente...». Juan estaba pre-sente allí. ¿Qué quedaba aquí delBoanerges vengativo que pretendíahacer descender fuego sobre los sa-maritanos, de aquel que soñaba conlos privilegios del poder? Su ambi-ción humana estaba destruida. SuMaestro amado no solo había anun-ciado que iba a morir; ahora estabamuriendo por ellos, por los hijos deltrueno, y por estos hombres defor-mes que somos todos nosotros.

«Jesús ... dijo a su madre...». ¿Cómopudo hablar estando crucificado? Élno pidió nada para sí mismo. Estan-do en la condición más extrema, sepreocupó por su madre. Tal es nues-tro Maestro, nuestro modelo. Queel Señor derribe nuestros reclamos.«Mujer, he ahí tu hijo. Después dijoal discípulo: He ahí tu madre» (26-27). ¿Tenía Juan opción de negarseante esa mirada y esa voz desde lacruz? Los otros habían huido; peroJuan estaba muy cerca, oyendo cadapalabra del bendito moribundo. «Heahí tu madre. Y desde aquella horael discípulo la recibió en su casa».

Seguir al Maestro les significó a es-tos hombres ir muriendo de a poco.Su personalidad violenta, su carác-ter temible, fue hecho trizas. Ver alMaestro y oír sus palabras, transfor-mó sus vidas; seguirle, produjo un

efecto demoledor en sus corazonesy, muy pronto, el fruto se haría ma-nifiesto.

El fruEl fruEl fruEl fruEl fruto, otto, otto, otto, otto, otrrrrro «to «to «to «to «trueno»rueno»rueno»rueno»rueno»Pasada la crisis, con el Espíritu San-to llenando su corazón, Juan pudodescribir realmente quién era Aquelque le miró a los ojos y con voz tem-blorosa le habló desde la máximadebilidad, desde la cruz: «En el prin-cipio era el Verbo, y el Verbo era conDios, y el Verbo era Dios. Este era enel principio con Dios. Todas las co-sas por él fueron hechas, y sin élnada de lo que ha sido hecho, fuehecho ... Y aquel Verbo fue hechocarne, y habitó entre nosotros (y vi-mos su gloria, gloria como delunigénito del Padre), lleno de gra-cia y de verdad» (Jn. 1:1-3, 14) .

¿Podemos percibir la autoridad decada declaración? Hay otro truenoaquí, sigue siendo Juan, pero es ‘otroBoanerges’. Su estruendo aún seoye, ha traspasado no solo los oídossino el corazón de multitudes, a tra-vés de los siglos, llegando hastanuestros corazones. ¡Y el eco segui-rá siendo replicado mientras hayacreyentes en esta tierra! ¡Qué pre-cioso es el Hijo de Dios! ¡Qué pre-ciosa es la Roca sobre la cual esta-mos fundados!

Síntesis de un mensaje impartido en Temuco(Chile), en septiembre de 2014.

Page 43: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

43AGUAS VIVAS

TEMA DE PORTADA

Lectura: Marcos 11:15-19.

El Señor Jesús dijo a sus discípulos: «Aprendedde mí, que soy manso y humilde de corazón»(Mat. 11:29). Sin embargo, cuando él entró enel templo de Jerusalén (en este pasaje de Mar-cos capítulo 11) tuvo una conducta inusual ensu persona, pues reaccionó de manera violen-ta, volcando las mesas de los cambistas y expul-sándolos del templo.

El enojo del SeñorEl enojo del SeñorEl enojo del SeñorEl enojo del SeñorEl enojo del Señor¿Por qué el Señor se enojó de esa manera? Con-forme a la profecía, en el día de su muerte, él«no abrió su boca; como cordero fue llevado almatadero; y como oveja delante de sustrasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca»(Is. 53:7). Él fue manso y humilde hasta el final;pero acá no. Aquí hay algo que le causó un pro-fundo enojo. Y es necesario e importante queentendamos la causa de su ira.

Los estudiosos dicen que el Señor entró en eltemplo dos veces en su ministerio: al principio

Cuando el cielooye a la tierra

Cuando los hombres vienen a Su casa, pueden tocar alDios de los cielos, y cooperar con su voluntad en la tierra.

Rodrigo Abarca

Page 44: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

44 AGUAS VIVAS

de su ministerio, en Juan capítulo 2,cuando él entró allí y expulsó a loscambistas; y al final, cuando volvióa Jerusalén, otra vez se encontró conel mismo escenario, y volvió a hacerexactamente lo mismo.

¿Quiénes eran estas personas conquienes él se enfureció tanto? Cla-ramente, ellos estaban ahí hacien-do negocios, eran cambistas. Cons-tantemente, acudía a Jerusalén gen-te de todas partes del mundo cono-cido, judíos que vivían esparcidosdebido a la diáspora.

De hecho, todo judío que se precia-ra de tal, iba por lo menos una vezen su vida a Jerusalén a ofrecer sa-crificios al templo. Ellos traían dine-ro de sus lugares de origen; y lo cam-biaban en el mismo templo parapoder comprar los animales necesa-rios para el sacrificio.

Así que, de alguna manera, los cam-bistas estaban prestando un servicio.Pero el Señor, airado, «volcó lasmesas de los cambistas, y las sillasde los que vendían palomas». O sea,tanto vendedores como cambistasrecibieron el enojo del Señor.

«Y les enseñaba, diciendo: ¿No estáescrito: Mi casa será llamada casade oración para todas las naciones?Mas vosotros la habéis hecho cuevade ladrones» (Mar. 11:17). El Señorexplica la causa de su ira. Ellos ha-

bían alterado el propósito de la casade Dios, convirtiéndola en algo muydistinto a lo que ella debía ser; unlugar donde cada uno buscaba supropio interés.

El sueño de JacobEl sueño de JacobEl sueño de JacobEl sueño de JacobEl sueño de JacobEl propósito del templo de Dios esser «casa de oración para todas lasnaciones». De esa manera, el Señordefinió lo que es la esencia de lacasa. Él pudo haber dicho que aquelera el lugar del sacerdocio o de lossacrificios; sin embargo, lo llamó«casa de oración».

Para entender el sentido que el Se-ñor le dio a esta frase, necesitamosir a la primera mención de la casade Dios en la Escritura, en la histo-ria del sueño de Jacob: «Y llegó a uncierto lugar, y durmió allí, porque yael sol se había puesto; y tomó de laspiedras de aquel paraje y puso a sucabecera, y se acostó en aquel lugar.Y soñó: y he aquí una escalera queestaba apoyada en tierra, y su ex-tremo tocaba en el cielo; y he aquíángeles de Dios que subían y descen-dían por ella. Y he aquí, Jehová es-taba en lo alto de ella...» (Gén.28:11-13).

Aquel era un sueño extraño, difícilde entender. Cuando la Escrituradice que ángeles de Dios subían ydescendían por aquella escalera, nosquiere decir que el cielo estaba ac-

Page 45: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

45AGUAS VIVAS

tuando sobre la tierra. Y Dios esta-ba en lo alto de la escalera, es decir,el cielo estaba abierto sobre la tie-rra.

«Y despertó Jacob de su sueño, ydijo: Ciertamente Jehová está eneste lugar, y yo no lo sabía» (v. 16).Este es el lugar donde el cielo se unecon la tierra, donde la presencia y elreino de Dios tocan la tierra. «Y tuvomiedo, y dijo: ¡Cuán terrible es estelugar! No es otra cosa que casa deDios, y puerta del cielo» (v. 17).

Esta es la primera mención de la casade Dios en la Escritura. La casa deDios es la puerta del cielo, el lugardonde el cielo está abierto sobre latierra, donde el cielo toca la tierra,donde la voluntad del cielo actúasobre la tierra. Esa es la definiciónesencial de la casa de Dios.

Luego, cuando Dios ordena a Moi-sés levantar el tabernáculo, y des-pués, cuando manda a Salomónconstruir el templo, ambos estánapoyados en este principio original– el lugar donde Dios se hace pre-sente en la tierra.

La piedrLa piedrLa piedrLa piedrLa piedra y la casaa y la casaa y la casaa y la casaa y la casa«Y se levantó Jacob de mañana, ytomó la piedra que había puesto decabecera, y la alzó por señal, y de-rramó aceite encima de ella» (v. 18).La escalera se apoyaba sobre la pie-

dra donde él había dormido. Esa pie-dra era el punto donde el cielo toca-ba la tierra. Jacob entendió que esapiedra era fundamental, pues mar-caba el lugar de la casa de Dios, yderramó aceite sobre ella.

«Y esta piedra que he puesto porseñal, será casa de Dios» (v. 22).Donde está esta piedra, está la casade Dios. ¿Por qué la piedra y por quéel aceite sobre la piedra? ¿Qué se-ñal representa esa piedra? Veamos:

«Acercándoos a él, piedra viva...»(1ª Ped. 2:4). Cristo es la piedra viva.Esto afirma Pedro, aquel que recibióla mayor revelación del Nuevo Tes-tamento, que es fundamento detodo lo demás: «Tú eres el Cristo, elHijo del Dios viviente» (Mat. 16:16).

Cristo es el Ungido, una expresiónque viene del Antiguo Testamento,aplicada primero al rey Saúl y luegoa David. Ellos fueron ungidos reyescon el aceite de la unción, figura delEspíritu Santo.

«Tú eres el Cristo», quiere decir «Túeres el Ungido de Dios». Es la unciónlo que establece al Señor Jesús comoel Cristo de Dios. La palabra Ungido,en hebreo, es Mesías, y en griego,Cristo. Y esto es lo que Jacob señala– la piedra ungida, la piedra funda-mental. «...y sobre esta roca edifica-ré mi iglesia; y las puertas del Ha-des no prevalecerán contra ella».

Page 46: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

46 AGUAS VIVAS

«... desechada ciertamente por loshombres, mas para Dios escogida ypreciosa». Esta es la piedra que Diosestableció. Entonces, «vosotrostambién, como piedras vivas, sededificados como casa espiritual» (1ªPed. 2:5). La iglesia es la casa deDios; ya no más una casa física, sinouna casa espiritual, de la cual el ta-bernáculo y el templo eran solo fi-guras. La verdadera casa es ésta, quetiene a Cristo, la piedra viva, comofundamento.

Entonces, al ungir la piedra, Jacobestaba señalando el lugar de la casa.Esta piedra es la señal, y las otraspiedras tienen que venir y ser edifi-cadas sobre ella, para constituir lacasa de Dios.

También el Señor Jesús interpretó elsueño de Jacob: «De cierto, de cier-to os digo: De aquí adelante veréisel cielo abierto, y a los ángeles deDios que suben y descienden sobreel Hijo del Hombre» (Juan 1:51). Ci-tando este sueño, el Señor nos diceque el lugar donde los ángeles su-ben y descienden no es una escale-ra, sino él mismo. ¡Qué maravilloso!Él es la piedra que señala el lugar dela casa de Dios, y también es la es-calera que une el cielo y la tierra. Esen él que el cielo y la tierra se unen.Él es «el tabernáculo de Dios con loshombres» (Ap. 21:3).

CooperCooperCooperCooperCooperando con Diosando con Diosando con Diosando con Diosando con DiosEn el pasaje de Marcos 11, cuandoel Señor habla de la esencia de esacasa, nos dice: «Mi casa será llama-da casa de oración». Llegamos, en-tonces, al misterio de la oración enla Escritura. La oración es la formaen que el cielo toca la tierra; es a tra-vés de la oración que el cielo puededescender y actuar sobre la tierra.La oración es lo que abre el cielosobre la tierra.

Este misterio es tan importante enla Escritura, que está contenido enmuchos lugares de ella. El hombrefue creado para cooperar con Dios yser la expresión de Dios sobre la tie-rra. Es a través del hombre que elcielo debería actuar sobre la tierra.Pero, ¿cómo ocurre eso? Principal-mente por medio de la oración.

Ezequiel 22:30 dice: «Y busqué en-tre ellos hombre que hiciese valladoy que se pusiese en la brecha delan-te de mí, a favor de la tierra, paraque yo no la destruyese; y no lo ha-llé». Este pasaje habla del juicio y ladestrucción de Jerusalén por Nabu-codonosor, en el año 500 antes deCristo. Pero el Señor está diciendoque, antes de destruir la ciudad, élbuscó a alguien que intercediera afavor de ella y no lo halló.

Dios, soberanamente, se ha restrin-gido a sí mismo, para que su volun-

Page 47: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

47AGUAS VIVAS

tad sea ejecutada en unión con loshombres. Él requiere de la coopera-ción del hombre para ejecutar suvoluntad en la tierra. En sentido es-tricto, Dios no necesita de los hom-bres; él podría hacerlo todo solo,pues, dado que es soberano, nadiepuede impedírselo. Sin embargo, élse limitó a sí mismo, determinandoactuar en la tierra a través del hom-bre. Por eso, él siempre busca hom-bres que colaboren con él en la rea-lización de su voluntad.

