200 parábolas para aprender

Download 200 Parábolas Para Aprender

Post on 03-Nov-2015

54 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Muy necesario para aprender.

TRANSCRIPT

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    1

    NO HAY QUE TEMER

    Tema estar solo, hasta que aprend a quererme a m mismo.

    Tema fracasar, hasta que me di cuenta que nicamente fracaso si no lo

    intento.

    Tema lo que la gente opinara de m, hasta que me di cuenta de que de todos

    modos opinaran de m.

    Tema me rechazaran, hasta que entend que deba tener fe en mi mismo y en

    Dios.

    Tema al dolor, hasta que aprend que ste es necesario para crecer.

    Tema a la verdad, hasta que descubr la fealdad de las mentiras.

    Tema a la muerte, hasta que aprend que no es el final, sino ms bien el

    comienzo.

    Tema al odio, hasta que me di cuenta que no es otra cosa ms que ignorancia.

    Tema al ridculo, hasta que aprend a rerme de mi mismo.

    Tema hacerme viejo, hasta que comprend que ganaba sabidura da a da.

    Tema al pasado, hasta que comprend que no poda herirme ms.

    Tema a la oscuridad, hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

    Tema al cambio, hasta que vi que an la mariposa ms hermosa necesitaba

    pasar por una metamorfosis antes de volar.

    Hagamos que nuestras vidas cada da tengan mas vida y si nos sentimos

    desfallecer no olvidemos que al final siempre hay algo ms.

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    2

    PROCURARE

    Procurar Seor, en mis momentos de angustia y amargura, recordar tu

    nombre Y alabarlo por ponerme a prueba.

    Procurar Seor, a la hora de pedirte, tener ms fe que el da anterior.

    Procurar Seor, al encontrarme en crisis, pedirte de la mejor forma la luz

    para encontrar la solucin.

    Procurar Seor, recordar que en el desaliento, T eres el consuelo y el

    impulso para seguir viviendo en medio de injusticias y sin sabores.

    Procurar Seor, la relacin en comunidad con mis semejantes.

    Procurar Seor, dar amor en vez de odio, ayudar y no hundir, tender la mano y

    no empujar.

    Procurar Seor, perdonar y no juzgar, la caridad y no la avaricia.

    Procurar Seor, la amistad a la enemistad, la unin y no la desunin.

    Procurar Seor, la paz y no la guerra.

    Procurar Seor, en los momentos ms controversiales, tener paciencia y

    esperanza.

    Procurar Seor, alentar a los dems y no desalentarlos.

    Procurar Seor, ser humilde como tu hijo y aceptar con fortaleza tu voluntad.

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    3

    HAGAMOS QUE NUESTRA ESPERA SEA CORRECTA....

    Primero esper crecer, quera ser grande, y no pude disfrutar de ser pequeo...

    despus espere el amor de mi vida, y cuando llego no me di cuenta de que ese

    era...

    Me aleje de Dios porque pens que el me haba olvidado, y no supe esperar las

    seales ,y que el estaba a mi lado ensendome el camino...

    hoy a ms de la mitad de mi vida, despert y me di cuenta, que a pesar de

    haber

    esperado sin saber que esperaba , solo Dios supo darme la paz y la tranquilidad

    y sobre todo hoy mi fe es tan grande que ya no espero porque se que todo llega

    a su debido momento, cuando Dios lo dispone, porque para El, su tiempo no es

    nuestro tiempo.

    Entonces s que vivo hoy y disfruto hoy, y cuando lleguen aquellas cosas que mi

    corazn desea, y solo Dios sabe dar, entonces voy a poder verlas y disfrutarlas

    sin dejarlas pasar esta vez...

    Nunca es tarde para abrir nuestros ojos...y nuestros odos a la dulce voz del

    Seor.

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    4

    EL VERDADERO AMOR

    Un sabio maestro se encontr frente a un grupo de jvenes que se declaraban

    en contra del matrimonio. Los muchachos argumentaban que el romanticismo

    constituye el verdadero sustento de las parejas y que es preferible acabar con

    la relacin cuando ste se apaga en lugar de entrar a la hueca monotona del

    matrimonio.

    El maestro les escuch con atencin y despus les relat un testimonio

    personal:

    - Mis padres vivieron 55 aos casados. Una maana mi mam bajaba las

    escaleras para prepararle a pap el desayuno cuando sufri un infarto y cay.

    Mi padre la alcanz, la levant como pudo y casi a rastras la subi a la

    camioneta. A toda velocidad, condujo hasta el hospital mientras su corazn se

    despedazaba en profunda agona. Cuando lleg, por desgracia, ella ya haba

    fallecido.

    Durante el sepelio, mi padre no habl, su mirada estaba perdida. Casi no llor.