La forma más alta de cooperacióncon Dios es la oración. Más que elservicio, más que el ministerio, másque cualquier cosa que podamoshacer para Dios. A través de la ora-ción, la voluntad de Dios desciendea la tierra.

Dios siemprDios siemprDios siemprDios siemprDios siempre ee ee ee ee está atentostá atentostá atentostá atentostá atento«Mi casa será llamada casa de ora-ción», pues el propósito de ella escooperar con la voluntad de Dios enla tierra.

Veamos un pasaje en 2 Crónicas ca-pítulo 6 que nos aclarará el sentidobásico de la casa de Dios, el día enque Salomón efectuó la dedicacióndel templo. Allí se ejecutaban un sin-fín de tareas, pero, ¿cuál es el signi-ficado fundamental que Salomón ledio al templo? Revisemos lo que diceél en su oración:

«Mas ¿es verdad que Dios habitarácon el hombre en la tierra? He aquí,los cielos y los cielos de los cielos note pueden contener; ¿cuánto menosesta casa que he edificado?» (6:18).Salomón tenía muy claro que esacasa material no podía ser la habi-tación definitiva de Dios, sino solouna figura.

«Mas tú mirarás a la oración de tusiervo, y a su ruego, oh Jehová Diosmío, para oír el clamor y la oracióncon que tu siervo ora delante de ti»(v. 19). Y, ¿qué pide Salomón comofunción fundamental de la casa deDios? «Que tus ojos estén abiertossobre esta casa de día y de noche,sobre el lugar del cual dijiste: Minombre estará allí; que oigas la ora-ción con que tu siervo ora en estelugar» (v. 20).

«Asimismo que oigas el ruego de tusiervo, y de tu pueblo Israel, cuandoen este lugar hicieren oración, quetú oirás desde los cielos, desde el lu-gar de tu morada; que oigas y per-dones» (v. 21). En otras palabras, sihay alguna razón de ser de esta casa,es que Dios esté siempre atento a laoración que se hace en ella. Duran-te toda su oración, Salomón seguiráafirmando lo mismo, de muchasmaneras, porque la casa es un lugardonde los ojos y los oídos de Diosestán atentos, pues su corazón estáallí.

Page 48: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

48 AGUAS VIVAS

«Si alguno pecare contra su prójimo,y se le exigiere juramento, y vinierea jurar ante tu altar en esta casa, túoirás desde los cielos, y actuarás, yjuzgarás ... Si tu pueblo Israel fuerederrotado delante del enemigo porhaber prevaricado contra ti, y seconvirtiere, y confesare tu nombre,y rogare delante de ti en esta casa,tú oirás desde los cielos, y perdo-narás el pecado de tu pueblo Israel,y les harás volver ... Si los cielos se

Todos los que llegaron a él tocaronel cielo sobre la tierra. Miles de per-sonas traían sus enfermos al Señor,y la Escritura declara algo sorpren-dente al respecto: «Y sanó a todos»(Mat. 8:16).

Aquí vemos exactamente lo mismo.Todas las situaciones humanas –aflicción, pecado, derrota, fracaso, loque sea–, pueden ser traídas a estacasa, dice Salomón. Y si ellos oraren,

Dios, soberDios, soberDios, soberDios, soberDios, soberanamanamanamanamanamente, se ha rente, se ha rente, se ha rente, se ha rente, se ha reeeeestststststringido aringido aringido aringido aringido así mismsí mismsí mismsí mismsí mismo, po, po, po, po, pararararara que su va que su va que su va que su va que su voluntoluntoluntoluntoluntad sea ejecu-ad sea ejecu-ad sea ejecu-ad sea ejecu-ad sea ejecu-

tttttada en unión con los hombrada en unión con los hombrada en unión con los hombrada en unión con los hombrada en unión con los hombreeeees.s.s.s.s.cerraren y no hubiere lluvias, porhaber pecado contra ti, si oraren ati hacia este lugar, y confesaren tunombre, y se convirtieren de sus pe-cados, cuando los afligieres, tú losoirás en los cielos, y perdonarás...»(v. 22-27).

El cielo eEl cielo eEl cielo eEl cielo eEl cielo escucha a la tscucha a la tscucha a la tscucha a la tscucha a la tierrierrierrierrierraaaaaSalomón está diciendo que este esel lugar donde el cielo escucha a latierra. Díganme, ¿hay otro lugarcomo éste sobre la tierra, donde loshombres puedan encontrarse conDios, seguros de que él está allí, yque los oye, y los atiende? ¿Cuántaspersonas se acercaron a Cristo y fue-ron defraudadas por él? Ninguna.

el Señor oirá, sanará, perdonará,rescatará. ¡Cuán importante es esto!

Esta oración abarca todos los aspec-tos de la vida humana, y en todoslos casos, siempre se concluye conla misma expresión: «Tú oirás des-de los cielos».

Salomón, tSalomón, tSalomón, tSalomón, tSalomón, tipipipipipo de Cristoo de Cristoo de Cristoo de Cristoo de Cristo«Ahora, pues, oh Dios mío, te ruegoque estén abiertos tus ojos y aten-tos tus oídos a la oración en este lu-gar. Oh Jehová Dios, levántate aho-ra para habitar en tu reposo, tú y elarca de tu poder; oh Jehová Dios,sean vestidos de salvación tus sacer-dotes, y tus santos se regocijen entu bondad. Jehová Dios, no rechaces

Page 49: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

49AGUAS VIVAS

a tu ungido; acuérdate de tus mise-ricordias para con David tu siervo»(2 Crón. 6:40-42).

Salomón actúa aquí como un tipo deCristo. Esta es la oración con la cualCristo dedica su casa al Padre. Estaes la oración del Ungido, como SumoSacerdote de Dios, pidiendo paraque el corazón de Dios esté siemprecon nosotros; para que los oídos delPadre siempre estén abiertos a laoración en esta casa. ¿Rechazará elPadre la oración de su Ungido? Ja-más. Él es ministro del santuario, deaquel verdadero tabernáculo quelevantó Dios y no el hombre y éstetabernáculo somos nosotros.

«Cuando Salomón acabó de orar,descendió fuego de los cielos, y con-sumió el holocausto y las víctimas; yla gloria de Jehová llenó la casa» (2Crón. 7:1). La presencia de Dios des-cendió a la tierra en ese lugar.

«Y apareció Jehová a Salomón denoche, y le dijo: Yo he oído tu ora-ción, y he elegido para mí este lugarpor casa de sacrificio. Si yo cerrarelos cielos para que no haya lluvia, ysi mandare a la langosta que consu-ma la tierra, o si enviare pestilenciaa mi pueblo; si se humillare mi pue-blo, sobre el cual mi nombre es in-vocado, y oraren, y buscaren mi ros-tro, y se convirtieren de sus maloscaminos; entonces yo oiré desde los

cielos, y perdonaré sus pecados, ysanaré su tierra» (2 Crón. 7:12-14).

Toda la bondad y la compasión delcielo, todo el amor, toda la gracia,todo el poder y la autoridad de Diostocan la tierra, allí donde está la casade Dios. «Ahora estarán abiertos misojos y atentos mis oídos a la oraciónen este lugar» (v. 15). Dios necesitaoír la oración de su pueblo, «...por-que ahora he elegido y santificadoesta casa, para que esté en ella minombre para siempre; y mis ojos ymi corazón estarán ahí para siem-pre».

Cuando el Señor dijo: «Mi casa serállamada casa de oración», no decla-ró simplemente una frase. Él estabadefiniendo lo mismo que definióaquí Salomón. La casa de oración esel lugar donde el cielo se une con latierra, y, cuando los hombres vienena esta casa, pueden tocar al Dios delos cielos.

En días de SamEn días de SamEn días de SamEn días de SamEn días de SamuelueluelueluelVeamos un ejemplo más sobre cuánimportante es la oración, y de cómodebería ser la oración en la casa deDios. Sin duda, todos tenemos laexperiencia de que, a veces, Dios noresponde nuestras oraciones. ¿Porqué ocurre así? Veremos un princi-pio fundamental en 1 Samuel capí-tulo 1.

Page 50: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

50 AGUAS VIVAS

A mi juicio, los primeros capítulos deeste libro son algunos de los pasa-jes más importantes de la Escritura,porque en ellos hay una especie depunto de inflexión en la historia delos tratos de Dios con el hombre. Esuno de esos momentos trascenden-tales, donde la situación cambia ra-dicalmente, cuando todo iba haciala ruina y parecía que todos los pla-nes de Dios para Israel fracasarían.

Durante cuatrocientos años, los jue-ces gobernaron sobre Israel. Y du-rante todo ese tiempo, Israel fue demal en peor, hasta caer al fondo dela degradación moral y espiritual.Parecía que la nación estaba corrom-pida hasta los cimientos, y la señalmás clara de su decadencia era ladegradación de la casa de Dios y susacerdocio. Todo se había corrom-pido, al igual que lo que encontró elSeñor Jesús cuando entró en el tem-plo de Jerusalén.

La historia comienza con un hombrellamado Elcana, quien tenía dosmujeres, Ana y Penina. Ana era es-téril, y la otra mujer tenía hijos. «Ytodos los años aquel varón subía desu ciudad para adorar y para ofre-cer sacrificios a Jehová de los ejérci-tos en Silo, donde estaban dos hijosde Elí, Ofni y Finees, sacerdotes deJehová» (1 Sam. 1:3). Estos ejercíanel sacerdocio de manera real, pues,

aunque Elí era el sumo sacerdote,estaba ya muy anciano.

«Los hijos de Elí eran hombres im-píos, y no tenían conocimiento deJehová» (1 Sam. 2:12). ¡Qué trage-dia! Y si ellos no tenían conocimien-to, ¿quién lo tendría? Es por ello quela casa de Dios había perdido su pro-pósito y función.

«Y era costumbre de los sacerdotescon el pueblo, que cuando algunoofrecía sacrificio, venía el criado delsacerdote mientras se cocía la car-ne, trayendo en su mano un garfiode tres dientes, y lo metía en el pe-rol, en la olla, en el caldero o en lamarmita; y todo lo que sacaba elgarfio, el sacerdote lo tomaba parasí. De esta manera hacían con todoisraelita que venía a Silo» (v. 13-14).

La Ley establecía que los sacerdotespodían comer de las ofrendas, peroque antes debía ofrecerse el sacrifi-cio a Dios. Primero debía ser satis-fecha la necesidad divina y luego lanecesidad humana. Pero ellos habíainvertido el orden. Allí había una al-teración radical. Cuando los intere-ses humanos se sobreponen a losintereses divinos, entonces la casapierde su propósito y se corrompe.

Ana era una mujer muy infeliz, porser estéril, aunque su marido laamaba. Para toda mujer israelita, elno tener hijos era una tragedia. Cada

Page 51: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

51AGUAS VIVAS

año, Ana pedía a Dios un hijo. Perola casa había perdido su razón de ser,y los ojos de Dios no estaban sobreella. Sin embargo, Dios quería res-taurar su casa.

Un punto de infUn punto de infUn punto de infUn punto de infUn punto de inflexiónlexiónlexiónlexiónlexiónAquí tenemos un punto de inflexión.Esta historia nos muestra cuánta di-ferencia puede hacer el que Diosescuche la oración de un hombre ouna mujer sobre la tierra. Muchascosas se desencadenan cuando elcielo oye a la tierra; cuando la vo-luntad de Dios actúa en el mundoen respuesta a la oración de sus hi-jos. Aquí nos topamos con una tra-gedia espiritual y moral que afectaa toda la nación de Israel. Parece queel plan de Dios para su pueblo estáa punto de fracasar; pero hay unamujer que sube todos los años alsantuario a orar por un hijo.

«Y su rival la irritaba, enojándola yentristeciéndola, porque Jehová nole había concedido tener hijos» (1Sam. 1:6). Me pregunto cuántas ve-ces Satanás se burla de nosotros,diciéndonos: «Dios no te escucha».«Así hacía cada año; cuando subíaa la casa de Jehová, la irritaba así;por lo cual Ana lloraba, y no comía... Y se levantó Ana después quehubo comido y bebido en Silo; ymientras el sacerdote Elí estaba sen-tado en una silla junto a un pilar del

templo de Jehová, ella con amargu-ra de alma oró a Jehová, y lloróabundantemente» (v. 7, 9-10).

Sin embargo, en esta última ocasión,ocurrió algo completamente distin-to. A lo largo de todos esos años, lasituación de Ana representaba, dealguna manera, la situación mismade Israel. Ana era estéril, y la naciónentera era estéril a los ojos de Dios.Pero, ahora, por medio del dolor deAna, la voluntad de Dios empezó aentrar en su corazón.

Al principio, ella pedía para sí mis-ma. Pero, a lo largo de ese tiempode aflicción, cuando ella subía a esaCasa, podía ver la condición de ellay se daba cuenta de lo que hacíanlos hijos de Elí. Y el dolor por toda laruina moral y espiritual de la nación,empezó a entrar en el corazón deAna. Ella empezó a sentir el dolor deDios. No solo su necesidad personal,sino la necesidad de Dios.

Dios amaba a ese pueblo y queríaque fuese la expresión de su volun-tad. Gracias a su propia situación,Ana pudo sentir el dolor de Dios,hasta el punto en que, en su últimaoración, ya no pidió para sí, sino parael Señor. «E hizo voto, diciendo:Jehová de los ejércitos, si te dignaresmirar a la aflicción de tu sierva, y teacordares de mí, y no te olvidares detu sierva, sino que dieres a tu sierva

Page 52: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

52 AGUAS VIVAS

un hijo varón, yo lo dedicaré aJehová todos los días de su vida, yno pasará navaja sobre su cabeza»(v. 12).

El cielo oye a la tEl cielo oye a la tEl cielo oye a la tEl cielo oye a la tEl cielo oye a la tierrierrierrierrierraaaaaCuando todos buscaban lo suyo, unamujer hizo algo totalmente diferen-te. Ana renunció al hijo que tantoanhelaba y lo dio al Señor. Y Dios laescuchó. ¡Qué bendición, cuando elcielo oye a la tierra! A través de esamujer sencilla, la historia de Israelcambió, porque Ana oró por la vo-luntad del Dios, poniendo las nece-sidades de Dios antes que las suyasy atreviéndose a pedir para que elcorazón de Dios fuese satisfecho.

Ni aun el sumo sacerdote pudo com-prender a Ana. Ella oraba con taldevoción que ni siquiera hablaba envoz alta y solo movía sus labios. Elíla tuvo por ebria, pero ella le dijo:«No, señor mío; yo soy una mujeratribulada de espíritu; no he bebidovino ni sidra, sino que he derrama-do mi alma delante de Jehová» (v.15). «Elí respondió y dijo: Ve en paz,y el Dios de Israel te otorgue la peti-ción que le has hecho» (v. 17).

Ana era una mujer de fe, y aunqueElí era un sacerdote débil e ineficaz,ella creyó que esas palabras eran larespuesta del Señor y se fue en paz.Entonces, Dios le dio un hijo en res-puesta a su oración, al cual llamó

Samuel. Pero ella, tal como lo habíaprometido, renunció a su hijo y selo dio al Señor: «Después que lohubo destetado, lo llevó consigo, contres becerros, un efa de harina, y unavasija de vino, y lo trajo a la casa deJehová en Silo; y el niño era peque-ño» (v. 24). ¿Se separaría usted deun niño pequeño? ¿Entregaría a unhijo pequeño, el hijo de la aflicciónde su corazón?

«Y matando el becerro, trajeron elniño a Elí. Y ella dijo: ¡Oh, señor mío!Vive tu alma, señor mío, yo soyaquella mujer que estuvo aquí juntoa ti orando a Jehová. Por este niñooraba, y Jehová me dio lo que lepedí. Yo, pues, lo dedico también aJehová; todos los días que viva, seráde Jehová» (v. 25-28). Y miren quéhermosa frase final: «Y adoró allí aJehová» (v. 29). Porque la adoraciónes la forma más alta de oración.

«Mas buscad primeramente el rei-no de Dios y su justicia, y todas es-tas cosas os serán añadidas» (Mat.6:33). He aquí el gran secreto, queAna aprendió a través de este actode sacrificio y renuncia. «Y le hacíasu madre una túnica pequeña y sela traía cada año, cuando subía consu marido para ofrecer el sacrificioacostumbrado. Y Elí bendijo a Elcanay a su mujer, diciendo: Jehová te déhijos de esta mujer en lugar del quepidió a Jehová. Y se volvieron a su

Page 53: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

53AGUAS VIVAS

casa. Y visitó Jehová a Ana, y ellaconcibió, y dio a luz tres hijos y doshijas. Y el joven Samuel crecía delan-te de Jehová» (Sam. 2:19-21). Anale dio un hijo al Señor y recibió cin-co a cambio. Cuando las necesida-des de Dios sean satisfechas, enton-ces él satisfará las nuestras en abun-dancia.

InterprInterprInterprInterprInterpretetetetetando el corando el corando el corando el corando el corazón de Diosazón de Diosazón de Diosazón de Diosazón de Dios¿Por qué, en ocasiones, el Señorparece no escuchar nuestras oracio-nes? Porque buscamos nuestra vo-luntad y no la suya. Dios busca hom-bres que oren aquí por el cumpli-miento de Su voluntad. Ana no erauna persona especial, sino una mu-jer sencilla, que, en un momentocrucial de la historia, interpretó elcorazón de Dios como ningún otropudo hacerlo. Y Dios oyó su oracióny con su repuesta cambió el cursode la historia.

«Y Samuel creció, y Jehová estabacon él, y no dejó caer a tierra ningu-na de sus palabras. Y todo Israel,desde Dan hasta Beerseba, conocióque Samuel era fiel profeta deJehová. Y Jehová volvió a apareceren Silo; porque Jehová se manifestóa Samuel en Silo por la palabra deJehová» (1 Sam. 3:19-21). El Señorvolvió a aparecer en su casa. Samuelfue el hombre que Dios usó para res-

taurar la casa y el cielo volvió a ac-tuar sobre la tierra.

Sería largo mencionar todas las ve-ces en que la Escritura registra cómoel cielo actuó sobre la tierra en res-puesta a la oración. No importaquién ore, sea el rey Salomón o seauna mujer sencilla como Ana, losojos del Señor recorren la tierra bus-cando a aquellos que privilegian lasnecesidades de Dios, para respondersus oraciones. Si aprendemos esto,es seguro que él satisfará tambiéntodas nuestras necesidades.

Que el Señor nos ayude, para quepodamos ser verdaderamente casade oración. Cuando tú ores, no pien-ses en primer lugar en tus necesida-des. Piensa que Dios necesita nues-tras oraciones; que el cielo necesitalas oraciones de la tierra. El herma-no Nee decía: «Se han acumuladomuchas cosas de Dios en los cielos,que no han podido descender a latierra, porque el pueblo de Dios noora para que ello ocurra».

Oremos como Ana, con fe, creyen-do que Dios nos oirá. Hagamos ora-ciones grandes, porque Aquel queoye y responde es grande, aunquenosotros somos tan pequeños. ElSeñor oirá desde los cielos y actua-rá sobre la tierra.

Síntesis de un mensaje compartido enPeñaflor (Chile), en noviembre de 2014.

Page 54: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

54 AGUAS VIVAS

LEGADO

Una característica notable de los milagros de Cris-to es que ninguno de ellos era innecesario. Nofueron caprichos del poder, y aun siendo mani-festaciones de poder, todos cumplían un propó-sito práctico.

Lo mismo puede decirse respecto a las promesasde Dios. Ninguna promesa en la Escritura puedeser considerada un mero capricho de la gracia.En consecuencia, si Dios prometió en el pactorealizado con su pueblo poner su Espíritu dentrode ellos, esa promesa tuvo que ser absolutamen-te necesaria, y también ha de ser imprescindiblepara nuestra salvación que cada uno de nosotrosreciba el Espíritu de Dios.

1. At1. At1. At1. At1. Atrrrrraaaaayéndonos a Cristoyéndonos a Cristoyéndonos a Cristoyéndonos a Cristoyéndonos a CristoLa obra del Espíritu Santo es totalmente necesa-ria para nosotros, si es que queremos ser salvos.Esta proposición es muy evidente cuando recor-damos lo que el hombre es por naturaleza. Algu-nos dicen que el hombre puede alcanzar la salva-ción por sí solo; dicen que, si oye la Palabra, estáen su poder recibirla, creerla y hacer que se ope-re en él un cambio salvador. Quienes así piensan,

La necesidad dela obra del Espíritu

C. H. Spurgeon

Una obra imprescindible en el caminar de todo creyente.

Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu».– Ezequiel 36:27.

Page 55: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

55AGUAS VIVAS

desconocen lo que es el hombre,pues la Escritura nos informa que elhombre está muerto en delitos y pe-cados por naturaleza. No dice queestá enfermo, que se ha endurecidoy que su conciencia está cauterizada,sino que afirma que está categórica-mente muerto.

El trasfondo del Evangelio es que elhombre está muerto en el pecado yque la vida divina es un don de Dios,y tendrías que ir en contra de todoeste trasfondo antes de poder supo-ner que el hombre puede conocer yamar a Cristo prescindiendo de laobra del Espíritu Santo. Aparte de lainfluencia vivificadora del Espíritu deDios, las almas de los hombres yacenen el valle de los huesos secos y es-tán muertas... por toda la eternidad.

Pero la Escritura no solo dice que elhombre está muerto en el pecado;nos dice algo peor que eso: que él esplena y categóricamente reacio atodo lo bueno y recto. «Los designiosde la carne son enemistad contraDios; porque no se sujetan a la ley deDios, ni tampoco pueden» (Rom. 8:7).

La voluntad del hombre es contra-puesta a las cosas de Dios. «Ningunopuede venir a mí, si el Padre que meenvió no le trajere»; pero despuéssigue algo todavía más contundente:«No queréis venir a mí para que ten-gáis vida».

Nadie quiere venir. Ahí radica el malmortal; el hombre no solo es impo-tente para hacer lo bueno, sino quees suficientemente fuerte para hacerlo malo, y su voluntad es irremisible-mente contrapuesta a todo lo bueno.Los hombres no quieren venir. Nopuedes inducirlos ni aun forzarlos; siel Espíritu no los atrae, ellos no quie-ren venir a Cristo para tener vida.

Entonces, conociendo que la natura-leza humana es hostil al Espíritu, esnecesario que el Espíritu de Dios obrepara corregir la inclinación del cora-zón, para poner al hombre en el sen-dero correcto y darle las fuerzas ne-cesarias para que corra en él. ¡Oh, esimposible desconocer la necesidadde la obra del Espíritu Santo!

Un gran escritor comentó muy acer-tadamente que nunca conoció a nin-gún hombre que sostuviera algúngran error teológico, que no sostuvie-ra conjuntamente alguna doctrinaque minimizara la depravación huma-na. Pero una vez que se adopta elpunto de vista correcto, es a saber,que el hombre está completamentecaído, que es culpable y que está per-dido y condenado, entonces habráuna sana doctrina en todos los pun-tos del gran Evangelio de Jesucristo.

Tan pronto crees que el hombre es loque la Escritura afirma que es, tanpronto crees que su corazón es de-pravado, que sus afectos son perver-tidos, que su entendimiento está

Page 56: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

56 AGUAS VIVAS

ensombrecido y que su voluntad esperversa, entonces tendrás que acep-tar que si un desgraciado así descritopuede ser salvado, tiene que ser porla obra del Espíritu de Dios, y del Es-píritu de Dios únicamente.

2. Salv2. Salv2. Salv2. Salv2. Salvando las almasando las almasando las almasando las almasando las almasLa salvación tiene que ser una obradel Espíritu en nosotros, porque losmedios usados en la salvación son depor sí inadecuados para el cumpli-miento de la obra. ¿Y cuáles son losmedios de la salvación? Ante todo, lapredicación de la Palabra, el primor-dial instrumento de Dios. «Agradó aDios salvar a los creyentes por la lo-cura de la predicación».

Pero, ¿qué hay en la predicación quesalve a las almas? Podría dar la im-presión de ser el instrumento de lasalvación de las almas. Hay diversoslugares a los cuales ustedes pudieranentrar y decir: «Aquí hay un ministroen verdad instruido, un hombre queenseña e ilumina el intelecto. Bien,si Dios tiene la intención de realizaruna gran obra, él va a usar a un hom-bre instruido como éste».

Pero, ¿no es un hecho evidente quemuchos predicadores de moda, elo-cuentes e instruidos, son justamentelos varones más inútiles de la crea-ción para ganar almas para Cristo?

Al Señor le complace revestir de po-der al débil, pero no otorga poder aquienes, si se obrase algún bien, po-

drían atribuir la excelencia de ello asu aprendizaje, a su elocuencia o asu posición.

Dios ha bendecido a los más débilespara hacer el mayor bien. Entonces,¿no se deduce de esto que tiene queser la obra del Espíritu? Porque si nohay nada en el instrumento que pue-da conducir a hacerla, ¿no es acasola obra del Espíritu la que hace quese cumpla la obra?

Bajo el ministerio de la predicación,los pecadores son conducidos al arre-pentimiento y convertidos en santos,y algunos hombres que venían resuel-tos a no creer se vieron forzados acreer. ¿Quién realiza todo eso? Tieneque ser el Espíritu que obra en elhombre a través del ministerio, puesde lo contrario tales obras no seríanrealizadas nunca.

Sin la acción del Espíritu, sería vanoesperar salvar a las almas por mediode la predicación. La salvación tieneque ser obra de un poder superior.Entonces, con base en estos hechos,concluimos que debe haber una in-fluencia superior, invisible y misterio-sa: la influencia del Espíritu de Dios.