    Esa noche sus hijos nos reunimos con l. En un ambiente de dolor y nostalgia

    recordamos hermosas ancdotas. l pidi a mi hermano telogo que dijera

    algunas reflexin sobre la muerte y la eternidad. Mi hermano comenz a hablar

    de la vida despus de la muerte. Mi padre escuchaba con gran atencin. De

    pronto pidi "llvenme al cementerio".

    - "Pap" respondimos "Son las 11 de la noche! No podemos ir al cementerio

    ahora!" Alz la voz y con una mirada vidriosa dijo: - "No discutan conmigo por

    favor, no discutan con el hombre que acaba de perder a la que fue su esposa

    por 55 aos".

    Se produjo un momento de respetuoso silencio. No discutimos ms. Fuimos al

    cementerio, pedimos permiso al velador y, con una linterna llegamos a la lpida.

    Mi padre la acarici, or y nos dijo a sus hijos que veamos la escena

    conmovidos:

    - "Fueron 55 buenos aos...saben?, Nadie puede hablar del amor verdadero si

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    5

    no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer as". Hizo una pausa y

    se limpi la cara.

    - "Ella y yo estuvimos juntos en todo. Alegras y penas. Cuando nacieron

    ustedes, cuando me echaron de mi trabajo, cuando ustedes enfermaban",

    continu "Siempre estuvimos juntos. Compartimos la alegra de ver a nuestros

    hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de seres

    queridos, rezamos juntos en la sala de espera de muchos hospitales, nos

    apoyamos en el dolor, nos abrazamos y perdonamos nuestras faltas... hijos,

    ahora se ha ido y estoy contento, saben por qu?, porque se fue antes que yo,

    no tuvo que vivir la agona y el dolor de enterrarme, de quedarse sola despus

    de mi partida. Ser yo quien pase por eso, y le doy gracias a Dios. La amo tanto

    que no me hubiera gustado que sufriera..."

    Cuando mi padre termin de hablar, mis hermanos y yo tenamos el rostro

    empapado de lgrimas. Lo abrazamos y l nos consol: - "Todo est bien hijos,

    podemos irnos a casa; ha sido un buen da".

    Esa noche entend lo que es el verdadero amor. Dista mucho del romanticismo y

    no tiene que ver con el erotismo. Ms bien es una comunin de corazones que es

    posible porque somos imagen de Dios. Es una alianza que va mucho mas all de

    los sentidos y es capaz de sufrir y negarse cualquier cosa por el otro."

    Cuando el maestro termin de hablar, los jvenes universitarios no pudieron

    debatirle. Ese tipo de amor les superaba en grande. Pero, aunque no tuviesen la

    valenta de aceptarlo de inmediato, podan presentir que estaban ante el amor

    verdadero. El maestro les haba dado la leccin mas importante de sus vidas.

    Autor desconocido. Adaptado por el Padre Jordi Rivero.

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    6

    SER HUMILDE

    Caminaba con mi padre cuando l se detuvo en una curva y despus de un

    pequeo silencio me pregunt:

    Adems del cantar de los pjaros, escuchas alguna cosa ms? Agudic mis

    odos y algunos segundos despus le respond: Estoy escuchando el ruido de una

    carreta.

    Eso es -dijo mi padre-. Es una carreta vaca.

    Pregunt a mi padre: Cmo sabes que es una carreta vaca, si an no la vemos?

    Entonces mi padre respondi: Es muy fcil saber cundo una carreta est vaca,

    por causa del ruido. Cuanto ms vaca la carreta, mayor es el ruido que hace.

    Me convert en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona hablando

    demasiado, interrumpiendo la conversacin de todos, siendo inoportuna o

    violenta, presumiendo de lo que tiene, sintindose prepotente y haciendo de

    menos a la gente, tengo la impresin de or la voz de mi padre diciendo:

    "Cuanto ms vaca la carreta, mayor es el ruido que hace"

    La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los dems

    descubrirlas. Y recuerden que existen personas tan pobres que lo nico que

    tienen es dinero. Y nadie est mas vaco que aquel que est lleno de s mismo.

    Annimo.

  • Edgardo Anichirico Tejada. Calle 35 5 54 Telfono 7823086. Montera. Celular 315 7491710.

    edante98@yahoo.com

    7

    COMO TEMPLAR EL ACERO

    Se cuenta la historia del herrero que, despus de una juventud llena de

    excesos, decidi entregar su alma a Dios. Durante muchos aos trabaj con

    ahnco, practic la caridad, pero, a pesar de toda su dedicacin, nada pereca

    andar bien en su vida, muy por el contrario sus problemas y sus deudas se

    acumulaban da a da.

    Una hermosa tarde, un amigo que lo visitaba, y que senta compasin por su

    situacin difcil, le coment: "Realmente es muy extrao que justamente

    despus de haber decidido volverte un hombre temeroso de Di