3. Re3. Re3. Re3. Re3. Revelando a Cristovelando a Cristovelando a Cristovelando a Cristovelando a CristoEn tercer lugar, permítanme recordar-les de nuevo que puede verse clara-mente la absoluta necesidad de laobra del Espíritu Santo en el corazónpartiendo de este hecho: que todo loque ha sido hecho por Dios el Padre,

Page 57: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

57AGUAS VIVAS

y todo lo que ha sido hecho por Diosel Hijo es ineficaz para nosotros, amenos que el Espíritu revele estascosas a nuestras almas. En primer lu-gar, nosotros creemos que Dios elPadre elige a su pueblo. Él lo eligiópara sí desde antes de la fundacióndel mundo.

Pero, ¿qué efecto puede tener en al-guien la doctrina de la elección mien-tras el Espíritu de Dios no entre enél? ¿Cómo sé que Dios me eligió des-de antes de la fundación del mundo?¿Puedo subir al cielo y leerlo en elrollo? ¡No! La elección es letra muer-ta tanto en mi conciencia como en elefecto que pudiera producir en mí,mientras el Espíritu no me llame delas tinieblas a su luz admirable.

Y luego, sabiéndome llamado porDios, sé que he sido elegido por él.La doctrina de la elección es algo muyprecioso para un hijo de Dios. Pero,

Además, miren el pacto de gracia.Sabemos que Dios el Padre hizo unpacto con el Señor Jesucristo en laeternidad pasada, y que en ese pac-to le fueron dadas a él las personasde todo su pueblo; ¿pero de qué nosserviría el pacto si el Espíritu Santono nos entregara las bendiciones delmismo?

Traigan aquí a cualquier pecador ydíganle que existe un pacto de gra-cia, y ¿qué se ganaría con ello? «Ah»,dice, «mi nombre no puede estar re-gistrado allí; no puedo haber sido ele-gido en Cristo». Pero basta que el Es-píritu de Dios more en su corazón pormedio de la fe y del amor que es enCristo Jesús, y ese hombre verá elpacto, ordenado en todas las cosas yque será cumplido.

Consideren, igualmente, la redenciónde Cristo. Él fue la propiciación detodo su pueblo, y todos aquellos que

Si tú pudierSi tú pudierSi tú pudierSi tú pudierSi tú pudieras eleas eleas eleas eleas elevvvvvar la mar la mar la mar la mar la mejor orejor orejor orejor orejor oración enación enación enación enación enel mel mel mel mel mundo, sin el Eundo, sin el Eundo, sin el Eundo, sin el Eundo, sin el Espírispírispírispírispíritttttu, Dios no querríau, Dios no querríau, Dios no querríau, Dios no querríau, Dios no querría

tener que ver nada con ella.tener que ver nada con ella.tener que ver nada con ella.tener que ver nada con ella.tener que ver nada con ella.¿qué la hace valiosa? Nada, exceptola influencia del Espíritu. Mientras elEspíritu no abra los ojos para leerla,ningún corazón puede conocer suelección. Él, mediante sus operacio-nes divinas, da un infalible testimo-nio a nuestros espíritus de que somosnacidos de Dios.

entrarán en el cielo compareceránallá por un acto de justicia así comode gracia, en vista de que Cristo fuecastigado en su lugar, y que sería in-justo que Dios los castigara, pues élya castigó a Cristo en vez de a ellos. Y,ya que Cristo pagó todas sus deudas,ellos tienen el derecho a su libertad

Page 58: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

58 AGUAS VIVAS

en Cristo; él los ha cubierto con sujusticia, y tienen tanto derecho a lavida eterna como si ellos mismos hu-bieran sido perfectamente santos.

Pero, ¿de qué me sirve eso mientrasel Espíritu no tome de las cosas deCristo y me las muestre? ¿Qué es lasangre de Cristo para cualquiera denosotros mientras no hubiere recibi-do el Espíritu de gracia?

Tú has oído predicar acerca de la san-gre de Cristo mil veces, pero has se-guido de largo. No significó nada parati que Jesús muriera. Sabías que élhizo expiación por unos pecados queno eran suyos, pero solo cuando elEspíritu de Dios te condujo a la cruz,y te abrió los ojos, para ver a Cristocrucificado, entonces la sangre tuvociertamente un significado. Ah, miquerido oyente, que Cristo hayamuerto no significa nada para ti amenos que tengas un Espíritu vivien-te en tu interior.

Dentro de las múltiples bendicionesdel pacto solo menciono algunas,solo para mostrar que ninguna deellas es de alguna utilidad a menosque el Espíritu Santo la dé. Las ben-diciones provienen de Cristo, peronosotros no podemos alcanzarlas. ElEspíritu de Dios las hace bajar a no-sotros. Es como el maná en las altu-ras, lejos del alcance de los mortales;pero el Espíritu abre las ventanas delcielo, hace descender el pan, lo poneen nuestra boca y nos capacita para

comerlo. El Espíritu es absolutamen-te necesario.

4. Guiándonos en el camino4. Guiándonos en el camino4. Guiándonos en el camino4. Guiándonos en el camino4. Guiándonos en el caminoEsto nos conduce a otro punto. Laexperiencia del verdadero cristiano esuna realidad; pero nunca puede serconocida ni sentida sin el Espíritu deDios. Pues, ¿qué es la experiencia delcristiano? Permítanme darles solo unbreve resumen de algunas de sus es-cenas. Una persona muy honorablevino a este lugar esta mañana. Nun-ca se ha entregado a ningún tipo devicio externo; no ha sido nunca des-honesto; es conocido más bien comoun comerciante recto y leal.

Ahora, para su sorpresa, se le infor-ma que es un pecador perdido y con-denado, y tan perdido en verdadcomo el ladrón que murió en la cruzpor sus crímenes. ¿Ustedes opinanque ese hombre lo creería? Con todo,supongan que lo creyera simplemen-te porque lo leyó en la Biblia. ¿Pien-san que ese hombre será llevado asentirlo? ¡Imposible!

¿Pueden imaginar a ese hombremusitando: «Dios, sé propicio a mí,pecador», estando junto a la rameray al blasfemo y sintiendo en su pro-pio corazón como si hubiese sido tanculpable como ellos? Sería inconce-bible, ¿cierto? Va en contra de la na-turaleza que un hombre que ha sidotan bueno se rebaje al nivel del peorpecador. Ah, pero eso tendrá que

Page 59: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

59AGUAS VIVAS

hacer antes de poder ser salvo; tieneque sentirlo antes de poder entrar alcielo; mas, ¿quién podría reducirlo atan arrasadora experiencia sino elEspíritu de Dios?

Yo sé muy bien que la naturaleza arro-gante no se doblega a hacer eso. So-mos aristócratas en nuestra propiajusticia; no nos gusta humillarnos niser contados entre los pecadores. Sisomos llevados allá, tiene que ser elEspíritu de Dios el que nos derribe.Si alguien me hubiera dicho que te-nía que clamar a Dios pidiendo mise-ricordia, y que tenía que confesar quehabía sido el más vil de los viles, yome habría reído en su cara, dicién-dole: «Cómo, yo no he hecho nadaparticularmente malo; yo no le hechodaño a nadie».

Sin embargo, yo sé que en este preci-so día puedo tomar mi lugar en la másbaja posición, y cuando entre en elcielo me sentiré feliz al sentarme en-tre los peores pecadores para alabaral poderoso amor que me ha salvadode mis pecados. Ahora, que un hom-bre íntegro a los ojos del mundo sesienta un pecador perdido, tiene queser el resultado de la obra del Espíri-tu Santo, pues de lo contrario nuncalo haría.

Esto es tan contrario a la naturalezahumana, tan opuesto a los instintosde nuestra humanidad caída, quenada sino el Espíritu de Dios puedellevar a un hombre a despojarse de

toda justicia propia y de toda la for-taleza de la criatura, y a verse forza-do a descansar y a apoyarse entera-mente en su Salvador.

Permítanme describir ahora a un cris-tiano después de su conversión. Si lle-ga la aflicción, él mira a la tempestady dice: «Sé que todas las cosas obranpara mi bien». Sus hijos fallecen, suesposa es llevada a la tumba; él dice:«Jehová dio, y Jehová quitó; sea elnombre de Jehová bendito» (Job1:21). Su hacienda fracasa, su cose-cha se malogra, su negocio se arrui-na, todo parece perdido y él se vereducido a la pobreza. Sin embargo,él dice: «Aunque la higuera no florez-ca, ni en las vides haya frutos, aun-que falte el producto del olivo, y loslabrados no den mantenimiento, y lasovejas sean quitadas de la majada, yno haya vacas en los corrales; contodo, yo me alegraré en Jehová, y megozaré en el Dios de mi salvación»(Hab. 3:17-18).

A continuación lo ves acostado en sulecho de enfermedad, y sumido allí,dice: «Bueno me es haber sido hu-millado, pues, antes de serlo, anda-ba descarriado; mas ahora guardo Tupalabra». Por fin, lo ves acercándoseal valle de la sombra de muerte, y looyes exclamar: «Sí, aunque ande envalle de sombra de muerte, no teme-ré mal alguno, porque tú estarás con-migo; tu vara y tu cayado me infun-dirán aliento».

Page 60: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

60 AGUAS VIVAS

Ahora, ¿qué es lo que hace que estehombre esté tan tranquilo en mediode todas estas aflicciones personales,sino el Espíritu de Dios? La noble ysublime experiencia de un cristianoen tiempos de tribulación demuestraque tiene que existir una obra delEspíritu de Dios.

Pero miren también al cristiano ensus momentos de dicha. Él es unhombre rico. Dios le ha dado abun-dancia. Y él dice: «No valoro estascosas en absoluto, excepto en la me-dida que son un don de Dios; perma-nezco sin apegarme a ellas, y a pesarde ello, anhelo partir y estar con Cris-to, lo cual es muchísimo mejor. Nonecesito nada en la tierra, y aun elmorir me sería ganancia, aunque ten-ga que dejar todo esto».

Ahora, ¿qué es lo que motiva a unhombre que dispone de todas esasmisericordias a no poner su corazónen la cosas de la tierra? No es unamera virtud moral. No; lo que con-duce a alguien a vivir en el cielo te-niendo una tentación para vivir en latierra solo puede ser únicamente laobra del Espíritu.

5. Obr5. Obr5. Obr5. Obr5. Obrando en nosotando en nosotando en nosotando en nosotando en nosotrrrrros el que-os el que-os el que-os el que-os el que-rrrrrer y el hacerer y el hacerer y el hacerer y el hacerer y el hacerY ahora, por último, los actos acep-tables de la vida del cristiano no pue-den realizarse sin el Espíritu; y de estose comprueba otra vez la necesidaddel Espíritu de Dios. El primer acto de

la vida del cristiano es el arrepenti-miento. Si has intentado alguna vezarrepentirte sin el Espíritu de Dios,sabes entonces que exhortar a unhombre a que se arrepienta sin ayu-da del Espíritu es exigir un imposible.

Arrepentirse es tan imposible para elhombre como imposible le es guar-dar la ley de Dios, pues el arrepenti-miento está en la propia raíz de laobediencia perfecta a la ley de Dios.Si un hombre pudiese arrepentirsepor su propia voluntad, entonces nohabría necesidad de un Salvador.

El acto siguiente en la vida divina esla fe. Tal vez ustedes piensen que lafe es algo muy fácil; pero si son lleva-dos alguna vez a sentir la carga delpecado, descubrirían que no es unalabor tan fácil. La fe es la cosa másfácil del mundo cuando no hay nece-sidad de creer en nada; pero cuandotengo la oportunidad de ejercitar mife, entonces descubro que no tengotanta fuerza para aplicarla. Cuandollegan el pecado y la aflicción, enton-ces descubro mi debilidad, y tengoque clamar pidiendo la ayuda del Es-píritu. Por medio de él podemos ha-cer todas las cosas y sin él no pode-mos hacer absolutamente nada.

En todos los actos de la vida cristia-na, ya sea al consagrarse a Cristo, oen la oración cotidiana; sea el actode la sumisión constante o el de pre-dicar el Evangelio; sea el de ministrarpara las necesidades de los pobres o

Page 61: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

61AGUAS VIVAS

el de consolar a los afligidos, en to-das esas cosas, el cristiano descubresu debilidad y su impotencia, a me-nos que esté revestido con el Espíri-tu de Dios.

A veces, preparas un sermón y lo pre-dicas, pero causas el mayor lío quese pudiera generar. Entonces dices:«Ojalá no hubiera predicado nunca».Pero todo esto es para mostrarnosque ni consolando ni predicando sepodría hacer lo correcto, a menos queel Espíritu obre en nosotros así elquerer como el hacer, por su buenavoluntad.

Además, todo lo que hacemos sin elEspíritu es inaceptable para Dios; ytodo lo que hacemos bajo su influen-cia, por mucho que lo despreciemos,no es despreciable para Dios, pues élnunca desprecia su propia obra, y elEspíritu no puede mirar lo que haceen nosotros de ninguna otra maneraque con complacencia y deleite. Si túpudieras elevar la mejor oración enel mundo, sin el Espíritu, Dios no que-rría tener que ver nada con ella; pero,aunque la oración sea débil, si el Es-píritu la elaboró, Dios la aceptará.

Una prUna prUna prUna prUna pregunteguntegunteguntegunta finala finala finala finala finalQuerido lector, ¿tienes entonces con-tigo al Espíritu de Dios? Si no has idomás lejos de lo que has caminado porti mismo, entonces has tomado la víaequivocada. Pero, si has recibido algoque ni la carne ni la sangre pudieran

revelarte, si has sido conducido a ha-cer y a amar aquello que una vez des-preciaste, y a despreciar aquello enlo que una vez se posaba tu corazón,entonces, si esa es la obra del Espíri-tu, regocíjate; pues donde él ha co-menzado la buena obra, la concluirá.

Tú puedes saber si aquello es la obradel Espíritu por esto: ¿Has sido lleva-do a Cristo y has sido apartado de tuyo? ¿Has sido apartado de todos lossentimientos, de todos los actos, detodas las oraciones que constituían labase de tu confianza y de tu esperan-za, y has sido llevado a confiar soloen la obra consumada de Cristo?

Si es así, esto es algo más de lo que lanaturaleza humana puede lograr. ElEspíritu de Dios ha hecho eso, y élnunca abandonará lo que comenzóuna vez. Irás de poder en poder, yestarás en medio de la multitud lava-da con sangre, por fin completo enCristo y acepto en el Amado.

Pero si no tienes el Espíritu de Cristo,no eres para nada suyo. Que el Espí-ritu te conduzca a tu cuarto para llo-rar ahora, para arrepentirte ahora,para mirar a Cristo ahora, y que ten-gas ahora una vida divina implanta-da, que ni el tiempo ni la eternidadserán capaces de destruir. Dios oigaesta oración y haga que nos retiremoscon una bendición, por Jesús nues-tro Señor. Amén.

Condensado de www.spurgeon.com.mx

Page 62: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

62 AGUAS VIVAS

2a Epístola a los Corintios

BIBLIA

A.T. Pierson

Palabra clave: Consuelo Versículo clave: 7:6-7.

Claves para el estudio de la Palabra

Aquí hay una riqueza de contrastes entre gozo y tristeza, entre humillación yexaltación. Pablo estuvo enfermo, a las puertas de la muerte, y fue sanado.Fue resistido en su apostolado y favorecido con las señales del apóstol, y aunexperimentó un arrebatamiento al tercer cielo; juzgado por los hombres yvindicado por Dios; molestado por un aguijón en su carne y sustentado porla gracia todo suficiente. La nota clave, tanto del saludo inicial como delmensaje final, es «consuelo». El amor, entristecido por los pecados de loscorintios, fue consolado por el arrepentimiento de ellos (1:3-4, 2:4, 7:6-7).

La segunda visita de Pablo a Corintole causó mucha tristeza y humillación.Él enfrentó y reprendió divisionessectarias; encontró y, con mucha in-dignación, denunció a los maestrosjudaizantes. Pero lo que más le en-tristeció fue ver en la iglesia la inmo-ralidad pagana. Los rumores de esasprácticas tal vez hayan sido el motivode su visita. Esa chocante inmorali-dad era apoyada por una ideologíasobre la sensualidad. Él dudó encómo tratar el mal, si con medidasmoderadas o severas (4:21). La visitano alcanzó su objetivo, y la inmorali-dad fue en aumento.

El judaísmo había ido asumiendo unaactitud hostil más visible y maligna

contra Pablo. Parecen haber surgidoimpostores que portaban cartas derecomendación de la iglesia en Jeru-salén (3:1-6, 11), y que hacían mofatanto de los corintios convertidos –por su disolución–, como del apóstol–por su incompetencia para lidiar conel problema–. Ellos negaban el apos-tolado de Pablo y combatían su evan-gelio de un Cristo según el Espíritu,Hijo de Dios, con otro evangelio deun Cristo según la carne, Hijo de Da-vid. Oscurecían la fe e insistían en laobediencia a la ley mosaica.

Otro tema importante de esta epís-tola, el argumento más completo so-bre el tema de las ofrendas, se desa-rrolla en los capítulos 8 y 9.

Page 63: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

63AGUAS VIVAS

Símbolos del desierto (I1)

BIBLIA

Aunque las Sagradas Escrituras son un relato literal ehistórico; con todo, por debajo de la narración, hay unsignificado espiritual más profundo.

A.B. Simpson

Lecturas: 1a Cor. 10:3-4, 13).

Estos versículos nos dan la sustanciade tres incidentes importantes de loscapítulos 16 y 17 de Éxodo, descri-biendo el envío del maná, la apertu-ra de la roca de Horeb y el conflictode Israel con Amalec.

El manáEl manáEl manáEl manáEl manáEl maná requiere solo una corta ex-plicación. No lo entenderás a menosque conozcas algo de este maná es-condido que Cristo da al que vence.Parte de este maná fue puesto anteel Señor en una vasija de oro y guar-dado para generaciones futuras.

Esto nos enseña que la sustancia realdel maná se conserva a través de to-das las edades, porque Jesús mismodijo: «Al que venciere, daré a comerdel maná escondido» (Apoc. 2:17).

1. Lo primero que notamos es queeste pan era sobrenatural. No crecíaen el suelo del desierto, sino que eraenviado desde arriba, por el poder yla sabiduría de Dios. Así, nuestra vidaespiritual tiene que ser sostenida pormedio de fuerzas sobrenaturales.

Un cristiano es más indefenso queuna persona mundana. Cuanto máscerca estás de Dios, más dependes deél, y menos puedes sacar tu provisiónde las fuentes antiguas. Morirás dehambre con las sobras de este mun-do, a menos que hayas aprendido aalimentarte de este maná.

¿Estás viviendo del pan espiritual?¿Se alimenta tu alma de algo más quede las ideas de los hombres y de losafectos y compañerismos de la vida?Eres un puñado de polvo, que fácil-

Page 64: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

64 AGUAS VIVAS

mente se desmorona. ¡Cuánta ha deser tu hambre y tu sed si no conocesalgo de esto!

Tú que has empezado a seguir a Cris-to, tienes que ser renovado a diario,siendo alimentado por el amor deDios, los pensamientos y la vida deDios. Porque él no nos da solo suspensamientos, nos da su misma vidadel corazón.

2. Era un pan sencillo; no había va-riedad. No tenían una comida varia-da, sino solo maná como primer pla-to, maná para el segundo y para lospostres. Todo era maná, y nunca secansaban de su sabor.

Dios alimenta a su pueblo con unasola clase de pan – Jesucristo. Puedepresentarse en mil formas, pero es unCristo vivo, en quien y para quien vi-vimos. Jesús solamente.

«He aquí yo os haré llover pan del cie-lo; y el pueblo saldrá, y recogerá dia-riamente la porción de un día, paraque yo lo pruebe si anda en mi ley ono» (Éx. 16:4).

Puedes poner a prueba a los hijos deDios por medio de sus gustos. Si notienes en estima la oración, la adora-ción y la palabra de Dios, puedes es-tar seguro que no pasarás la prueba.Tu amor a la Palabra es una pruebade tu fidelidad. Y nunca vas a amar laPalabra a menos que sea pan para tucorazón.

3. Y con todo, aunque este maná soloconsiste en una clase de alimento,contiene todo lo necesario para lanutrición y sustento de tu vida. Diosconcentró en aquella pequeña si-miente todos los elementos nutriti-vos. Qué hermoso es esto. Nos ense-ña que Jesucristo lo es todo. «Habien-do recibido, pues, al Señor Jesucris-to, andad en él». Es el mismo quecuando lo saboreaste por primeravez; será igual en los años venideros;y será el mismo por todos los siglosde la eternidad.

4. Además, este maná era algo insig-nificante en cuanto a su aspecto,algo que podía pasar fácilmente in-advertido. De igual manera, Cristo, esuna raíz de tierra seca, despreciadopor los hombres. La Biblia es algo te-nido por común en muchas casas, ymuchos creen que es un libro muyárido. Pero recoged su maná y serátan dulce como aceite y miel, comose nos dice del maná material.

El maná tenía que ser recogido cadadía, pues de lo contrario, se corrom-pía. Hay corazones también que soncorruptos, porque no han manteni-do su comunión con Dios. Están vi-viendo de maná añejo.

La verdad más dulce y pura puedecontaminarse si no vives constante-mente en un Cristo presente, y renue-vas tu comunión cada semana y cadadía.

Page 65: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

65AGUAS VIVAS

Vas a aprender que este permanecerdiario en Cristo es el secreto de tuvida cristiana.

Es muy hermoso que el maná cayerasobre el rocío. Ya sabemos que el ro-cío es el tipo del Espíritu Santo, elConsolador que deja caer sobre no-sotros sus promesas y sus manda-mientos, como si cayeran recientescada mañana del cielo.

5. Además, el maná y el día de repo-so estaban unidos de modo especial.Este capítulo nos habla del día de re-poso. Por primera vez, desde la crea-ción, vemos que aún se observaba.Aproximadamente un mes despuésde esta escena fue ordenado el sába-do en los Diez Mandamientos; peroaquí, antes del mandamiento, halla-mos que ya existía el sábado.

Dios quería mostrarnos que el ali-mento espiritual y el reposo espiritualvan juntos. El sábado es el tipo de lapaz que sobrepasa todo entendi-miento.

El pueblo que se alimenta de Cristotiene el reposo del sábado; estas per-sonas no viven agitadas, y no son con-movidas, porque sus corazones estánestablecidos en Cristo.

Amigos, ¿habéis aprendido el signifi-cado de esto? «Yo soy el pan vivo quedescendió del cielo; si alguno comierede este pan, vivirá para siempre; y elpan que yo daré es mi carne, la cualyo daré por la vida del mundo ... Si

no coméis la carne del Hijo del Hom-bre, y bebéis su sangre, no tenéis vidaen vosotros ... El que come mi carney bebe mi sangre, tiene vida eterna;y yo le resucitaré en el día postrero.El que come mi carne y bebe mi san-gre, en mí permanece, y yo en él.Como me envió el Padre viviente, yyo vivo por el Padre, asimismo el queme come, él también vivirá por mí»(Juan 6:51- 57).

¿Sabes lo que significa esto? Cristo,un ser vivo, alimenta a tu propio ser,infundiendo vida en ti en cada mo-mento, sosteniéndote interior y exte-riormente. ¡Oh, que el Espíritu Santose te revele! Solo esto te puede ha-cer fuerte para el servicio.

No es alimentar el intelecto de pen-samientos humanos sobre la doctri-na de Cristo. Esto no es el Pan deVida; esto es alimentarse de cáscarasy paja, pero no del grano de su Pala-bra. O si se quiere, es alimentarse detrigo crudo, no de harina.

No es la Biblia solo, o la iglesia sola,sino Cristo que hace todo ello perso-nal; y hay la misma diferencia entreuna carta, con Cristo en ella, o sinCristo en ella, como entre una cartarecogida por mí en la calle, cuyo au-tor no conozco, y la carta que recibode un amigo a quien amo. Hay unapersona detrás de la carta. Hay unaPersona tras cada página. Al leerla,¿se conmueve tu corazón?

Page 66: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

66 AGUAS VIVAS

El aguaEl aguaEl aguaEl aguaEl aguaVayamos al segundo versículo: «Be-bieron la misma bebida espiritual;porque bebían de la Roca espiritualque los seguía, y la roca era Cristo».El pueblo había llegado a Refidim,que era uno de los oasis del desiertode Arabia, un lugar en el que habíafuentes. Era un lugar de reposo. Ellosesperaban que hallarían agua comoera común, pero la corriente estabaseca, los árboles marchitos y tododesolado y muerto. Y por ello el pue-blo prorrumpió en un gran clamor.Reprocharon a Moisés y murmuraroncontra el Señor. Dijeron: «¿Está elSeñor entre nosotros o no?».

Y Dios, en vez de darles el castigo quemerecían, se acercó a ellos con amor,como siempre hacía. Le dijo a Moi-sés que llamara a los ancianos apar-te. Moisés llevó a estos hombres con-sigo a la fuente, y allí, ante la roca,con la columna de nube en su lugar,

Moisés con la vara dio contra la roca,y la abrió, y al instante manó de lahendidura un chorro de agua que seextendió por el terreno del oasis, has-ta que todos, con gritos de alegría,pudieron beber en abundancia.

Aquí vemos que el ganado y las per-sonas bebieron. Esta fuente no seagotó, pues siguió manando hastaque se formó una corriente durade-ra. Pablo dice: «Bebieron de la rocaque les seguía». Siguió manando, yfue siguiéndolos; y, aunque a vecesno podían hallarla sobre el suelo,podían cavar y la encontraban. Y asíhubo agua durante toda su trayecto-ria por el desierto, procedente de laapertura de la roca. Bebieron de laRoca que los seguía, y era la mismaroca espiritual – era Cristo.

El agua es uno de los símbolos de lascosas espirituales. Vemos esto en elGénesis, en la historia de la pobreAgar. Hallamos lo preciosa que era alagua, otra vez, durante el reino deAcab y la vida de Elías. Cristo habla ala mujer de Samaria del pozo de aguaque salta para vida eterna. Y Juanhabla de un río de agua clara comoel cristal que fluye del trono de Diosy del Cordero, y respecto al cual elEspíritu y la Esposa dicen: «Venid, yque cada cual beba de esta agua gra-tuitamente».

Para nosotros esto significa la pleni-tud de la salvación. Más especí-

La verdad más dulce ypura puede contaminar-se si no vives constante-mente en un Cristo pre-sente, y renuevas tu co-munión cada semana ycada día.

Page 67: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

67AGUAS VIVAS

ficamente, es la obra del Espíritu San-to.

El pan es el tipo de Jesús, y el agua eldel Espíritu. El Espíritu Santo es men-cionado bajo esta imagen del agua ensu gracia refrescante y renovadora.Fluyendo alrededor de nosotros en elocéano, por encima en la humedadque llena la atmósfera, y sin la cualno puede existir la vida, el agua esuno de los elementos vitales del uni-verso físico, y el símbolo vívido de Sugracia infinita e ilimitada. Nos hablatambién de que el Espíritu Santo esgratuito para todo el que le recibe.

Notemos, primero, que esta agua vie-ne de la roca hendida. La vara del le-gislador hendió la roca antes que sa-liera el agua. Y Dios tiene que herir asu Hijo antes del día de Pentecostésy el gozo del Espíritu Santo pueda al-canzar nuestros corazones. No soloempezó a manar el agua, sino quesiguió haciéndolo, y desde entoncesel Espíritu Santo ha estado en la igle-sia. Está aquí hoy. Es para nosotroshoy. No hay limitación en la plenitudde su bendición para los que quierenrecibirlo.

No solo siguió manando el agua dela roca, sino que fue por el desierto;había un cauce preparado para ella;y cuando no hubo cauce, fluyó pordebajo del suelo. Y lo mismo el Espí-ritu Santo no viaja en acueductos,sino por todas partes.

Estoy contento de saber lo que es tra-bajar, y Cristo lo sabía más aún. Nocreo que un hombre indolente pue-da gozar de la plenitud del gozo deSu gracia. Cristo anduvo por un ca-mino que recorrió todo lo que pasa-mos nosotros, de modo que estascorrientes fluyen por entre la vidacomún. Algunos pasáis horas de tri-bulación, trabajo, negocios, bajo unatremenda presión y monotonía. Noimporta mucho si tenéis provisióndivina, sí, y podéis tenerla para lamañana, la tarde y la noche, como siestuvierais en el servicio sagrado, osea, del culto.

No hay nada de que yo esté más agra-decido que de la suficiencia de Cristopara las doce horas del día y las docede la noche. Estoy seguro que habríadesfallecido hace mucho si no hubie-ra en él un refrigerio y deleite conti-nuo.

No creo que tengamos necesidad depasar hambre cuando tenemos unbanquete preparado en un palacio.Dios quiere ver que pones la manosobre las cosas más difíciles, y hallarque son fáciles por medio de Cristo.Esta agua viva es para el desierto, nopara momentos de eminencia glorio-sa. Va a ayudaros a vosotros, estu-diantes, despejando vuestra mente.Va a ayudaros a vosotras, mujeresatareadas en el hogar. El corazón deDios está con vosotras. Sabe la vida

Page 68: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

68 AGUAS VIVAS

que tenéis que vivir. Pero él irá convosotras por todas partes.

Esta es la clase de gracia de la quequeremos hablar a todo el mundo.

ConfConfConfConfConflicto y victorialicto y victorialicto y victorialicto y victorialicto y victoriaUna lección más todavía, y se tratadel conflicto con Amalec. Me alegrasaber que Dios no permite que ven-ga la batalla hasta que haya pan yagua. Si Amalec hubiera aparecidoantes de que cayera el maná o fueraabierta la roca, mucho me temo quese habría salido con la suya. Pero Dioste fortifica para la batalla llenando tuvida y tu corazón con su suficiencia.

En primer lugar, la batalla con Amalecrepresenta las tentaciones de la car-ne. Amalec era descendiente de Esaú,un hombre carnal. La raza de Amalecrepresenta lo que es animal en elhombre, pero no solo los apetitosburdos del animal, sino los deseos yambiciones de la carne, impuros ymundanales. Podemos tener gocesque tocan a la tierra, y con todo, es-tar arraigados en Dios, o podemostener estas cosas centradas del todoen la tierra.

Amalec venía de muy lejos; nadie lehabía provocado. Vino por cuentapropia, porque aborrecía este nuevocamino, y quería destruirlo antes quellegaran al Sinaí. Y ya sabéis dóndeva a empezar la campaña: quizá ca-mino de tu casa, sentado a tu mesa,o en alguna de las cosas que hagas

antes de la noche. Lo mismo Amalecvino para pelear con Israel. Y pareceestar aquí implicado que Amalec ven-drá hasta el fin, porque dice que Diosva a tener guerra con Amalec de ge-neración en generación.

Amalec no fue allí donde estaba lacolumna de fuego, sino que fue pordetrás, solapadamente. «...te salió alencuentro en el camino, y te desba-rató la retaguardia de todos los dé-biles que iban detrás de ti, cuando túestabas cansado y trabajado; y notuvo ningún temor de Dios» (Dt.25:18). De manera astuta, él vino ypeleó con los que estaban cansados.

Si estás adelante, en la vanguardia,no le verás. Pero si estás dudando yvacilando atrás, entrando en compro-misos con el mundo, y temes confiaren Dios con todo tu corazón, enton-ces vas a vértelas con él. No te que-des rezagado; vé siempre adelante.

Amalec es el tipo de los adversariosque vienen en el mundo a rodearnos,a veces con poder tremendo. Fácilsería mostrar esto volviendo atrás lashojas de tu vida. Amigo, ¿qué es loque más te ha hostigado? ¿No es lacarne? ¿Qué es lo que ha minado lafuerza de tu vida? Si pudiera hablarde los jóvenes que vienen a veces acontarme la historia de su naufragio,te dolería el corazón. Quizá fue unalectura impura, para gratificar susgustos carnales, quizá no muy burdaal principio; basta con las columnas

Page 69: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

69AGUAS VIVAS

sensacionalistas de algunos periódi-cos perversos; me da asco tan solo elleer sus titulares.

Es aquí donde empiezan las concu-piscencias de la carne. Pero siguenmás adelante. El mal tiene el poderde encantar a la gente; les arrastrahasta el punto que no pueden dete-nerse a pensar en las espantosas si-mas en que se están hundiendo.

Una de las hermanas más fuertes queconozco quería visitar a ciertas per-sonas. «Voy», me dijo, «para tratar dehacerlas buenas». Le advertí de algu-nos cristianos que habían ido hacíaun tiempo para convencer a ciertaspersonas de que estaban equivoca-das y fueron ellos mismos los quequedaron perdidos.

Amigos, eviten las primeras escara-muzas. Vendrán por la retaguardia,no por delante. Vienen en el teatro,en el baile, cada uno de ellos satura-do con el espíritu de la carne, brutaly animal. Cuando se gratifica el de-seo, se vuelve más difícil de satisfa-cer la próxima vez, y así va siguiendohasta que los placeres más burdos nopueden satisfacer su sed abominable,y así se hunde, corrompido, en lamuerte y la destrucción.

Amalec es el que destruye a nuestropueblo. Amalec está destrozando lavida de esta generación, como la des-truyó en las ciudades de las llanuras.E incluso escribiendo a los Efesios y a

los Colosenses, el apóstol Pablo, des-pués de hablar de los lugares celes-tiales en Cristo Jesús, advirtió en lostonos más solemnes que se abstuvie-ran de las concupiscencias de la car-ne, que pelea contra el alma.

Librándonos de la carneLibrándonos de la carneLibrándonos de la carneLibrándonos de la carneLibrándonos de la carneNo puedes librarte tú mismo de lacarne, esto es seguro. Si Josué hubie-ra ido solo a pelear contra Amalechabría sido derrotado. MientrasJosué dirigía, ¿qué estaba haciendoMoisés? En el monte, estaba levan-tando la mano al cielo, todo el día. Ycuando la lucha concluyó, él edificóun altar y lo llamó «Jehová-nissi:Jehová, mi bandera». Significaba quehabía alzado la mano y la vara todoel día como prueba de que Dios ha-bía peleado la batalla. Así, es la bata-lla del Señor, no la mía.

Israel tuvo que luchar con Amalecdurante cuarenta años, y entoncesDios se hizo cargo de la batalla e Is-rael entró. Creo que puedes ser libra-do de esta lucha con la carne. Porqueleemos que Dios va a borrar el recuer-do de Amalec de debajo del cielo.

Si pones la mirada en Jesús, no esta-rás temiendo constantemente caeren pecado. No quiero decir que seaspresuntuoso, y que no estás en peli-gro de caer. Toda persona está en estepeligro, a menos que permanezca enCristo.

Page 70: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

70 AGUAS VIVAS

«Gracias sean dadas a Dios, que nosda la victoria por medio de nuestroSeñor Jesucristo» (1a Cor. 15:57). Larazón por la que no obtienes la victo-ria es porque eres tú el que luchas.Pero basta con que cedas la lucha alSeñor, y verás que este pasaje es ver-dad: «Si sois guiados por el Espíritu,no estáis bajo la ley» (Gál. 5:18).

El Señor tendrá guerra con Amalec degeneración en generación, y cuandoéste venga, el Señor le vencerá. Qui-zás hay un Amalec en tu corazón conel que el Señor está luchando. El Se-ñor te ama tanto que quiere quitar elmal y dejarte libre. Cuando hay algoque se quema, seguro que no es oro;es madera o paja, y cuando el Señorpone su mano sobre ello, es porquees algo que no debería estar allí.

Traigamos a Amalec y su caterva allugar de su ejecución. Si hallas, a cau-sa de tus fracasos que hay algún lu-gar en que tiene poder, hazlo salir,como Samuel hizo con Agag, a la pre-sencia del Señor y decapítalo. Cuan-do Saúl estaba tratando con contem-placiones al rey cautivo, reservándo-lo para su triunfo, Samuel fue y lo eje-cutó. Samuel era tierno y dulce comouna madre, pero aquí había algo conlo que había que ser inexorable. Asíque si tienes algo, llévalo al Señor yentrégaselo.

«Jehová tendrá guerra con Amalec degeneración en generación». Este es-píritu de la carne es rebelde y no

quiere someterse a Dios. No se lepuede mejorar; ha de ser destruido.La enseñanza es que no puedes me-jorar la vieja naturaleza, así que hasde ponerla en manos de Dios.

Llénate de este pensamiento. No solopuedes orar pidiendo ayuda y mise-ricordia divina, sino que puedes le-vantarte y sentarte en lugares ce-lestiales con Jesucristo en el trono.Entonces, si tú estás con él, tu manoestá en el trono también. No es yapedir o rogar, sino ordenar en el nom-bre del Señor.

«He aquí os doy potestad para hollarserpientes y escorpiones, y sobre todafuerza del enemigo, y nada os daña-rá» (Luc. 10:19). Cuando Su amorentra a raudales, la carne tiene quesalir. Dios no quiere que luchemos asolas, sino que le tengamos a él y es-temos tan llenos de su vida que el malsea expulsado. Enciende la lámpara,y la oscuridad huye; trae luz, y se vapor sí misma. Este es un secreto sim-ple. No trates de expulsar la oscuri-dad, déjala sola, pero trae tú la luz yDios lo hará. Guarda tu corazón enCristo y a Cristo en tu corazón.

«Andad en el Espíritu, y no satisfa-gáis los deseos de la carne» (Gál.5:16). Mantente lleno de Jesús. En-dulza tu paladar con su gozo. Perma-nece en Cristo. Ten a Cristo en el tro-no, y deja que él pelee tus batallas.

Condensado de Símbolos Divinos, cap. 13.

Page 71: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

71AGUAS VIVAS

«…Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en elpartimiento del pan y en las oraciones» (Hechos 2:42).

VIDA CRISTIANA

Tipos de reunionesLecciones básicas sobre la vida cristiana práctica

Watchman Nee

En la lección anterior hemos analiza-do el principio de congregarse; aho-ra veremos su aspecto práctico. En laBiblia, podemos percibir cinco tiposdiferentes de reuniones – reunionesde evangelismo, del partimiento delpan, de oración, de ejercicio de losdones o reuniones de comunión, yreuniones del ministerio o de predi-cación. En el Nuevo Testamento, en-contramos ejemplos de todas ellas.Así, sabemos que en la época de losapóstoles había por lo menos estoscinco diferentes tipos de reuniones.

Hoy también la iglesia necesita tenertodas estas diversas reuniones paraser fortalecida delante de Dios. De-bemos aprender cómo reunirnos, afin de ayudar a que los hermanos yhermanas crezcan en el Señor.

ReunioneReunioneReunioneReunioneReuniones de es de es de es de es de evvvvvangelismangelismangelismangelismangelismoooooEste es el primer tipo de reunión enel libro de los Hechos, así como enlos evangelios. A juzgar por la histo-

ria de la iglesia primitiva, las reunio-nes de evangelismo fueron las másbásicas de todas las reuniones de laiglesia.

No fue sino hasta después que la igle-sia comenzó a declinar, en los siglosIII y IV, que las reuniones de evange-lio perdieron gradualmente su prio-ridad y las reuniones del ministerioasumieron el rol principal. La popu-laridad de oír sermones es un reflejode la condición debilitada de la igle-sia. En la iglesia primitiva, predicar elEvangelio en lugar de oír sermonesocupaba el primer lugar. La situacióninversa de hoy es una prueba del fra-caso de la iglesia. Para tener una igle-sia fuerte, la predicación del evange-lio debería ser restaurada a su posi-ción de preeminencia original.

Tan pronto como las personas llegana creer en el Señor, ellas inmediata-mente deberían empezar a ayudar enla predicación del Evangelio. No les

Page 72: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

72 AGUAS VIVAS

debe permitir desarrollar el hábito deoír sermones; en cambio, se les debeayudar a cultivar el hábito de servirpredicando el Evangelio.

Participar en el cuerpo

Es necesario alentar a todos los her-manos y hermanas a asistir a las re-uniones del Evangelio. Tales herma-nos y hermanas no deben pensar queya no necesitan asistir porque ya hansido salvos. Es cierto, son salvos, peroen las reuniones del Evangelio ellostienen un rol activo que cumplir. Noasisten pasivamente, sino que vienena trabajar. Nadie puede ser negligen-te en relación a las reuniones delEvangelio. La cuestión no reside en siconoces o no el Evangelio. De hecho,tú deberías conocer el contenido decada reunión. Pero deberías venir alas reuniones del Evangelio para po-der ayudar, teniendo así una partici-pación personal en ellas.

ReunioneReunioneReunioneReunioneReuniones del ps del ps del ps del ps del partartartartart imiento del pimiento del pimiento del pimiento del pimiento del panananananLa siguiente reunión en importanciaes la del partimiento del pan.

La mesa y la cena

En las Escrituras, la reunión para elpartimiento del pan tiene dos aspec-tos distintos. 1a Corintios 10 se refie-re a la mesa del Señor mientras 1 a

Corintios 11 apunta a la cena del Se-ñor. Queremos examinarlos en ordeninverso, partiendo de 1 a Corintios 11.

En la cena del Señor, el pan es el cuer-po de Cristo, aludiendo al cuerpo fí-sico del Señor. Al participar de estecuerpo que es dado para la remisiónde nuestros pecados, nosotros reci-bimos vida. El pensamiento básico dela cena del Señor es hacer memoriade Su persona. El significado de lacena reside en recordar cómo el Se-ñor derramó su sangre para quenuestros pecados pudiesen ser per-donados.

Pero 1a Corintios 10 toma otro aspec-to. El partimiento del pan es llamado«la mesa del Señor». «Siendo unosolo el pan, nosotros, con ser muchos,somos un cuerpo» (v. 17). En 1 a

Corintios 11 el pan es el cuerpo físicodel Señor; pero, en 1 a Corintios 10,el pan somos nosotros. Nosotros,siendo muchos, somos un pan. Enotras palabras, la mesa del Señorenfatiza la comunión o compañeris-mo de los hijos de Dios. El capítulo11 subraya la memoria del Señor,mientras que el capítulo 10 hace hin-capié en la comunión de los hijos deDios.

Por lo tanto, tenemos dos significa-dos. Uno es directo: nuestro enfoquese vuelve hacia el cielo, recordandoal Señor. Y el otro se centra en tenercomunión unos con otros – un pansobre la mesa. Todos tenemos parteen este pan; todos nosotros somos elpueblo de este único pan. Tú perte-neces a este pan; yo también. Tú has

Page 73: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

73AGUAS VIVAS

aceptado al Salvador, igual yo. Por lotanto, deberíamos tener compañeris-mo en el Señor. En el partimiento delpan, nosotros venimos ante el Señorpara tener comunión con él y con to-dos sus redimidos.

ReunioneReunioneReunioneReunioneReuniones de ors de ors de ors de ors de oraciónaciónaciónaciónaciónLa reunión de oración es también unencuentro importante. Cada tipo dereunión tiene sus rasgos particulares.El testimonio que Dios se ha propues-to mantener sobre la tierra se cum-plirá conjuntamente por la predica-ción del Evangelio, el partimiento delpan y la oración corporativa. Las re-uniones de oración pueden ser tantodifíciles como fáciles. Los creyentesnuevos necesitan aprender sobreeste tipo de reunión.

De acuerdo

Un requisito fundamental para quelos hermanos y hermanas oren jun-tos es estar unánimes. El Señor nosdice en Mateo 18 que debemos es-tar de acuerdo en la tierra. Antes ydurante el día de Pentecostés, losciento veinte creyentes oraron uná-nimes (Hech. 1.14-15). Por lo tanto,la primera condición de una reuniónde oración es ser de un solo corazóny una mente.

¿Cómo pueden reunirse las personaspara orar si cada cual tiene su propiamente? La palabra «acuerdo» deMateo es más pesada. El Señor pro-mete: «Si dos de vosotros se pusieren

de acuerdo en la tierra acerca decualquiera cosa que pidieren, les seráhecho» (v. 19). El vocablo original engriego se utiliza en música para de-notar la armonía. Si una persona estátocando sola, no hay problema. Perosi tres tocan juntos y uno de ellosdesafina, el resultado es discordia.

Asimismo, nuestras oraciones no de-berían desentonar. Si somos capacesde concordar el uno con el otro, Diosoirá lo que pidamos. Lo que atemosen la tierra será atado en los cielos, ylo que desatemos en la tierra queda-rá desatado en los cielos (ver Mateo18:18). La condición básica es la ar-monía. Por lo tanto, aprendamos aser armoniosos y no oremos cada unosegún su propio deseo.

ReunioneReunioneReunioneReunioneReuniones de ejers de ejers de ejers de ejers de ejercicio de los donecicio de los donecicio de los donecicio de los donecicio de los donesssssLos dones manifestados en cada igle-sia local son diferentes. En algunasiglesias locales, Dios puede dar pala-bra de revelación, así como dones deprofecía y de enseñanza; en otras, élpuede agregar el don de lenguas y deinterpretación de lenguas. En algunoslugares, él puede dar el don de ense-ñanza sin dar algún otro don milagro-so; o podría ser lo opuesto, donesmilagrosos sin el don de la palabra.

Nosotros no podemos dictar lo queDios hará en su iglesia. Pero lo que síconocemos es el principio de estetipo de reuniones: Él desea que sushijos ejerzan sus dones. Es evidente

Page 74: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

74 AGUAS VIVAS

que no podemos ejercitar los donesque no tenemos, pero sí podemosutilizar los dones que poseemos. Porlo tanto, ninguna iglesia local puedeimitar a otras iglesias locales en cuan-to al ejercicio de los dones. Cada unade ellas debe ejercer ante Dios losdones que tienen los hermanos y her-manas de la localidad. Lo que esta-mos describiendo aquí son las reunio-nes según el principio de 1 a Corintios14.

Una cosa deberían saber los nuevoscreyentes: no todos pueden interve-nir en las reuniones de ejercicio delos dones. Solo pueden hablar quie-nes han recibido dones. Nosotros noaprobamos el ministerio de un solohombre, ni el ministerio de todos loshombres. Dios juzga a ambos comoinapropiados. Solo aquel que ha sidodotado debe ministrar la palabra; notodo el mundo puede hablar.

¿Dónde reside la dificultad hoy? Elproblema es que los hermanos conministerio asumen que la reuniónestá abierta a la intervención de to-dos, cuando realmente ella lo estásolo para esos hermanos dotados enel ministerio, no a cada hermano yhermana. ¡Ellos son como bocas quese niegan a hablar, mientras espera-ban que hablen las manos, los pies ylos oídos! ¿Qué se puede esperar detal reunión, sino confusión? Por lotanto, todos los hermanos que estándotados deben abrir sus bocas en la

reunión. En cuanto a los demás, solodeberían hablar cuando tengan algovalioso que aportar.

ReunioneReunioneReunioneReunioneReuniones del ministerios del ministerios del ministerios del ministerios del ministerioEsta es la menor de todas las reunio-nes; aún así, es parte del orden esta-blecido por Dios y, por lo tanto, nodebe ser descuidada. A través de ta-les reuniones, podemos recibir el su-ministro de la palabra de Dios. Esposible que tengamos la oportunidadde oír la palabra cuando un obreronos visita o cuando algunos maestrosy profetas residan con nosotros. Nosugiero que esta no sea una reuniónimportante; simplemente digo que esla más simple.

Abrir los corazones

Al asistir a esas reuniones, espiritual-mente hablando, el primer requisitoes llevar el corazón abierto. Quienescucha con prejuicios nunca conse-guirá nada. Aquel cuyo corazón estácerrado no recibirá bendición deDios. Nadie debe sentarse allí paracriticar. Dios bendice al oyente, no alcrítico. A menudo digo que, si unmensaje es bien o mal entregado,esto depende la mitad del predicadory la mitad de la audiencia. Ningúnpredicador puede llevar a buen tér-mino una reunión si se enfrenta concorazones herméticos, mentes cerra-das y actitudes críticas.

Traducido de Spiritual Exercise.Chapter 17: «Various Meetings».

Christian Fellowship Publishers.

Page 75: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

75AGUAS VIVAS

Es tarea de los padres educar a loshijos. La educación requiere dedicartiempo, sacrificio y disciplina, entreotras cosas. Ser padre implica un pro-fundo compromiso consigo mismo yuna visión que alimente el esfuerzode una conducta coherente con laenseñanza entregada.

La conductLa conductLa conductLa conductLa conducta, centa, centa, centa, centa, centrrrrro de atencióno de atencióno de atencióno de atencióno de atenciónNuestra mayor preocupación comopadres, efectivamente, son nuestroshijos; especialmente su conducta,que es la parte visible de la manifes-tación del ser. Atendemos a ella des-de que nuestros hijos son pequeños.

Los primeros años tratamos de des-cifrarla ante la ausencia del lengua-je, y con el paso del tiempo, a travésde ella, conocemos cuánto hanaprendido. Es como un instrumentode medición que nos entregaindicadores en la delicada tarea deser padres.

Sin darnos cuenta, la conducta asu-me el centro de nuestro objetivo aeducar. Nosotros fijamos sus moda-les. Cuando un hijo pequeño regresadel colegio, le preguntamos: «¿Cómote portaste?». Según sea su compor-tamiento, le diremos: «Si te portasbien, te daremos esto», o «Si te por-tas mal, no te compraremos aquello».Al hijo adolescente, le advertimos:«Cuídate, pórtate bien...».

Frases como éstas descubren cuántonos centramos en la conducta. Por suparte, el medio que nos rodea tam-bién contribuye a esto cuando se pre-mia a los niños por buen comporta-miento. La premiación refuerza laconducta.

¿Por qué valoramos tanto la conduc-ta de un niño? Porque su comporta-miento nos habla de cuánto hainternalizado las normas y principiosque valoramos. Un padre descansa,o sufre, con la conducta de sus hijos.

Dichoso el hijo que, bajo la guía amorosa de sus padres,llega a reconocer su destino y la necesidad de un Sal-vador en todo lo que le acontezca.

FAMILIA

Marcelo Díaz P.

Padres: pastores de corazones

Page 76: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

76 AGUAS VIVAS

Los padres anhelamos que nuestroshijos ‘se porten bien’, y no nos cau-sen problemas; vale decir, que su con-ducta sea adaptativa al medio en elcual se desenvuelven.

La seguridad de pLa seguridad de pLa seguridad de pLa seguridad de pLa seguridad de pastorastorastorastorastorear elear elear elear elear elcorcorcorcorcorazónazónazónazónazónPero a nosotros, como padres cristia-nos, ¿nos interesa solo la conducta ennuestros hijos? ¿Será que educar solola conducta en un niño nos garantizafruto a largo plazo? ¿La conducta re-fleja necesariamente la vida interiordel ser humano?

La experiencia nos enseña que pode-mos encontrar personas con conduc-ta ejemplar y, no obstante, un cora-zón distanciado de los valores y prin-cipios que fomentamos. Tarde o tem-prano eso se manifiesta, quedandoen evidencia.

La conducta es el último eslabón deuna serie de constructos internos quela Biblia llama corazón, a lo cual Diosda suma importancia, porque de ellodepende todo lo demás.

Por lo tanto, podemos concluir cate-góricamente que la tarea de educarla conducta no necesariamente edu-ca el corazón; en cambio, educar elcorazón, sí garantiza un efecto tras-cendente en la conducta.

Esta máxima, que suena tan simple,debemos tenerla presente perma-nentemente toda vez que hacemos

la tarea de educar a los hijos, pues esun principio vital para la buena crian-za.

En resumen, podemos decir que unpadre debe pastorear el corazón desus hijos, porque solo así aseguraráconductas provechosas conducentesal bien.

El teEl teEl teEl teEl tesorsorsorsorsoro del coro del coro del coro del coro del corazónazónazónazónazónObservemos algunos pasajes de lasEscrituras que arrojan luz al respec-to. Estos versículos son una demos-tración de lo importante que es lavida interior de un hombre.

Jesús dijo: «El hombre bueno, delbuen tesoro de su corazón saca lo quees bueno; y el hombre malo, del maltesoro saca lo que es malo; porquede la abundancia del corazón hablasu boca» (Lc. 6:45).

«Porque de dentro, del corazón de loshombres, salen los malos pensamien-tos, los adulterios, las fornicaciones,los homicidios, los hurtos, las avari-cias, las maldades, el engaño, la las-civia, la envidia, la maledicencia, lasoberbia, la insensatez. Todas estasmaldades de dentro salen, y conta-minan al hombre» (Mr. 7:21).

Salomón recuerda las enseñanzas desus padres: «Sobre toda cosa guar-dada, guarda tu corazón; Porque deél mana la vida» (Pr. 4:23). «Y Jehovárespondió a Samuel: No mires a suparecer, ni a lo grande de su estatu-

Page 77: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

77AGUAS VIVAS

ra, porque yo lo desecho; porqueJehová no mira lo que mira el hom-bre; pues el hombre mira lo que estádelante de sus ojos, pero Jehová mirael corazón» (1 Sam. 16:7).

CuatCuatCuatCuatCuatrrrrro hijoso hijoso hijoso hijoso hijosVeamos algunos ejemplos. En unaoportunidad, el Señor enseñó unaparábola de un padre con dos hijos,a quienes él envía a trabajar a su viña.El primero manifestó una conductanegativa, pero al final, arrepentido,obedeció. Luego, el segundo manifes-tó una conducta activa, diciendo a supadre que obedecería a su mandato;sin embargo, no cumplió.

La enseñanza de la parábola es queel corazón manda la conducta. El hijoque hizo la voluntad del padre fue elque, en primera instancia, se negó,pero que luego su corazón arrepen-tido le impulsó a tener un comporta-

miento obediente, contrario al cora-zón indiferente de su hermano.

Otro ejemplo. En el libro de Génesisse relata la primera incursión del tra-bajo educativo de los padres sobre loshijos. Caín y Abel. Cuando éstos seacercaron a entregar sus ofrendas,Dios miró sus corazones más que suconducta oferente, pues dice el tex-to: «Y miró Jehová con agrado a Abely a su ofrenda; pero no miró conagrado a Caín y a la ofrenda suya»(Gn. 4:4-5).

¿No es natural esperar que siendocriaturas en formación tuviesen unaconducta errada? ¿Esperaba Diosperfección en su conducta? No. Porlo tanto, ¿dónde estaba el centro dela atención de Dios? En el corazón.

Dios le pregunta a Caín: «¿Por quéestás enfadado?». Luego sostieneque Caín no tiene una queja legítima,y le instruye como un padre a mejo-rar: «Si hicieres lo bueno, podrías le-vantar la cara, pero como no lo ha-ces, el pecado está esperando el mo-mento de dominarte. Sin embargo, túpuedes dominarlo a él» (Gén. 4:7,DHH). Dios conoce el corazón de Caín.El consejo de Dios es muy bueno:«Ten cuidado con el pecado y tomadominio de él. No dejes que el peca-do domine tu corazón». Sin embar-go, Caín no aceptó el consejo y se lle-nó de ira, la que luego saciaría dan-do muerte a su hermano.

Educar un corazón sano,dócil a Dios, nos darágarantía de fruto. Pro-gresivamente, veremoscomo la conducta seajustará a los dictáme-nes del corazón que hagustado de Cristo.

Page 78: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

78 AGUAS VIVAS

RieRieRieRieRiesgossgossgossgossgos¿Cuáles son los riesgos de centrar lacrianza en la conducta? Identificamospor lo menos tres tipos de conse-cuencia en el comportamiento de unhijo.

1. La rebelión de los hijos

Un hijo acumulará frustración, impo-tencia, rencor, amargura, cuando loque se espera de él son solo conduc-tas.

Estas emociones nacen frente a unadisciplina severa desprovista de unpastoreo del alma. Un hijo educadobajo este principio tendrá el fuerteimpulso a rebelarse a la primera oca-sión que su carácter lo permita.

2. La hipocresía religiosa

Al llegar a cierta edad, un hijo se can-sará de jugar el papel de niño bueno.El medio social comenzará a sugerircuestionamientos y tentaciones quele será difícil resistir; por lo tanto, suconducta se verá dañada por latrasgresión y, junto a esto, sentirá unreal compromiso de lealtad con susprogenitores a mantener pureza ensu conducta.

Entonces, la única salida a su alcanceserá la conducta hipócrita, es decir,vivir un doble estándar; por un lado,satisfacer los apetitos que no puederesistir y, por otro, cumplir la lealtadempeñada a sus padres.

3. La conducta legalista

Esta consiste en la aplicación de le-yes y reglamentos humanos paraobtener justificación por méritos; esdecir, criar hijos cuya conducta ‘ejem-plar’ se sostenga en base a la obser-vación de normas que le traen bien-estar justificatorio como recompen-sa, que más tarde se aplicará comomedida moral a los demás.

BeneBeneBeneBeneBeneficiosficiosficiosficiosficios¿Cuáles son los beneficios de pasto-rear el corazón de un hijo? Muchos,entre los cuales podemos mencionar:

Se fortalece la relación padres - hi-jos. Dado que la crianza es un cons-tante crecimiento, lo importante noestá en el resultado o conducta, sinoen la relación de las partes.

Al poner atención en la conducta, nosdeprimimos, puesto que muchas ve-ces nuestros hijos equivocarán el ca-mino y nosotros también. Pero siatendemos a la relación, nos llenare-mos de esperanza, dado que trascada posible error habrá la oportuni-dad de amar, creer y soñar. La rela-ción se fortalece; los hijos se motivan,se vuelve a creer, nace la fe.

Se establece un ambiente de confort.Un hijo que es objeto de un sano pas-toreo del alma, será resguardado detemores. Tendrá a quien acudir espe-cialmente en la angustia, cuandoaquejado por el dolor busque un

Page 79: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

79AGUAS VIVAS

alma tierna que lo consuele. El am-biente generado está enmarcado enel respeto mutuo, la confianza, la se-guridad que solo ofrece el amor. Nohay mayor placer para un padre queconfiar en un hijo; y no hay placermás grande para un hijo que confiaren su padre.

Se busca la voluntad de Dios. El almatiene un destino en Dios. Un hijo tie-ne propósito en Dios; por lo tanto,todo cuanto le acontezca tiene estafinalidad absoluta. Los éxitos y los fra-casos, las alegrías y las tristezas, es-tán incorporadas en un todo que tie-ne sentido cuando el ser se entrega aconocer a su Creador.

Un hijo tendrá la especial orientaciónpastoral de sus padres a reconocer sudestino y la necesidad de un Salva-dor en todo lo que le acontezca. Pe-dir socorro y recibir los recursos delcielo es la experiencia real de todoscuanto se acercan al Señor.

Los beneficios que trae pastorear elcorazón de los hijos están ligados conlas promesas del Señor. Educar uncorazón sano, dócil a Dios, nos dará

garantía de fruto. Progresivamente,veremos como la conducta se ajusta-rá a los dictámenes del corazón queha gustado de Cristo.

La Biblia nos habla del rey Davidcomo un hombre conforme al cora-zón de Dios. Esto le permitió agradara Dios con su conducta, que, aunqueno fue irreprensible, supo honrar asu Señor humillándose, reparandolos errores, enmendando el caminoy volviéndose a su Dios.

Por el contrario, Judas, discípulo deJesús, mantuvo una ‘buena conduc-ta’, que permitió obtener la confian-za en la administración de los recur-sos de los Doce. No obstante, su co-razón fue rebelde a la gracia divina, yamó la codicia, la cual le llevó a rom-per su lealtad al Señor, entregandocon un beso al amigo que le amaba.

Padres, lo más seguro es trabajar elcorazón. Pongamos el nuestro a pas-torear el corazón de nuestros hijos,porque de él mana la vida. «Enton-ces les daré pastores según mi cora-zón, que los apacienten con conoci-miento y con inteligencia» (Jer. 3:15).

Lo más grande para la humanidadEl 21 de junio de 1969, Neil Armstrong fue el primer hombre en pisar

el suelo lunar. En julio de 1971, después de pasar por la misma expe-riencia, el astronauta James Irwin dijo: «Lo más grande para la huma-nidad no es que el hombre haya caminado sobre la Luna, sino que Dioshaya caminado sobre la tierra en la persona de Jesucristo».

Tomado de la WEB

Page 80: Refugiados en Cristo - Para la proclamación del … · El reporte de la OMS del 7 de noviem-bre de 2014, señala que la cifra de muertes es de 4.960, y la de infecta-dos de 13.268

80 AGUAS VIVAS

Cartas de nuestros lectores

Toda bendición procede de Dios; por tanto, toda la gloria es para Dios.

AGUAS VIVASPara la proclamación del Evangelio y la edificación del Cuerpo de Cristo

Año 16 · N° 77 · Enero - Febrero - Marzo 2015.REDACCION: Rodrigo Abarca, Roberto Sáez, Marcelo Díaz, Gonzalo Sepúlveda, Álvaro Astete.

DISEÑO: Mario Contreras.

ReReReReRevistvistvistvistvistas en la webas en la webas en la webas en la webas en la webLa revista ha sido de mucha bendiciónpara el pueblo de Dios de habla hispana.Hace un tiempo fui invitado a exponer unpar de temas relacionados con Ciencia yFe a una iglesia denominacional en San-tiago, donde asistieron unos 1.400 herma-nos, principalmente jóvenes. Al conversarcon algunos de ellos, me comentaron quevisitaban la página web y bajaban artícu-los de la revista, además de leer otras te-máticas. Esto constituye un aliciente parael equipo que trabaja en ella.Ricardo Bravo (Chile).

AlabAlabAlabAlabAlabanzasanzasanzasanzasanzasSus alabanzas han sido de gran bendiciónpara nuestras vidas y para la iglesia. Suscoros los cantamos aquí y nos bendicenpor su mensaje cristocéntrico.José García Domínguez (México).

EEEEEstststststudio sobrudio sobrudio sobrudio sobrudio sobre Génee Génee Génee Génee GénesississississisGracias por el estudio de Génesis que en-contré en su sitio web. Génesis es un li-bro que muchas veces leí, entendiendo elconcepto histórico y los hechos, pero po-cas veces con la revelación del Espíritu. Meha permitido ver las riquezas que el cre-yente tiene a través de la gracia de Dios.Mauricio Rubio (México).

RecurRecurRecurRecurRecursos esos esos esos esos espirispirispirispirispiritttttualeualeualeualeualesssssEstoy maravillado y agradecido a nuestroPadre, por su página y por la riqueza queen ella se encuentra. Es una gran bendi-ción acceder a todos esos recursos espiri-tuales. Gracias a Dios por los mensajes enaudio, las revistas PDF y todas las series ylibros. Dios les bendiga.Alexis Safont (Cuba).

DDDDDeeeeevvvvvocionaleocionaleocionaleocionaleocionalesssssCon frecuencia visito el sitio de internet yestoy agradecido por la gracia que Diosderrama a través de su iglesia. Los devo-cionales me parecen llenos de gracia yrevelación. He tenido también oportuni-dad de conectarme en algunas ocasionesa las transmisiones de entrenamiento parajóvenes con el hermano Christian Chen, yme he llenado de gozo.Elías García (México).

Hermanos de LondrinaHermanos de LondrinaHermanos de LondrinaHermanos de LondrinaHermanos de LondrinaQuiero agradecerle de todo corazón elhecho de poner a disposición de todo elmundo, el disco de canciones cristianas delos hermanos en Londrina (Brasil). Sin en-tender portugués, pero siguiendo la letra,puedo confirmar que ha sido para mí unabendición conocerles.Albert Escuain (España).